Lucha del Mes: Noviembre

0

En diciembre, WWE nos dejó una tremenda lucha de 5 vs. 5 en Survivor Series y una contendiente a Lucha del Año en DIY (Gargano & Ciampa) vs. The Revival, sin embargo este mes le perteneció al bebé luchístico de Robert Rodríguez.

Lucha Underground está que arde: la construcción de rivalidades y personajes de los primeros episodios de la tercera temporada, ya han comenzado a dar frutos y como resultado, cada episodio que vimos en noviembre fue inolvidable. Dante Fox y Killshot se enfrentaron en una auténtica guerra que bien podría ser la mejor lucha mano a mano del 2016 en todo Lucha Underground y luego en el último episodio del mes, Pentagón Dark se lució enfrentando una por una a la Tríada de Black Lotus, sucumbiendo finalmente ante Hitokiri, en una lucha que nos dejó con la boca abierta debido a la habilidad luchística de la asiática. Estas dos contiendas fueron maravillosas, pero nuestra lucha del mes fue aquella que elevó la varra, que rompió esquemas e hizo historia.

Mejor Lucha de Diciembre: Aztec Warfare III

Podemos decir que Aztec Warfare es el ‘Royal Rumble’ de Lucha Underground: una batalla real, dos luchadores inician y cada cierto periodo de tiempo se les une alguien más, sin embargo, aquí la eliminación ocurre por cuenta de 3 o rendición, aumentando así la agresividad de la contienda. Y de hecho, con todo respeto, el Royal Rumble no le llega ni a los talones a un Aztec Warfare.

Durante esta tercera edición de Aztec Warfare, la novedad es que The Monster Matanza Cueto no solo es el primer luchador en entrar, sino que pone el Campeonato de Lucha Underground en juego… es decir, el ganador de esta batalla real sería el campeón de la empresa.

El segundo luchador en entrar es el odiado Johnny Mundo, seguido de Son of Havoc y Jeremiah Crane: todos haciendo equipo para aplacar momentáneamente al despiadado monstruo. Pronto se integra a la batalla Pentagón Dark y haciendo gala de su lema, lo primero que hace es patearle la cabeza a Matanza.

Hay suplexes, vuelos, rompecuellos y todo lo hermoso de la lucha libre.  Las cosas se ponen calientes, pues Rey Mysterio es el siguiente en entrar, enfocando rápidamente sus ataques en un debilitado Matanza. Pronto Johnny Mundo es acompañado por sus amigos del Worldwide Underground: PJ Black y Jack Evans, y entre los tres se encargan de dominar la contienda, incluso eliminando a Son of Havoc. Pero ahora entra la horma de sus zapatos: Sexy Star. La narrativa aquí es que el Worldwide Underground ha sido una molestia para Sexy durante toda la tercera temporada, teniendo que defender su Campeonato del Gift of the Gods ante sus miembros, hasta finalmente perderlo frente a Mundo (con trampa por supuesto).

Entra Ricky Mandel y Pentagón Dark lo elimina en un santiamén, preparándolo para romperle el brazo (otra vez), pero de la nada aparecen cuatro mujeres asiáticas, Black Lotus una de ellas, para destrozar al Cero Miedo y Johnny Mundo simplemente lo cubre para su eliminación. Ésta es la venganza de Black Lotus por lo que Pentagón le hizo en Ultima Lucha Dos sin razón alguna. Nada, ninguna historia se desperdicia en Lucha Underground: todo lo que suceda dentro o fuera del ring va a tener consecuencia en el show, es por ello que ésta es una de las mejores empresas del mundo.

Hay alegría en El Templo porque Mascarita Sagrada es el siguiente participante… pero Matanza lo elimina inmediatamente. La lucha también tiene comedia gracias a Famous B quien al entrar a la lucha, intenta reclutar a Rey Mysterio, pero éste lo despecha con el 619. Otro fan-favorite entra en la forma de The Mack, quien hace gala de su agilidad para volar por los aires y derribar a los odiados del Worldwide Underground. Mientras tanto, Joey Ryan saca unas esposas y se queda junto al barandal de la entrada para así evitar que alguien lo ataque, pero para su mala suerte, el siguiente en entrar es el temido Mil Muertes, quien le parte toda la cara en un instante.

Hay un hermoso momento que los fanáticos hemos esperado: un careo entre Matanza y Mil Muertes. Estos dos se comienzan a destrozar mutuamente fuera del ring y el campeón termina comiéndose varias sillas. Kobra Moon y Drago son los últimos en entrar pero no duran mucho en la lucha. Matanza comienza a crear caos de nuevo, pero en esta ocasión todos los gladiadores le propinan sus respectivos finishers, terminando con Rey Mysterio quien se encarga de eliminarlo. Por primera vez en el programa, El Mounstro Matanza Cueto ha sido derrotado y el público enloquede, Matt Striker grita en el micrófono ‘Holy Shit’ y Dario Cueto está incrédulo. Matanza pierde la cordura y ataque a Rey, al referee y hasta empuja a su hermano. El daño está hecho y después de la paliza, Johnny Mundo cubre a Mysterio para eliminarlo.

A pesar de que PJ Black y Evans ya fueron eliminados, ambos regresan para ayudar a Mundo y echarle montón a Sexy Star, quien parece será eliminada muy pronto, pero ante el asombro de todos, les cae del cielo el mismísimo Angélico. Hay un orgasmo masivo en el público que se incrementa cuando Sexy cubre a un indefenso Mundo. Ya solo quedán Mil Muertes, Sexy Star y The Mack en la contienda, pero éste es despachado por Muertes, dejando a su amiga sola ante el dominante ex-campeón.

Lo siguiente minutos son la razón por la que amamos la lucha libre. Mil Muertes es un mastodonte, uno de los luchadores más temibles del mundo y frente a él, un símbolo femenil, una mujer que ha superado todo obstáculo para estar en esta posición pero que lamentablemente no tiene el físico para competir con su oponente… todo depende de su corazón. Mil Muertes introduce sillas y mesas al ring, pero con el público de su lado, Sexy Star le da un DDT sobre la silla; Vampiro grita ‘ve por todo, ve por todo!‘ y la guerrera le da 4 brutales sillazos en la cabeza a su oponente pero todavía no es suficiente para la victoria.

Mil Muertes coloca a su rival frente a una mesa en el esquinero para darle un Reaper’s Trident (una lanza), Sexy se aparta e intenta la victoria con un roll-up, pero ni toda la energía del público es suficiente para mantener en la lona 3 segundos a la espalda de Muertes, quien tambaleante se para y le da un golpe de knockout. Mil Muertes sirve otra mesa en el ring y se sube junto a su indefensa oponente al esquinero para darle un Súper Flatliner... pero el respetable ruge: el respetable le da toda su energía a Sexy Star y ésta responde, empuja a Mil Muertes para que caiga sobre la mesa. El público está de pie, Matt Striker está al borde de las lágrimas y todos en casa están gritando. Sexy Star vuela y cae sobre Mil Muertes con una lanza zacateca... 1, 2, y 3. Sexy Star no solo es la Campeona de Lucha Underground. Sexy Star es la primera mujer en la historia de la lucha libre en ganar el Campeonato principal de una empresa de lucha libre con programa semanal de televisión.

Aztec Warfare III fue una obra maestra de narrativa: sirvió para continuar, crear y darle fin de manera efectiva a varias rivalidades: Crane vs. Mariposa, Pentagon Dark vs La Black Lotus Triad, Mack y Sexy Star vs Worldwide Underground, Drago vs. Kobra Moon y Matanza vs. Rey Mysterio.

Cada participante, cada llave y cada momento especial de esta lucha se escribió por algo y todo eventualmente dio frutos. Pero pocos podíamos imaginar que esta luchadora enmascarada que había sido presentada ante nosotros en el primer episodio de Lucha Underground iba a llegar a tener un camino tan increíble: desde el principio tuvo el valor de encarar a cualquier hombre que se le puso enfrente, apostó su máscara frente a Super Fly, derrotó a Pentagón Jr. en una lucha de rendición, fue secuestrada y torturada por Marty Martinez y Mariposa, solo para obtener venganza en la que sigue siendo la Mejor Lucha del 2016, obtuvo el Campeonato de Gift of the Gods en Ultima Lucha Dos, defendiéndolo contra toda probabilidad y finalmente llegó al Aztec Warfare y superó a otros 20 luchadores en una batalla de stamina, fuerza y corazón, para finalmente ser Campeona de Lucha Underground. Este momento no se construyó en un solo episodio, fue gestándose a lo largo de tres largas temporadas para culminar en un histórico momento que debería ser recordado por todo fanático de la lucha libre y que además servirá como inspiración para cualquier mujer a la que han rebajado, a la que le han prohibido cumplir sus sueños, sirviendo así como motor de cambio en esta industria que por décadas ha estado estancada en este aspecto: discriminando a las mujeres y poniéndolas solo como un aspecto a olvidar de los carteles. Sexy Star es el símbolo de que sí se puede: con los escritores y con la ideología correcta, la lucha libre femenil puede ser la mejor del mundo.

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply