Entrevista: MARÍA RODÉS

0

Por Conejo del Albedrío / @_ManuelTV

María Rodés es una compositora y cantante española que se desarrolla en los géneros indie y folk. ya que con una guitarra clásica logra crear temas que tiene una atmósfera mágica. un tanto melancólica y hasta onírica en ocasiones, (no es coincidencia que uno de sus materiales haga referencia a los sueños).

Con una formación musical que la ha acompañado desde un inicio y un gusto por la experimentación, Rodés ha publicado tres materiales discográficos, “Una Forma de Hablar” (2010), “Sueño Triangular” (2012) y “María Canta Copla” (2014); este último siendo presentado e México actualmente, del cual se desprende el sencillo “Que Nadie Sepa mi Sufrir”.

“María Canta Copla” se trata de un registro en el que Rodés rinde tributo a antiguas canciones españolas clásicas de ese país, donde 1 de estos 10 temas destaca por méritos propios, pues “Que Nadie Sepa mi Sufrir” se trata de un vals peruano, que junto al tema “Ojalá que te vaya bonito”, han estado presentes en la vida de María Rodés y les rinde tributo de una manera magistral.

Para saber los detalles de estas canciones, así como para conocer los detalles de su carrera, que es bastante interesante, Pólvora tuvo una amena plática con María Rodés, los resultados a continuación.

Para alguien que nunca ha escuchado tu música ¿Cómo podrías definir el concepto musical de María Rodés?

Es un estilo de canción bastante íntimo, personal; que sugiere un mundo a veces onírico, unas veces misterioso, otras menos, esa sería la definición de mi música.

Uno de tus temas fue elegido para una película de María Ripoll. ¿Cómo se da esta colaboración y por qué fue elegida “Desorden”?

La persona que hacía la banda sonora había trabajado conmigo anteriormente y le gustaba mi trabajo, él era el director y pensó que esa canción quedaba bien en ese momento de la película, me lo propuso, lo hablamos y listo. Además de esto, colaboré en el soundtrack original de la película al prestar mi voz en algunos temas que fueron grabados en inglés.

Hace poco acabas de presentar “Que nadie sepa mi sufrir” un tema que originalmente es bastante festivo ¿Cómo lograr darle ese twist y hacerla totalmente tuya? Es una versión magistralmente ejecutada.

Este tema forma parte del nuevo material que estamos presentando en México, es un recopilatorio de antiguas canciones españolas y esta es la única que no lo es; se trata más bien de un vals peruano, es por ellos que hemos decidido presentar esta canción primero, pues es la que tiene más vínculo con el mundo latinoamericano. Me gustó mucho la canción original, su melodía, la letra, la historia detrás de y así se logró la adaptación.

Otro de los temas que has versionado es “Ojalá que te vaya bonito”, tema completamente latino y de la autoría de José Alfredo Jiménez, uno de los grandes exponentes de la música vernácula mexicana y después interpretada por Chavela Vargas, ¿De qué manera se logra esta conexión con este lado del mundo?

La versioné con la idea de que iba a presentar el disco en México, entonces es como una  aproximación que hago al folklore del país. La verdad es que la música ranchera es un estilo musical que siempre me ha acompañado, sobretodo en momentos trágicos como lo es el desamor, escuchaba mis discos de Chavela Vargas en esos instantes. Es hacer algo parecido como con “Que nadie sepa mi sufrir”, una entrada al público mexicano.

Escucha el cover de María Rodés a “Que Nadie Sepa Mi Sufrir” aquí.

Última pregunta en cuestión de las versiones ¿Qué tema has escuchado y te habría gustado formar parte del trabajo creativo? Sin importar la época, supongamos que pudieras viajar en el tiempo, llegar al ensayo de tal músico y decirle “Agrega este instrumento”, “Cambia el tempo”, o algo así.

Es una muy buena pregunta, la verdad es que nunca me la había planteado. No me ha tocado escuchar una canción y querer modificarla. No sé, creo que las canciones son como han de ser de alguna forma. Ahora no se me ocurre, pero debería pensar en ello un poco.
Justamente hace poco trabajé haciendo una adaptación para una película de Nacho García Velilla llamada “Villaviciosa de al lado”, donde trabajo con una canción española antigua, donde la producción es muy 60’s pero muy hortera. Es lo que pasó con mi disco de las coplas, hay canciones preciosas que están enterradas en un tipo de producción que no las favorece, de repente cuando salvas la melodía, la letra, la sacas de ese contexto a veces tan recargado y tan solemne te das cuenta de que debajo hay una gran canción, aunque la producción la pudo haber arruinado al final de cierta forma *risas*

Entre tus músicos favoritos se encuentran Radiohead, Pixies, Pink Floyd, por mencionar algunos ¿Existe algún tema tuyo en el que podamos escuchar la influencia de estas bandas?

Las influencias siempre están, sólo que a veces no son muy evidentes. Todo lo que escuchas acabas siendo una influencia, incluso hasta lo que no te gusta. Siempre intento justamente no intentar parecerme a nada, aunque a veces sin querer terminas pareciéndote a otras cosas; intento no hacerlo, que no se note.

Haciendo alusión a tu EP “Creo que no soy yo” ¿Por qué María Rodés cree que no es María Rodés?

Todo el EP es casi un EP de parodia de un momento de mi vida en el que siento que estoy haciendo muchas cosas distintas y justo estoy en un proceso interno de búsqueda y estoy analizándome  mucho y llega un momento en el que puedo ser tantas cosas p.e, de un lado estás haciendo una canción para una película, del otro adaptando una canción vieja española, puedes estar haciendo teatro en otro sitio y de repente te das cuenta de que tienes tantas caras que no sabes quién eres, es preguntarte “¿Ahora mismo quién soy yo?” y de ahí viene la broma del nombre del disco. Un proceso de búsqueda entre todo esto, para encontrar lo más auténtico, qué es la esencia.

Comparando “Una forma de Hablar” y “Sueño Triangular” ¿Estamos ante un álbum más experimental que el anterior? Personalmente se percibe un crecimiento grandísimo en la experimentación, precisamente. ¿Qué es lo que hace diferente a estos discos? ¿Qué cambió en la fórmula?

Yo creo que en “Sueño Triangular” hay un trabajo más de instigación a nivel sonoro, puede ser debido a que en ese momento yo hice un master de Arte Sonoro y estaba justo enfocado en el sonido, texturas; yo creo que se vio un poco plasmado esto en el disco y en ese momento estaba muy obsesionada con escribir mis sueños, estuve dos años estudiando mis sueños, el mundo onírico es muy extraño, muy loco y también quería reflejar esa locura y no forma o forma abstracta de los sueños en mi música.

Pregunta casi obligada ¿Cuál es el motivo de ese nombre a tu segundo disco? “Sueño Triangular” te da mucho que pensar. ¿Hay algún origen de este título?

El título viene de un texto de Pezoa, donde se describe un sueño, pero usando adjetivos propios de temperaturas, colores, describe el sueño pero usando adjetivos que nunca se usarían para describir un sueño, como decir si hace frío o hace calor, son cosas que en un sueño no sabes en un principio. Me gustó el texto, Pezoa siempre me ha gustado también, el disco lo grabamos solamente entre tres personas y me pareció que encajaba bastante con el concepto del disco.

Tomando en cuenta el nombre de una de tus canciones, si se te permitiera hacer lo que tú quisieras, (independientemente de ser legal o no) ¿Qué haría María Rodés?

No sé, me gustaría darle la vuelta al mundo, me dedicaría a viajar toda la vida. Toda la zona asiática me interesa mucho.

Contando con dos materiales discográficos ¿Cuál sería la canción estandarte de María Rodés?

Tal vez sería “Una forma de hablar”, fue una  de las primeras canciones que hice y tiene que ver precisamente con una forma de hablar, que es un poco de lo que define mi música, que es una forma concreta de decir las cosas, de cantarlas en este caso y quizá sería bastante una canción icónica de mi repertorio.

Coméntanos

Share.

About Author

Conejo del Albedrio

Músico de notas graves que diseña escuchando a #Dethklok.

Leave A Reply