NINE INCH NAILS – The Downward Spiral

0

Terminas de escuchar este disco y sólo puedes hacerte estas preguntas: ¿Qué pretende reflejar Trent Reznor? ¿Sus obsesiones? ¿Sus peores pesadillas? ¿Es por eso que flota y da vueltas por un el aire sumido en una especie de trance?

Luego está aquella letra retorcida y situada justo entre la herejía y la pornografía (“I wanna fuck you like an animal…”) digna de provocar que más de un incauto se santigüe. Es como si casi pudiésemos ver cómo por dónde camina Reznor las flores se marchitaran, que duerme entre calaveras y despeja su mente alimentando a una docena de cuervos; aunque siempre al final queda la duda de que en esas canciones y aquellos retratos que las adornan, lo que realmente se encuentra reflejado no es otra cosa que sus propios miedos, una suma interminable de miedos convertidos en un disco.

Sólo un corazón atormentado podría en una tarde triste derramar su sangre sobre papel para así imprimir una de las líneas más hermosas en la historia de la música: “And you could have it all, my empire of dirt”, palabras provenientes del último tema del disco que ahora nos acontece en este madejo virtual de letras; mismo tema que según cuenta un rumor, cuando Reznor escuchó por primera vez lo que Johnny Cash había hecho con su canción, este quedó tan conmovido que rompió en llanto.

The Downward Spiral es, si bien cabe señalarlo, un disco de cambios, en el que han pasado demasiadas cosas en el universo (Los internos de Reznor, así como el de afuera), lo que inevitablemente provocó nuevas maneras de ver el mundo y por lo tanto, en su forma de traducirlo a través de la música. Al final lo que ha quedado es una lista de 14 canciones compuestas con sangre por una mente acostumbrada a cuestionarlo todo; por un alma inconforme y que nunca se queda sin decir lo que siente. Que después de una pesadilla de un simio amarrado a una cruz, e incluso por arriba de sus evidentes y nada desdeñables crisis existenciales, Reznor confesó públicamente que sufría depresión, incluso hay fuertes rumores de un problema de bipolaridad; a pesar de esto el músico entona frases como:

Yo soy la voz dentro de tu cabeza, Y te controlo. […]

Yo soy la verdad de la que huyes, Y te controlo.

Yo soy la máquina silenciadora, Y te controlo.

Yo soy el fin de todos tus sueños, Y te controlo.

Grabado en cercanía con la casa en la que Charles Manson cometiera uno de sus peores actos en contra del cineasta Roman Polaski y su novia Sharon Tate, puede que este disco albergue un poco de aquél ambiente malévolo, mezquino, que vio la luz de los escaparates en el 94, año en el que la música comenzaba una  especie de evolución (o mutación) que para bien o para mal, era necesaria; los géneros musicales se diversificaban, se buscaba salir de un estancamiento en la industria, e incluso se habla de un resurgimiento musical tras el fallecimiento de Kurt Cobain, líder de Nirvana; el cual nos demostró una vez más la fragilidad de un músico, que no es más que una persona normal y los alcances que puede tener cuando te expones a grandes cambios.

The Downward Spiral es tal vez un disco oscuro, perturbador e incluso un poco triste además de desagradable y ruidoso. Al escucharlo es fácil contagiarte de la rabia y decadencia que desprende; a pesar de todo es un gran disco; si bien no es fácil de escuchar en la primera vez, tienes que darle más de una oportunidad para así apreciar su verdadera belleza. Un disco como pocos, realmente. Para prueba, su lugar número dos en la lista Billboard 200 y la cantidad de 4 discos de platino.

Coméntanos

9.0 Awesome
  • 9
  • User Ratings (0 Votes) 0
Share.

About Author

Equipo Polvoroso

El equipo más explosivo del site

Leave A Reply