Camilo Séptimo – Óleos

0

Jonathan Meléndez, Manuel Mendoza y Erik Vázquez comenzaron una banda en el año 2013 luego de abandonar sus respectivos proyectos musicales. El resultado fue Camilo Séptimo, o como yo les llamaré, el futuro del pop rock mexicano.

Estrenaron varios sencillos desde entonces, entre los que destacan “No Confíes En Mí”, “Portales” y “Te Veo En El 27” en las que se hizo evidente su tendencia a los ritmos de balada pop con algunas pinceladas de rock y sintetizadores popularizados por Zoé junto a otro puñado de proyectos ahora desaparecidos.

Sin embargo, en 2015 ofrecieron al mundo un primer avance del disco debut titulado Eres. Mis oídos fliparon con el bajo que de pronto se volvió indispensable en las melodías, la guitarra que lucía por su esporacidad, el teclado que inyectó atmósferas a la composición para después robarse el protagonismo con un solo y todo mientras las percusiones (batería, tumbas, pandero) sacaron al conjunto del rutinario aburrimiento a través de constantes cambios de ritmo y velocidad.

La espera por el primer trabajo de los capitalinos terminó en marzo de 2017 tras el lanzamiento de Óleos a través de variados streamings. El álbum abre fuerte con “Fusión” donde demuestran la gran capacidad de reinventarse sin dejar de lado el espíritu del proyecto. Se trata de un tema armonizado por las teclas y con un potente bajeo detrás.

“Ser Humano”, “Vicio” continúa la lista de éxitos. Es una pieza donde involucran el jazz, el funk y los contratiempos. Las letras hasta ahora, por cierto, coherentes, sencillas, pegajosas, nada poético, nada que intente filosofar. Es amor, desamor, cariño, gusto.

“Miénteme”, “No Te Puedo Olvidar” y “Amanecer” son las lentas. Acompañan algunas buenas armonías y riffs en la guitarra junto a una voz triste o melancólica más no perezosa ni mariguana en la onda León Larregui. Lo más cercano al rock son, quizá, los temas “Onamuh” y “Telepatía”, pero tanto, simplemente suenan más crudo, más oscuro.

Las últimas “Neón” y “Óleos” suenan viejas, suenan clásicas. Suenan a rolas que nuestras mamás bailaban. Eso me intriga, me saca de onda, pero a la vez me da mucha gracia. Una vez más, despiertan sensaciones, no importa cuales, siempre y cuando mantengan tu mente activa.

Buen debut, pero lo mejor está por venir, no hay duda, y espero que tampoco decepción.

Coméntanos

8.0 Bueno, pero pudo ser mejor
  • 8
  • User Ratings (1 Votes) 0.1
Share.

About Author

Gustavo Azem

No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito. Periodista de oficio y profesión. Hijo de Dios.

Leave A Reply