Oathbreaker – Rheia

0

Por Ant / Eyescream All Access

Hasta hace unos años, Oathbreaker no dejaba de ser una banda de bajo perfil con gran potencial para reinventar un género híbrido que fluye entre el black metal, hardcore y blackgaze, pero fue hasta su tercera entrega de larga duración en la que tomaron el estandarte para convertirse en una de las bandas más prometedoras; con su sonido intenso y agresivo mezclado con una delicadeza poética y atmosférica que refleja la evolución musical en comparación con el trabajo hecho en Eros|Anteros y Mælstrøm, y que hace de su sucesor uno de los mejores discos del año hasta ahora y el más representativo de su discografía.

Rheia es una obra majestuosa que mantiene en sincronía el arte del disco a cargo de Maanlander, la impecable producción de Jack Shirley, quien ha trabajado con bandas como Deafheaven, Frameworks y Loma Prieta, y la música por cuenta de Caro, Ivo, Gilles y Lennart.

| Obtén una copia de Rheia |

Todo inicia con “10:56” y el hermoso cántico de Caro Tanghe creciendo en diversos rangos vocales poéticos y sombríos a lo largo de dos minutos y once segundos acompañada de una fantasmal melodía que se ve interrumpida por la furia ensordecedora de “Second Son Of R”, siendo ambas el primer sencillo arrojado de éste álbum.

La explosión continúa con “Being Able To Feel Nothing” y sus poderosos blast beats que son acompañadas en el fondo con una voz desgarradora y sentimental junto con riffs melódicos que chocan contra un rompeolas que lleva la calma a “Stay Here / Accroche-Moi”, una canción acústica que quiebra su paz poco a poco dando paso a “Needles In Your Skin” y que hace recordar el contraste armónico que impulsaron sus compañeros de disquera Deafheaven en su sonido y la distintiva producción de Jack Shirley que convierte a Rheia en algo convencional.

A pesar de esto, el disco no deja de ser sobresaliente. La voz de Caro Tanghe es una pieza fundamental en la instrumentación melódica que hace de este álbum un monstruo musical y lírico que podemos ver reflejado también en su segundo sencillo “Immortals”, un balancín de rangos vocales y desgarradores gritos que poco a poco se transforma en un pasaje poético y ambiental que culmina con una intensidad sentimental impresionante.

De igual forma, la triada de “I’m Sorry This Is”, “Where I Live” y “Where I Leave” hacen una transición emocional que arrastra al oyente a la misma angustia lírica que expresa la música de Oathbreaker y con fuertes golpes que irrumpen en la paz instrumental de sus pasajes depresivos.

Al final de este vaivén musical de casi una hora, aparece “Begeerte”, el último track repleto de siniestros y angelicales coros que acompañan un hipnotizante beat que se desvanece en la oscuridad dejándote a la deriva con una ansiedad por querer seguir este emotivo viaje sonoro.

Sin duda alguna Oathbreaker ha dado un importante salto creativo en su carrera con Rheia, su  pieza maestra que les está abriendo las puertas en una escena que poco a poco se va saturando con imitaciones sonoras. Un disco altamente recomendable.

oathbreaker-rheia

8.0 La voz de Caro Tanghe luce mejor que nunca
  • 8
  • User Ratings (0 Votes) 0
Share.

About Author

Equipo Polvoroso

El equipo más explosivo del site

Leave A Reply