La noche de Ace Frehley (Pabellón Cuervo)

0

Fotos Álvaro García / MonterreyRock
Texto André Dulché

Hace muchos años un niño de nombre Paul creía venir del espacio, de su planeta llamado Jendell. Más tarde ese niño entendió que era una fantasía, bueno, no del todo y menos años después. Ya de joven, el buen Paul fue a una audición y aunque el lugar como guitarrista ya tenía nombre llegó con total seguridad que le arrebató el puesto, la única condición fue cambiarse el nombre, ya había otro con el mismo, así que se auto bautizó como Ace…Ace Frehley.

La leyenda se forjó, escribió varias de las mejores canciones de KISS que hasta el día de hoy siguen tocando aún sin su presencia; el Spaceman no es sólo un guitarrista del espacio, le pertenece a todos.

Después de muchos años y con su disco Original Vol.1 bajo el brazo, por fin vino a México con su proyecto solista, fueron varias visitas del cuarteto del show más ardiente del mundo pero nada de Ace, hasta el 11 de marzo del 2017.

El lugar fue el Pabellón del Palacio de los Deportes, ahora y gracias a los billetes Pabellón Cuervo así que la llegada era en auto o metro Velódromo, donde la mayoría de veces te atacan los ‘te sobran o te faltan’ pero no fue así, esta noche no. Los revendedores llegaban casi hasta el lugar de encuentro de la Kiss Army y también, los puestos de parafernalia escasos, muchos de ellos reciclando playeras del show anterior de KISS porque ‘total, ya vendrán otra vez’.

Ya dentro el ambiente era claro: fans de la banda y de Ace de hueso colorado, los pocos que no sabían qué verían acabarían en éxtasis, el setlist fue infalible, nadie se pudo resistir. No sucumbieron a la reventa, el lugar con una gran entrada y de taquilla en su gran, gran mayoría.

Ocho treinta de la noche y un anuncio sobre el guitarrista que iniciara con la ‘hottest band of the world’ sobre ese escenario lleno de amplificadores y sin decir agua va, “Rip It Out” y “Toys”. ‘¿Qué pasa ‘Mexico City’?’ decía quien alguna vez se pintara de plateado antes de “Parasite”, uno de sus hits creados con Kiss hace varios ayeres.

‘Me encanta estar aquí, es la última noche de nuestro tour de Sudamérica’, ajustó su saco de rayas y recetó “Snowblind”. Pero realmente cuando la gente se desbordó fue con ese riff clásico, potente y que anuncia éxtasis sexual…“Love Gun” en voz de su baterista Scott Coogan.

‘Wow, realmente ustedes saben rockear’ decía el hombre que fuera clave para la reunión de 1996 para seguirse con “Rocket Ride”. El despliegue de sus demás músicos es el valor agregado, él no es alguien que hable mucho, él lo hace tocando y el ‘ole ole’ se escuchaba mientras tomaban aire para “Rock Soldiers”, todo esto mientras en la guitarra, Richie Scarlet, el hombre de cabellera oscura hacia un buen performance.

El solo del bajo por parte de Chris Wyse; un jam que incluyó un poco de Iron Maiden, Helloween y Black Sabbath y que terminó raspando las cuerdas en el atril, el mismo rubio fue quien cantó “Strange Ways”.

Al ritmo de la batería, los puños y un ‘uh, uh,uh’ inició el cover a Hello, “New York Groove”. Aquí Spaceman sacó una guitarra luminosa de tono plateado, los viejos tiempos no se olvidan.

‘Esta canción es dedicada a Eric Carr, The Fox del disco Trouble Walkin’, “2 Young 2 Die” en un despliegue de hard rock cantada por Richie Scarlet. De lo mejor de la noche ya que se arrancaba “Shock Me”, del Love Gun del 77 donde al final la guitarra modificada para sacar humo espacial hacía acto de aparición y terminando con un buen solo de Ace.

Más años setentas, tiempo de un buen brebaje adultera sentidos con “Cold Gin”. El infaltable ‘los amo’ para salir del escenario y sólo era cuestión de un minuto para poner a todos afónicos con “Detroit Rock City” y “Deuce”.

La deuda estaba saldada y de la mejor forma, no traerá fuego, batería voladora ni pantallas gigantes, es un show de verdadero hard rock tocando canciones que él creó en algún punto de su vida, el hombre del espacio bajó a México por unas horas.

Share.

About Author

Leave A Reply

%d bloggers like this: