Body Count – Bloodlust

0

El rapcore sigue vivo, aunque no lo crean. Quedó atrás el nü metal con bandas como Linkin Park que tocan lo más pop posible pisando lo más que pueden el Hybrid Theory; Papa Roach hace más hard rock y rock alternativo y otros del género sencillamente han muerto. Pero para los que todavía gustan de guitarras pesadas, un poco de rap, otra mezcla de hardcore (el real, no el de Pierce The Veil) el disco de Body Count, Bloodlust será de los favoritos.

Ernie C (guitarra), Will Dorsey Jr (batería), Vincent Price (bajo), Brendix (guitarra) y el poderoso Ice-T están en su mejor momento como Body Count, el propio Ice dijo que sería el disco más ‘agresivo y brutal’ que han tenido y lo cumplieron. La premisa del álbum es clara, sacar el lado violento que todos llevamos dentro y le explica perfecto:

Bloodlust es parte de la composición humana. El querer asesinar es una emoción casi tan normal como el amor. En nuestra naturaleza queremos ser violentos y matar, pero sabemos que esto traería consecuencias ¿Por qué nos gustan las películas violentas, los videojuegos y los deportes de combate? ¡Está en nuestro ADN! Es lo que somos y no podemos ocultarlo.

Ice-T siempre ha sido político, también sabemos que debe ser el segundo hombre más enojado del mundo solo atrás de Phil Anselmo y eso va plasmado en sus letras, de entrada “Civil War” junto a Dave Mustaine de Megadeth; es la eterna disputa gangsta/guetto/sociedad contra la autoridad y sus abusos. Es potente, las sirenas de inmediato te involucran en una pelea brutal, la guerra para Ice-T ya empezó. Una de las canciones perfectas para arrancar conciertos y discos.

The Ski Masks Way” y “This Is Why We Ride” siguen con la línea de los afroamericanos oprimidos, la segunda con un sonido un tanto P.O.D. nos cuenta un poco de historia entre pandillas y como se mueven simplemente bajo la sed de venganza pero también como deben asumir las consecuencias. La lealtad entre hermanos, los elegidos en la vida y no de sangre, se ejemplifica de forma salvaje en “All Love Is Lost” con Max Cavalera y como por varios motivos esa amistad puede irse al demonio.

Luego llegará una de las canciones que más adora Ice-T y que ha influenciado el hip hop en Los Ángeles, de Slayer “Raining Blood” y mostrando que Ernie C puede tocar la guitarra como cualquier metalero; simplemente la letra será otra, una adaptación llamada “Postmortem 2017” y que es sencillamente, brutal.

El disco sigue bajo esta clase de historia, sociología y comportamiento colectivo, del primer al último track; la diferencia está en la mezcla de ritmos lo cual es bastante bueno, ejemplo “Walk With Me” con Randy Blythe de Lamb Of God, que cambia del hip hop al thrash metal como hicieran una de sus grandes influencias, Suicidal Tendencies. Ésta va más por lo que piensa un personaje reflejado por el rapero, acompañarlo por un lado oscuro del que nadie escapa. “Here I Go” es sanguinaria, una narrativa de un tiroteo hecho por un hombre furioso y harto con su entorno.

All Lives Matter” es una denuncia clara, al gobierno, las balas, los malandros, a nadie le importa la vida de nadie, a veces ni la suya; es un tema que cambia la percepción de que este disco es de negros para negros, cualquiera puede ver su entorno aquí, seas de guetto gringo o barrio mexicano, la gente y el racismo es igual.

A lo largo del álbum no hay caídas, solo descansos para retomar el aire. ‘A través de los años la gente se mata porque simplemente no se ponen de acuerdo. El humano es el único animal que mata por deporte. Su habilidad para asesinar y odiar es igual a la de amar. Cuando alguien me hiere, quiero venganza, lo quiero sufriendo, muerto’ es lo que te dirá al oído Ice-T sobre su enfermedad y adicción a la sangre, “Bloodlust”.

Por último una canción con un trasfondo real, “Black Hoodie”. Trata sobre Trayvon Martin, un chico de 17 años asesinado en Florida a manos de George Zimmerman en el 2012. Este fue un caso sonado en la comunidad afroamericana y latina, ya que el chico fue baleado por el hombre de origen hispano y por orden de un juez salió libre, desatando la furia de un sector bastante violento, balaceras múltiples que orillaron a Zimmerman a mudarse bajo protección y hasta algunos policías inmiscuidos tuvieron que alejarse de todo lo relacionado al caso debido a la presión social.

El motivo del asesinato tuvo que ver con una sudadera negra (black hoodie) que vestía Martin y que bajo estereotipos lo consideraron ‘criminal’ y el hombre acusado de homicidio al ser el guardián de la colonia portaba un arma –porque según se dice había un pitbull agresivo suelto- disparó harto de varios robos a casas. El problema además de no saber si este chico era o no parte de los vándalos, es que no estaba armado y en la noche dicen que ‘todos los gatos son pardos’ así que se armó todo un relajo colectivo.

Bloodlust es un disco que musicalmente es poderoso, brutal y sí, con letras que tal vez no compartas pero son bastante honestas, Ice –T siempre ha pensado y actuado según sus ideales y este disco de Body Count no es la excepción.

Coméntanos

9.0 Demasiado brutal y gangsta
  • 9
  • User Ratings (0 Votes) 0
Share.

About Author

Andre Dulché

Comunicólogo, maestro pokémon nivel medio, adicto a juegos de peleas, cómics, sci-fi y NFL Fantasy

Leave A Reply