Rápidos y Furiosos 8 / The Fate of the Furious

0

[Inicia música de moda que apela al público hispano]

La taquillera franquicia sobre autos, familia y escenas sin sentido está de regreso en su octava edición con más autos, más familia y más, muchas más escenas sin sentido.

Como los trailers nos vinieron contando, el punto sobre el que se centra Rápidos y Furiosos 8 es que Dominic Toretto (Vin Diesel) traiciona a su ‘familia’ para aliarse con Cipher (Charlize Theron), una terrorista experta en hackeo. Chakas Aficionados al esteroide y a los carros, por meses se han preguntado: ¿por qué Toretto ha hecho lo impensable? ¿Cómo es que Charlize Theron lo tiene bajo su control?… La respuesta es tan simple como predecible, al igual que toda su trama.

La franquicia de Rápidos y Furiosos se ha caracterizado por tener escenas totalmente ridículas e imposibles, pero que al final del día son extremadamente entretenidas. Lamentablemente la mayoría de las escenas en este nuevo filme pierden el factor entretenimiento dejándote con persecuciones y explosiones que solo podría describir como estúpidas. Recuerdo en pasadas películas que no importaba la ridiculez de la acción, pues su timing y buena ejecución daban como resultado espectaculares momentos, pero eso no sucede aquí, pues las secuencias son desesperantemente largas y al tener elementos más desafiantes (cientos de autos al mismo tiempo o un submarino), el CGI deja mucho que desear; tampoco ayuda que la película se sienta desconectada y tenga constantes bajones de ritmo.

El guión es variado, a veces te regala buenos chistes y a veces te duelen los oídos: hay líneas tan insulsas que Ricardo Arjona podría componer un álbum completo basándose en ellas. Tampoco ayuda que Vin ‘patata con esteroides’ Diesel entrega el 90% de sus líneas en el mismo y monótono tono de voz. Momentos que tendrían que ser emotivos durante el desarrollo del filme, se olvidan rápidamente por la robótica actuación de Vin Diesel que solo en un par de escenas de acción logra brillar.

Charlize Theron (Mad Max: Fury Road) hace un excelente trabajo como la villana de la historia, pues es odiosa, manipuladora y muy astuta. Sin embargo, sus motivos para practicar la maldad son decepcionantes, recayendo en los clichés clásicos. ¿Adivinen qué es lo que quiere hacer? Lanzar misiles nucleares. Cuando un escritor no posee la capacidad craneal adecuada para innovar en un género, tiene que recurrir a la vieja confiable: el buen misil nuclear.

Jason Statham (El Transportador) es la gran estrella de Rápidos y Furiosos 8, impartiéndole buen humor, carisma y mucha intensidad a la película; todas sus escenas tuvieron algo magnético que mejoraban la historia, además de que no pudo haber tenido mejor química con Dwayne ‘The Rock’ Johnson (San Andreas), quien tiene los mejores diálogos, particularmente en una de las primeras escenas, en donde su trabajo es tan bueno que inmediatamente me recordó a sus mejores promos como luchador durante la Era de la Actitud; lo malo es que Rocky no tuvo tanto tiempo en pantalla como la película lo necesitaba… definitivamente a Rápidos y Furiosos 8 le hizo falta más protagonismo de este hombre.

Rápidos y Furiosos 8 es una exagerada película con un montón de carros y un peculiar elenco de inseguros seres humanos cuyo única manera de compensar su poca autoestima es manejar coloridos y veloces carros para llamar la atención, usando grandes bíceps y el poder de la testosterona para salvar al mundo de submarinos, misiles nucleares y lluvias de coches hackeados. La trama es débil, predecible y motivo de muchos bostezos durante el desarrollo de la misma, pues se siente como si el director hubiera echado un montón de cosas al azar con esperanzas de que las escenas de acción pudieran unirlas, sin embargo éstas resultan ser excesivas, agotadoras y desesperantes… lejos de ser el punto fuerte, son motivo de carcajadas. Habiendo dicho eso,  puedo asegurar que el filme mantiene altos niveles de adrenalina, buen humor y lujosos carros que dejarán satisfechos a los fanáticos a morir de la saga.

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply