Resultados de WWE Live en Ciudad de México

0

Con la exposición de ser transmitida en Fox Sports, la afluencia de nuevos luchadores, la división de marcas y la mejora de historias en tiempo reciente, la WWE ha agarrado un nuevo aire en México y por lo tanto ya se esperaba con ansias el regreso de sus superestrellas en estas tierras.

Para esta velada, la compañía de lucha libre trajo a lo mejor de la marca Raw para regalarnos un tremendo cartel en la Arena Ciudad de México, en el que estuvieron en juego tres campeonatos. A continuación todas las ocurrencias de esta grandiosa noche:

The New Day (Big E & Xavier Woods) derrotaron a Sheamus & Cesaro, The Club (Luke Gallows & Carl Anderson) y Enzo Amore & Colin Cassidy para retener el Campeonato en Parejas de Raw

Para comenzar la velada tuvimos una fantástica lucha, muy rápida y fluida en donde la gran estrella (como siempre) fue Cesaro, quien tenía al público comiendo de su mano con su variedad de impresionantes movidas. Todos los participantes tuvieron momentos de brillar y fueron recibidos de manera muy cálida por el público, que en todas las entradas no dejaron de gritar y aplaudir.

The Club se encargó de hacer enojar al público con sus constantes interferencias a movidas populares, Big Cass y Enzo hicieron poco pero suficiente para generar cánticos por toda Arena Ciudad de México. Para el final, Xavier Woods se encargó de despachar a la mayoría de sus oponentes con una movida aérea y dejar el campo libre para que BIg E obtuviera la cuenta de 3.

Neville derrotó a Bo Dallas

Una lucha entretenida en la que Neville nos hizo recordar por qué era tan querido hace un año. Hoy ya en el olvido (gracias a los torpes escritores), Neville recibió el cariño del público y puso en muestra sus habilidades atléticas ante un Bo Dallas que hizo un buen trabajo actuando como cobarde, obteniendo así la ofensiva hasta que finalmente fue noqueado por Neville y subsecuentemente derrotado con la siempre espectacular Red Arrow.

Big Show derrotó a Bo Dallas

Tras su derrota, Bo hace berrinche y reta a cualquier luchador que tenga las ‘agallas’ de enfrentarlo. Y sorpresivamente sale el Big Show ante una gran ovación del público para despachar rápidamente a Bo con un Chokeslam.

Bayley y Alicia Fox derrotaron a Emma y Dana Brooke

Otra grata sorpresa fue ver a Emma de vuelta en los cuadriláteros pateando trasero como debe ser y también fue muy agradabe ver la gran recepción que tuvo por parte del público mexicano que durante la contienda estuvo coreando su nombre.

La lucha fue un tanto genérica: Bayley inicia fuerte, luego Alicia Fox obtiene el relevo y procede a ser dominada por las rudas, hasta finalmente devolverle el relevo a Bayley, quien se encarga de limpiar casa y obtener la victoria con un Bayley-to-Belly.

Seth Rollins derrotó a Chris Jericho

Desde las entradas hasta que Rollins se retiró de escena, toda esta experiencia fue un deleite. Primero salió Jericho ante una enorme ovación y por supuesto que procedió a dar un impecable promo en el cuál nos describió como ‘estúpidos idiotas’, amenazó de ponernos en La Lista, dijo que cuando él luchó en México, todo apestaba y finalmente nos regaló ‘el Regalo de Jericho’ (Drink it iiiiiin, man!). La metalera música de Seth Rollins sonó y el público enloqueció, ya algunos calientes por los insultos de Jericho, volcaron sus energías a Rollins, quien comenzó a dirigir al público para insultar a su oponente, y así comenzaron los famosos cantos de ‘Eeeeh P%#o’ hacia Jericho, quien fúrico exclamaba ‘No soy p%$o!’, cosa que evidentemente solo alentaba más de estos cantos.

Lo que vimos aquí fue una clase maestra de como manejar al público, de como generar una masiva respuesta ya sea positiva o negativa para así aumentar la calidad de la lucha. Chris Jericho es uno de los mejores luchadores de todos los tiempos y solo tardó unos segundos para provocar el odio del respetable, cosa que aprovechó de manera impecable Rollins, tomando ventaja de los cánticos de ‘P%&o’ y usándolo como herramienta de interacción con el público durante toda la lucha. Cada vez que tomaba impulso para darle un golpe a su oponente, Rollins hacia la señal con las manos para que el público hiciera el tradicional grito.

El final llegó cuando Rollins se zafó de The Walls of Jericho y contrarresto un ataque aéreo de Jericho en un Pedigree para la cuenta de 3. Sin embargo, da igual quien haya ganado, todo el público se llevó grandísimas memorias de este tremendo espectáculo. Jericho y Rollins aquí ejemplificaron qué es la lucha libre y por qué la amamos tanto. No importan los problemas amorosos, el estrés del trabajo o cosas personales, todo eso se olvidó durante 15 minutos para gritarle ‘P%&o’ a un hombre y esa, sí, esa es la magia de la WWE.

Brock Lesnar c/Paul Heyman derrotó a Rusev c/Lana

Lana salió primero para insultar al público e introducir a su esposo, Rusev. Una de las ovaciones de la noche fue para la entrada de Brock Lesnar y su manejador, Paul Heyman quien presentó de manera fatástica a su cliente. El público estuvo alternando entre cánticos de ‘Goldberg’  y ‘Suplex City’ hacia Brock, quien por cierto, esta noche luchó por primera vez en la Ciudad de México. Como se esperaba, la contienda fue corta, con Rusev obteniendo un poco de ofensiva a base de patadas y golpes, pero eventualmente se comió cuatro suplexes alemanes y un F5 para la cuenta de 3.

Sasha Banks derrotó a Charlotte para retener el Campeonato Femenil de Raw

La lucha fue después de un breve intermedio de 15 minutos, pero eso no es pretexto para la paupérrima y decepcionante demostración de estas dos, sobre todo de la campeona Sasha. Una lucha corta, sin intensidad, sin pasión en la que uno podría esperar que Sasha Banks, gran fanática de Eddie Guerrero, hubiera ejecutado alguna maniobra de su ídolo como tributo por estar luchando en su tierra y para calentar al público, que en verdad necesitaba algo así para despertar tras el intermedio… sin embargo, Sasha puso en evidencia sus defectos como luchadora y no tuvo ni la más remota idea de como ganarse al público. A pesar de ser ruda, Charlotte tuvo un poco más de apoyo que su rival y supo manejar un poquito mejor al respetable. No hay mucho más de que hablar, ésta fue la única lucha mala de la velada.

Sami Zayn, Sin Cara y The Golden Truth (R-Truth & Goldust) derrotaron a The Shining Stars (Primo & Epico), Curtis Axel y Titus O’Neil

Gran reacción para todos los técnicos, sobretodo para Sami Zayn quien fue acompañado por los tradicionales cantos de Ole, Ole. Los rudos a pesar de su poca popularidad, lograron obtener reacciones variadas del público gracias a sus marrullerías.

El momento más cómico nos lo dio Goldust cuando le dio un Atomic Drop a todos sus rivales en secuencia, y ya que andaba ahí, casi también le da uno al referee, pero sus compañeros entraron rápidamente para detenerlo; dicha secuencia cómica se llevó una enorme carcajada del público.

En general, la lucha fue divertida y ayudó a despertar al público tras la decepción de Sasha vs. Charlotte. El final llegó con Sin Cara sacando de circulación a varios rivales con movidas aéreas y Sami Zayn usando el Helluva Kick para la victoria.

Roman Reigns derrotó a Kevin Owens para retener el Campeonatos Estados Unidos WWE

Tras su entrada, Kevin Owens inmediatamente comenzó a insultar al público, pero no fue suficiente para callar los gritos de apoyo hacia su persona. Luego Roman Reigns hizo su entrada y es claro que el odio trasciende culturas: tremendo abucheo el que se llevó el samoano, aunque también tuvo mucho apoyo de las féminas, quienes también gritaban con todo su ser para apoyar a su macho.

Fue una de las luchas más entretenidas de la noche debido al odio que despierta Roman ante la mayor parte de los fanáticos, y aunque tenga defectos, eso es lo que lo hace una superestrella tan importante para la compañía. Con ganas de abuchearlo y deseando su derrota, el público estuvo metido con todo, siguiendo todas y cada una de las llaves con hambre de ver al samoano perder.

Owens hizo un gran trabajo de cargar la lucha en sus hombros, manteniendo el dominio durante la mayor parte de la lucha, sin embargo las típicas movidas de Roman fueron suficiente para derrotarlo. Como siempre, la ofensiva de Reigns consistió en lazos, golpes genéricos, Superman Punch y la lanza para la cuenta de 3.

Conclusión

Éste es uno de los mejores eventos de WWE Live México en reciente memoria.  A diferencia de shows pasados en la Ciudad de México, en esta ocasión sentí un cambio en el público, mucha más apertura, mucha más positividad y ganas de recibir a los luchadores de la WWE. No importa la poca popularidad de una superestrella, pues los mexicanos nos encargamos de abuchear o vitorear con toda energía para mejorar la experiencia. Curtis Axel recibió cánticos de Axelmania, Bo Dallas fue abucheado con pasión y hasta Dana Brooke recibió bastante odio.

La entrada fue muy buena, y aunque no hubo lleno total, había muy pocos espacios vacíos. Todo ésto no es casualidad: el flujo de talento que ha llegado a la compañía y un booking más estable ha permitido que la gente disfruté con mayor pasión este magnífico producto y como resultado, la entrega del público mexicano fue total. 

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply