Harley Quinn: 23 años de amor, obsesión y locura

0

“Crazy Little Thing Called Love. This thing called love I just can’t handle it. This thing called love I must get round to it. I ain’t ready. Crazy little thing called love”. Queen

Han pasado 23 años desde que la psiquiatra Harleen Quinzel, se enamoró hasta la locura del Joker en el Asilo Arkham, en una de las mejores historias del Hombre Murciélago: Mad Love, ganadora de un premio Eisner y un Harvey en 1994, la cual narra el origen de Harley Quinn desde su enfermiza relación con el némesis de Batman. Publicada originalmente en febrero de 1994 escrita por Paul Dini y dibujada por el legendario Bruce Timm (Animated Series).

El origen de Harley Quinn dista mucho del que le han dado en otras ocasiones y al igual que fue “Batman: Año Uno” en su momento para Batman, ha marcado el camino a seguir para el personaje desde entonces. Retomando la estética de la serie animada, Mad Love fue el primer cómic donde Dini y Timm trabajaron juntos, cada página es una extensión impresa de la serie, con un trabajo gráfico excepcional.

El nombre completo de la historia es: The Batman Adventures: Mad Love. Psychotic, mass-murdering clowns and the women who loves them (“Payasos psicóticos y asesinos en masa y las mujeres que los aman”(. Con ese contúndente subtítulo se pueden dar una idea de lo que nos espera sin perder la capacidad de asombro, la historia gráfica sobre el adictivo amor entre Harley y su “Pudín”.

Así Paul Dini y Bruce Timm construyeron una historia profunda con pocos elementos, tanto en cantidad de palabras en el guion como en estilo visual sobre la relación entre tres personajes, cómo balancean sus necesidades mutuas y cuánto se necesitan entre ellos: Harley necesita al Joker, el Joker necesita a Batman y de una manera muy retorcida, Batman necesita al Joker. Tormentoso y psicótico para dar sentido a su vida.

En el universo DC, no hay historia, más clara, retorcida y agridulce que la de Harley Quinn. Vemos como, la ambiciosa psiquiatra pasa de ser una mujer, profesional y segura de sí misma, que no teme en usar sus encantos femeninos para lograr sus objetivos, ya sea, una calificación, su título universitario o un empleo, a una adicta a la personalidad tóxica del Joker.

Ese cambio de personalidad es explorado a detalle por la genialidad de dibujo de Timm. Uno simpatiza con ella, la entiende y sufre cuando el Joker no la toma en cuenta o no la incluye en sus planes o cuando Batman ataca a su objeto de deseo, ella se enfurece y salta para defender al hombre al que es adicta, aunque sea un payaso psicótico y manipulador.

El comportamiento de Quinzel se ajusta a todas las etapas del perfil psicológico de una adicción, negación, baja autoestima, modificación de la realidad y codependencia, se manifiestan de diversas formas a lo largo de la trama. En ese sentido, las emociones y sentimientos de Harley florecen en el lápiz de Timm. Sus expresiones faciales hablan antes de que uno pueda leer el texto, que termina por complementar la escena. Como cuando Joker abre las puertas gritando el nombre de Harley. La imagen de Harley es la de un niño en problemas y representa el dominio psicológico total del Joker, que tiene sobre ella.

Harley no entiende por qué Batman es la obsesión de Joker, ese dolor, ese quiebre es el que al final permite a Harley la captura de Batman. Se niega a aceptar que este hombre se interponga entre ella y su amor.

Una relación abusiva, violenta, claramente enfermiza. No romántica, donde podemos ver en ella los riesgos de las relaciones tóxicas y sus consecuencias, si nos enamoramos de la persona equivocada. Violencia psicológica y relaciones masoquistas son las características que se muestran en Mad Love, estilizadas por diálogos divertidos e ingeniosos, arte impresionante con un lenguaje corporal explicito lleno de humor. Paul Dini y Bruce Timm crearon un trabajo impresionante, con personajes que definieron generaciones de lectores.

DC México la publicó el año pasado, con prólogo de Paul Dini, epilogo de Bruce Timm y una reproducción de los bocetos originales, en pasta blanda con barniz UV, ampliamente recomendable para quien solo conoce la pésima versión de los nuevos 52, en la cual está basada Escuadrón Suicida.

Para concluir, se trata de una obra fundamental para quienes hace veintitrés años disfrutamos con la mítica serie animada del Caballero Nocturno. Si se consideran seguidores del hombre murciélago es una excelente oportunidad para acercarse a la que aún es para muchos una de sus mejores versiones.

Coméntanos

Share.

About Author

Roger Muñoz

Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Leave A Reply