La experiencia Wrestlemania Axxess

0

Año tras año, una actividad predilecta para los miles de fanáticos que se congregan durante el Wrestlemania Weekend, es el Fan Axxess: una convención en la que puedes encontrar a tus luchadores favoritos, obtener autógrafos, tomarte fotos, ver luchas en vivo y muchas cosas más.

Durante el fin de semana hay varias sesiones para entrar al Axxess, cada una con duración de 4 horas, además de que hay que llegar con una hora de anticipación si quieres ser primero en alguna firma de autógrafo: y es que el gran problema de esta convención siempre han sido los tiempos de espera: para alguna superestrella importante, como digamos Charlotte, podrías estar formado una hora (o más) para poderla conocer, sin embargo solo tienen un tiempo de disponibilidad para estar firmando, es decir que podrías haber estado formado una hora, y aunque seas el siguiente en la línea, si el luchador se tiene que ir, ni modo, no hay nada que puedas hacer más que esperar que su reemplazo sea de tu agrado.

Hay luchadores con 5 minutos de fila y otros con dos horas de fila… la ventaja es que si tus gustos son más peculiares, no tendrás tanto problema. Por ejemplo, un servidor solo tuvo que hacer 20 minutos de fila para obtener foto con uno de sus favoritos: Noam Dar, mientras que los que querían una foto con Finn Bálor, tuvieron que formarse por dos horas. Cabe destacar, que también existen boletos para acceder a firmas VIP (como Chris Jericho o Nakamura) y Premium (como Kurt Angle o Randy Orton) y aquí las filas también suelen ser brutales. Lo bueno de la espera, es que puedes platicar con quien tengas a lado y hacer amigos de todas partes del mundo, pues la WWE parecer ser un lenguaje universal.

Por toda la convención hay ‘oportunidades’ para tomarte fotos junto a cosas muy WWE: este año había una caja gigante de Booty O’s, un Slammy gigante, un set de ataúdes y monjes estilo Undertaker, y por supuesto, la Cámara de Eliminación, aunque dentro de ésta se encontraba un luchador para tomarse la foto junto a la estructura.

Otra visita obligada es el mini-museo de memorabilia WWE en el que se encuentran en exhibición históricos objetos relacionados a grandes leyendas de la compañía, haciendo énfasis en los más recientes miembros del Salón de la Fama WWE; teníamos las coloridas chamarras usadas por DDP durante su carrera en WCW, las mallas de Rick Rude, fotos y prendas de Kurt Angle, etc… También están en exhibición por lo menos una docena de batas de Ric Flair, estatuas de Bruno Sammartino y André el Gigante, así como pósters de todos los Wrestlemanias.

En Axxess también te puedes formar para hacer tu propia entrada al estilo de tu súperestrella favorita y lo cool es que el ambiente a veces se pone divertido, pues los que están en línea de espera comienzan a hacer cánticos para apoyar al fanático que está haciendo su entrada y honestamente había unos que se rifaban: hacían todo el ritual de Finn Bálor o el hipnótico twerking del New Day con lujo de detalle.

Si las filas de espera no son lo tuyo, existe una excelente opción para pasar un rato inolvidable en Axxess: un ring de NXT. Aquí puedes sentarte en unas pequeñas gradas o quedarte parado en primera fila el tiempo que quieras (normalmente no hay mucha gente) para presenciar contiendas entre los reclutas de NXT y estrellas de 205 Live. Podría ver a alguien totalmente desconocido, un talento ex-indie que acaba de firmar (como Kimber Lee) o hasta luchadores consolidados como Hideo Itami. Si eres conocedor de la escena independiente,este año la WWE trajo a personal de ICW y PROGRESS para mostrar su talento, y por lo mismo pudimos disfrutar de grandes luchadores británicos como Mark Andrews, Wolfgang y Trent Seven, así como de una excelente lucha por el Campeonato del Reino Unido WWE entre el campeón Tyler Bates y el rudazo Pete Dunne.

Además de las luchas, se dieron varias sorpresas en este ring: desde entrevistas con leyendas de la talla de Kevin Nash, el Rock’n’Roll Express o DDP hasta un homenaje a Ric Flair con todos sus amigos y familia presentes.

Wrestlemania Axxess es una experiencia que todo fanático de la WWE tiene que vivir, ya sea para conocer a su súperestrella favorita, para hacer amigos de cualquier parte del mundo o para vivir una experiencia luchística más íntima: siempre hay algo que hacer. Volteas a un lado y va Linda McMahon caminado, volteas para el otro y hay un pequeño niño vestido a la perfección como Finn Bálor tomándose fotos con su ídolo en la Cámara de Eliminación, y a unos pasos están TJP y Gran Metalik partiéndose las caras en un ring de lucha libre. Definitivamente Wrestlemania Axxess es un lugar mágico.

Te dejamos nuestra galería completa:

 

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply