Somos Joliette con una o mil personas

0

El aniversario de The Gang se acerca y anunciaron que la banda principal que nos pondrá a rockear es Joliette, tal vez les suene o no, así que de la mano con los integrantes y la enciclopedia polvorosa  del rock independiente conozcamos más a la banda. Joliette es una banda originaria de Puebla que se formó en el 2011 y tocan post-todo, pero ¿qué es post-todo?

Fernando Obregón (voz y guitarra), Juan Pablo Castillo (guitarra) y Gabriel Mendoza (batería) no consideran tocar un género llamado post-todo, “simplemente es una especia de chiste local que inventamos para evitar encasillarnos. No es porque nosotros hagamos música vanguardista que no encaje en un género. Preferimos decir que tocamos post-todo. Habrá gente que diga ‘qué ridículos’ pero prefiero eso  a que se vayan con la etiqueta de que tocamos post-harcore. Fue un chiste que duró mucho y llegó más lejos de lo que pensamos.” Llegó tan lejos que comentaron que hay países donde ya los presentan como una banda de post-todo.

Esto les ha abierto puertas y permitido que salten de escena a escena para compartir escenario con bandas de harcore, punk y metal porque su música tiene características de todos estos géneros.

En el 2014 hicieron una gira de cuatro años y fue considerada la más larga. Su plan, era hacer todo México y Estados Unidos, “fue una experiencia increíble, nos enseñó mucho de México, de lo que hacemos, quienes somos. Lo que prometió ser el viaje de nuestras vidas, terminó siendo una prueba de aguante.” Fernando contó que pasaron por momentos muy estresantes como el hecho de que su camioneta Van se descompusiera haciendo que toda la agenda se moviera. Esos momentos donde lo más fácil que los integrantes podían hacer era cancelar todo y regresar a sus casas, pero prefirieron aguantar aunque los llevaran al extremo.

Este tour les dio la experiencia necesaria para al año siguiente se aventuraran de nuevo, pero en esta ocasión no sólo tocando en México, sino en cuba, Europa y Canadá. “Con la experiencia del tour supimos manejar lo que vino al siguiente año y el 2016. Fueron 4 meses con 75 fechas agendadas, al final tocamos 54 y en Europa tocamos en  65 días, 53 shows. Fue un tiempo más productivo porque ya habían aprendido a hacer las cosas de manera más eficaz.” Eso no quiere decir que Joliette ya sea una banda experta en tours pues comentan que aún se dan golpes en la cabeza; tour que hacen, tour que aprenden algo.

Peor experiencia: Fue la Van porque se descompuso, ya la íbamos a dar por muerta porque estuvo a punto de desvielarse, la dejamos a que la arreglaran, rentamos un auto para hacer unas fechas, regresamos por la van que todavía no estaba, tuvimos que quedarnos más tiempo, nos la dieron y a unos kilómetros, volvió a fallar y tuvimos que regresarla. Le teníamos que invertir dinero y cancelar shows. Fueron 25 días de incertidumbre total, estábamos en California. Ese momento fue donde todos nos preguntamos ¿realmente valdrá la pena? Ahorita que te lo cuento decimos, no estaba tan loco, pero en el tour… las expectativas eran conquistar el mundo. Y ver que la vida no era tan fácil como lo habíamos planeado fue el parte aguas para decidir si queríamos seguir en esto.

Mejor experiencia: Tocar en Tel Aviv, es una que está en el top 5. Fue algo increíble porque de entrada nunca nos cayó el 20 de que íbamos a ir a Israel hasta que estábamos ahí, fue un ¿qué estamos haciendo aquí? Pero fue la locura porque la gente realmente iba a vernos, nos estaba esperando y se sabían las canciones, bueno, las washawasheaban. Fue uno de los mejores show que hemos tenido. También la vez que visitamos Londres porque fue una ida muy espontanea. Cuba porque es ir a otro mundo. El simple hecho de ir en la carretera con tus mejores  amigos, tocando, llegar a otro país para dar un show e ir viendo los paisajes. Eso es un extra porque igual vas a dormir bien o mal, emborracharte o ir a baños horribles pero eso ya lo sabes. Hay veces que recuerdas más el lugar o las experiencias que el show.

Lo más punk: En Londres robar un bote de basura. Con los que nos estábamos quedamos es una casa donde viven 9 personas y sobreviven de tomar la comida que el supermercado de la esquina tira a la basura. Comida con 1 día de caducidad o que se reventó 1 huevo de la canasta y ya no la pueden vender, tiran toda. La bolsa se rompió, la etiqueta del vino se raspó y esas cosas que ya no pueden vender, las tiras. Y el argumento de ellos es muy bueno, es comida completamente comestible y es una tontería que se desperdicie. Entonces se meten en la noche, súper chido porque ya saben cómo abrir la reja. Vaciamos todo el bote, buscamos comida y estuvo bien chido.

Joliette es una banda que recuerda los show mediante las personas que conocieron o lo lugares, pues ya en la noche cenan, toman una cerveza y platican con personas que tal vez nunca hubieran conocido pues viven en una realidad distinta y el único hilo conductor es la música del grupo. “Y se escucha gracioso pero luego vamos en carretera platicando y recordando los show y decimos: la vez de tal lugar ¿dónde fue? Ah pues donde estaba el fulano de lentes o te acuerdas del bato que se reía horrible o el borracho que se cayó.”

Todos tenemos un sueño y tratamos de luchar para seguirlo pero no todo es tan romántico como se lee y los chicos lo saben. Cuando crearon la banda, soñaban con esos momentos que acaban de leer, aunque ellos mismos dicen que no sabían en la que se estaban metiendo. “Lo veo y al momento de platicarte todo esto veo que tan realizado estoy y lo que me falta por recorrer. Pero no es cualquier cosa, no ha costado y nadie te cuenta que tan difícil puede ser llegar a ese sueño. Veíamos videos de bandas y decíamos ‘qué padre’ pero el video duraba 15 minutos y fue lo que viste de un mes. No es una tortura, todo lo hacemos por gusto pero no es tan fácil como lo ves. Esta generación es la que se está atreviendo.”

Joliette ha estado en el Vive Latino, Knot Fest México y The Fest. Ahora se acerca el segundo aniversario de The Gang (4 de febrero)  y ellos son la banda principal, a pesar de eso, los chicos dicen que es un show más pero explican que no quiere decir que no le den importancia, simplemente se mantienen más honestos con ellos mismos, “enfrente de mil, 3 mil, tres o una personas vamos a dar el mismo show, no dejamos de ser Joliette, hay shows que pesan pero antes de subirnos al escenario nos ponemos en la mentalidad de somos Joliette y venimos a hacer lo que saber hacer, tocar”. Obviamente están emocionados por estar en el Caradura, tanto porque llevan rato sin tocar y porque The Gang los haya considerado a la altura de su segundo aniversario.

Después de tantas experiencias, ¿cómo mantener los pies en la tierra?

“Es que hemos tenido la oportunidad de tocar en Guadalajara, a nivel de piso, había tanta gente que nos empujaban y no podíamos tocar, sonó horrible pero lo disfrutamos porque fue de esos show que siempre quisimos, con gente volando. Al siguiente día tocamos en Tepic con 10 personas, regresamos a Guadalajara con una idea y cero personas. Es así, un día estamos en un escenario grande, al otro en uno chico; un día estás en Polonia y a nadie le importa, al otro estás en España y te están esperando. Esos contrastes son los que te enseñan a que lo principal es seguir tocando”.

Coméntanos

Share.

About Author

Rocio Vargas

Toda adicción es mala. Periodista adicta a la cultura, las calaveras, las muñecas, cervezas artesanales, tatuajes y a las malas películas de terror.

Leave A Reply