The Beavis And Butt-Head Experience

0

Se cumple un año más que el maldito Mike Judge marcara a una generación amantes de los riffs pesados, el sexo, drogas y mucho rock n’ roll con Beavis And Butt-Head.

Se unió a MTV para sacar estas aventuras de dos amigos headbangers que se dedicaban a criticar videos de música pop, adorar ídolos del heavy metal, meterse lápices en la nariz en horario escolar, trabajar en un McDonalds, tocar ropa interior femenina en centros comerciales porque…pues es obvio, y en el caso del rubio Beavis, comer cantidades de azúcar hasta convertirse en un adicto bajo el nombre de The Great Cornholio!!!

Muchas aventuras donde las bandas del momento participaban activamente con ellos, sacando infinidad de promos y es que quién no quisiera que B&B analizara tu video. Era el marketing perfecto; entre estas joyas que salieran en televisión y luego VHS tenemos también un disco, una joya del rock llamada Beavis And Butt-Head Experience (gracias Jimi Hendrix) donde el show se trasladaba a un compacto con todo y anécdotas y no solo eso, canciones preparadas para este álbum.

La portada simple, contundente, los dos ‘bastardos’ haciendo headbanging con un fondo blanco, total noventas. La lista de bandas son para crear un festival per se; White Zombie, Aerosmith, Primus, RHCP, Anthrax, Run DMC, Jackyll, ¡y hasta Cher!

El disco arranca con Kurt Cobain, sí con el mismo Nirvana y “I Hate Myself And Want To Die” que también fuera parte del In Utero en 1993 y que el mensaje es claro, su vida reducida en una frase y se le cumplió, pero bueno, aquí el arranque era fuerte, grunge a la máxima potencia con uno de los iconos de esta misma generación X a la que le escribía Judge.

Los primeros diálogos con Anthrax en una aventura dentro de su autobús de gira en la era de John Bush y con un álbum de mujeres desnudas, después de un altercado en el baño recetan “Looking Down The Barrel Of A Gun” junto a Beastie Boys con esa mezcla de metal con MCA, este también salía en el disco Sound Of White Noise.

Luego estaría la primer rola hecha para este dúo de blasfemias en “Come To Butt-Head”, déjate sentir, déjate tocar porque cada parte de mí, quiere tocar cada parte tuya.  Un r&b sabroso a dos voces y que si hoy tomara la letra cualquier reggaetonero sería hit mundial. Luego del Hidden Treasures de Megadeth, “99 Ways To Die”, un Mustaine furioso.

Cuando el metal y hip hop convivían de una mejor forma en festivales y programación (claro, era un hip hop americano más auténtico) y no como ahora con música indie o pop sin sentido, estaba Run DMC con todo y también con una parte de diálogos con los de Nueva York donde a fuerza querían ser parte del crew y ‘volar’ con ellos y por eso colaboran con una de sus mejores rolas, “Bounce”, creada para este álbum.

Luego un riff clásico de Joe Perry y un grito de Steven Tyler, sí, Aerosmith con “Deuces Are Wild” también pensado para este álbum y que luego entrara a su Big Ones; seguida de “I Am Hell” del extinto White Zombie, riffs veloces, gritos de auxilio de Robert Cummings en otro track especial.

El bajo veloz y potente como puño de boxeador sin guantes de Les Claypool con Primus en otra canción pensada en estos jóvenes, así como hiciera luego para South Park y Chicken Robot. Unos cuantos golpes de los metaleros animados y más hip hop, ahora con otro jefe llamado Sir Mix-A-Lot, efectivamente, el mismo que ama los traseros grandes pero con “Monsta Mack”, flow sexual en máxima expresión. Esta canción salió primero aquí y un año después en su álbum Chief Boot Knocka.

Los Red Hot Chili Peppers (cuando era chéveres) y Anthony Kiedis quería ser el nuevo Iggy Pop recetan un poderoso “Search And Destroy” de The Stooges, aquí el guitarrista era John Frusciante ya que fue el lado B del sencillo “Give It Away” así que aunque el guitarrista se fue de la banda en 1992 y este disco saliera un año después, está presente. Al final como dice Beavis, todos queremos destruir porque es divertido.

Unos clásicos del thrash de esos años, Jackyll con una rola corta pero ruidosa y con un chiflido al principio que se te queda en la memoria, “Mental Masturbation”, su hobbie al ver mujeres. Y por último el momento de saber qué quieren mujeres, pero con tatuajes en el trasero y que sea genial, así como Cher y por eso la misma diva del pop se une a ellos en “I Got You Babe”, una versión modificada para el disco a la original, el ritmo ‘tatá tatá tatá’ y los riffs antes de la voz ‘yes, yes, rock’ son un cierre perfecto.

Es una prueba de todo lo que Beavis And Butt-Head desataron por los años noventa, poco a poco ha regresado pero con menos fuerza, en especial por la propuesta basura de MTV actualmente y el poco apoyo al rock de verdad. Ya que Cher es más rockera que medio line up de Coachella o claro, su programación habitual. Años después llegó el Beavis And Butt-Head Do America con todo y su película, de eso hablaremos luego.

Coméntanos

10.0 Yes! Yes! Rock! Rock!
  • 10
  • User Ratings (0 Votes) 0
Share.

About Author

Andre Dulché

Comunicólogo, maestro pokémon nivel medio, adicto a juegos de peleas, cómics, sci-fi y NFL Fantasy

Leave A Reply