A Band Of Bitches nos dice que ‘El Rock N’ Roll no existe’

0

Foto: Gustavo Torres

En algún rincón de Polanco, me encontré con Ushka: frontman, vocalista o líder supremo de la secta extraterrestre A Band Of Bitches, quien amablemente aceptó contestar algunas preguntas para Pólvora y, por si fuera poco, me invitó a beber una sustancia verde, pegajosa de brillo nuclear, asqueroso aroma y peor sabor en su humilde, pero temporal morada.

UN POCO DE HISTORIA…

1991: un intento de Golpe de Estado hace inminente la disolución de la Unión Soviética. Tras el fracaso, Mijaíl Gorbachov renuncia como presidente. En el edificio donde operaba, se encontró una bóveda y varios documentos/fotografías clasificados. Años más tarde Julian Assange, entre uno de los miles de cables que fueron puestos al descubierto, deja salir al aire datos impactantes donde se habla de una sociedad secreta llamada A Band Of Bitches (A.B.O.B) que pretende tomar el control del orden mundial.

Hace cuatro años (en 2012) se publicó la exacta ubicación de su base: al fondo y a la derecha de México. Sin nada que perder, acorralados por los mejores investigadores, decidieron entregarse por cuenta propia en forma de rockstars con el disco The Pre End of The World Soundtrack.

La ya no tan secreta sociedad A.B.O.B presentó en 2014 la primera parte de Chingadazos Musicales, seguida del Vol. 2, estrenada en fechas recientes por todas las plataformas digitales que puedas imaginar. El sencillo “Bailando Con El Diablo” y su antagonista (o anti-sencillo, como ellos le llaman) “La Marcha De Las Putas” fueron las piezas encargadas de promocionar el disco.

EL INTERROGATORIO…

La entrevista inició sobre una mesa llena de armas y artefactos nunca antes vistos en mi vida junto a la cocina, donde algunos gritos de groupie (la cena de cada día, según Ushka) alcanzaban a colarse por las paredes.

–¿De qué te disfrazaste el Halloween? ¿Saliste a pedir dulces?

Pues andaba en Madrid y Bilbao. Por allá me disfracé del turista mexicano bien pedísimo que se pone a mentarle la madre a todos.

–Hablemos de Chingadazos Musicales vol. 2 ¿Por qué mezclar ahora el funk, pop, balkan y heavy, cuando les funcionó tan bien lo norteño y cumbianchero?

Realmente nunca componemos pensando en lo que saldrá, a veces resulta cumbia, otras tropical, rock, etcétera y si son rolas buenas no se deben excluir. El proyecto es una cuestión de experimentación, cosas que teníamos curiosidad por hacer y que en proyectos anteriores no tenían cabida. Ya después veremos si seguimos tirando balazos al aire o adoptamos algo propio.

–Pero “El Diablo Güero” se cuece aparte. Esa la armaron para la película Desierto de Jonás Cuarón. ¿Cómo se construye algo tan importante como un soundtrack que es, literalmente, el alma del filme?

¡Exacto! Pero no te creas, todo se fue acomodando porque ni tuvimos tiempo. Primero nos eligieron por el estilo musical. Después me llamó Victoria Kühne un lunes en la noche para iniciar desde cero. El martes les presenté una canción de banda sinaloense que ya tenía. Les encantó. Grabamos, dirigí a la banda mientras escribía la letra y veía fragmentos de la película. El miércoles fue de mezcla, jueves de master y viernes de estreno en la radio. Fue un trabajo impresionante de todos.

band-of-bitches-1

– ¿Sus “Chingadazos musicales” llevan una línea o son cosas que construyeron el camino, algo al azar?

Sí, lo fuimos haciendo. Todo empezó porque tocamos dos años seguidos el mismo disco, necesitábamos cosas nuevas. Yo nada más tenía cinco piezas y me daba hueva grabar un elepé completo, nos hubiera tomado un año entero. Además, el formato actual exige puros sencillos, es una tendencia a la que decidí añadirme, pero me pareció ridículo sacar una sola canción. Al final hicimos un paquetito donde anexamos canciones más artísticas como una balkanica (Somos A Band Of Bitches) que le dan valor agregado, pero que jamás serian sencillo.

– ¿Esas últimas que mencionas son a lo que ustedes llaman anti-sencillo?

Eso mismo. Le llamamos así porque es una de esas piezas que nunca van a salir en la radio, en la tele. En “La Marcha de las putas”, por ejemplo yo estaba enhuevado porque me gusta mucho y le hicimos un vídeo. Me dijeron que nada más gastaríamos dinero porque nunca figuraría, pero me valió verga.

– Pero siendo muy sinceros ¿Por qué la gente debe escucharlos? ¿Qué ofrecen que no tenga Nortec, Plastilina Mosh o DLD?

No sé, lo tienen que descubrir ellos. Es que resulta difícil platicar qué tan bien metes los goles. Es más fácil que te centren el balón y te pongan en la cancha. Yo creo que somos una banda sin prejuicios que le vale mucha madre hacer lo necesario para divertirse.

LA DOMINACIÓN DEL MUNDO…

A medida que los gritos en la cocina incrementaban y las ganas de salir de ahí por miedo a ser cocinado después de la entrevista, fue necesario hablar sobre la lentitud de sus planes para conquistar el mundo. ¿Será que tanto restaurante, bar, cantina, congal, teibol y moteles han obstaculizado su metra principal?

–Recuerdo que los primeros planes para colarse con el mundo eran ser una banda de rock “porque cualquier pendejo tiene una banda de rock”.

Sí, ja ja ja (risa malvada).

–Siguiendo esa línea: parece que ahora cualquiera puede ser presidente. ¿Alguno de sus integrantes el Donald Trump y todo esto converge en el malévolo plan de conquistar el mundo?

Jajaja. No, yo tengo una teoría: En el mundo hay una agenda desde hace muchas décadas. No importa a quien pongan o no porque se tiene cumplir. Todo esto es como los aviones: el piloto va ahí para que la gente vaya tranquila porque puede despegar y aterrizar solo. Es una cara que le ponen al protocolo. No tengo nada en contra o a favor de aquel señor, es como en México, tampoco tengo nada a favor o en contra de su representante (EPN).

a-band-of-bitches

-¿Qué nos depara el futuro?

El tercer chingadazo está prácticamente hecho. Hay una rola con Victoria kühne y otra con El Gran Silencio. Se está planificando también un Ep de puras canciones norteñas, cumbieras. A lo mejor algunas colaboraciones con los mejores expositores.

– ¿La norteña y cumbia se puede catalogar como rock? ¿Qué es el rock?

El rock es una actitud perdida. El rock ya no existe. Siento que lo institucionalizaron tan cabrón que ya no sorprende, perdió esa característica. Yo ya lo veo simplemente como música.

Por otro lado, lo norteño jamás será rock. Para mí, que soy del norte, ese género algo cultural. Yo lo veo como una pieza tremenda de museo, como el castillo de Chapultepec. Es algo que disfruto mucho tenga o no tenga complejidad musical, pero sí un trasfondo cabrón.  Yo creo que nuestra responsabilidad es llevar el rock el norteño y la cumbia al siguiente paso o fusionarlo.

– ¿Hay que perderle el miedo a otros géneros?

Todo está con madre. Tener miedo y odio es privarse de aprender más.

Coméntanos

Share.

About Author

Gustavo Azem

No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito. Periodista de oficio y profesión. Hijo de Dios.

Leave A Reply