El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada / King Arthur: Legend of the Sword

0

Hollywood nos ha contado la leyenda del Rey Arturo de tantas formas que es difícil imaginarnos alguna nueva adaptación que nos sorprenda… y si hay alguien que puede lograrlo, ese es Guy Ritchie, un director que con su ingenioso estilo, busca inyectarle vida a la famosa leyenda británica.

Hay cero creatividad en la historia: el noble rey (Eric Bana) es asesinado por su ambicioso hermano Vortigern (Jude Law), quien se convierte en un exagerado tirano odiado por el pueblo. Años después, Arturo (Charlie Hunham) el hijo perdido del rey y legítimo heredero del trono, ya está crecidito por lo que busca reclamar su corona para liberar al pueblo de la opresión. Agreguemos una espada con poderes mágicos, una bruja y una pandilla de amigos que le ayudan a Arturo en su cruzada por derrocar al Rey… ahí tienes La Leyenda de la Espada. 

Esta trama toma algunos elementos de las clásicas leyendas pero se adhiere temerosamente a la fórmula confiable del héroe que busca derrocar al rey tirano: algo que hemos visto decenas de veces en películas. El desarrollo de esta cinta es bastante deficiente, tiene varios hoyos y existen muchos elementos que salen sobrando.

Pero entre la negatividad, surge el maravilloso estilo de Guy Ritchie, quien utiliza la magia de la edición cual mago Merlín para insertarle un toque fresco a la película. Fanáticos de Snatch, Sherlock Holmes o RocknRolla podrán encontrar su singular sello a lo largo del filme: ágiles tomas, rapidez, caos, ingenio y dinamismo es lo que diferencia a este relato del Rey Arturo de tantos otros. Su peculiar edición ayuda a navegar rápidamente por partes poco relevantes de la historia: por ejemplo, en vez de saltarnos la infancia de Arturo, Guy Ritchie nos muestra una divertida y fugaz secuencia en la que damos un buen vistazo a su desarrollo de la niñez a vida adulta, resaltando algunos aspectos interesantes de su personalidad. Sin embargo, en un par de momentos, la ya débil trama es afectada por este caótico estilo narrativo de Ritchie, pues pasa por alto algunos elementos que pudieron haberle dado fuerza al filme.

En el papel protagónico, Charlie Hunham (Pacific Rim) simplemente cumple, más no nos regala nada espectacular o alguna actuación para la memoria; tiene buena presencia, entrega con convicción sus líneas y hay chispazos de talento, pero nada más. Jude Law (Sherlock Holmes) tiene un destacado papel como el villano del filme, interpretando a un despreciable y ambicioso rey al que querrás darle unas cachetadas guajoloteras, todo lo que dice y hace te causa asco; Jude Law es un convincente desgraciado en este papel. De la colorida pandilla del Rey Arturo podemos destacar a Aiden Gillen (Game of Thrones) y Djimon Hounsou (Guardianes de la Galaxia). Y hay que hacer una mención al machísimo de David Beckham, quien brevemente aparece en el filme.

El score musical de Daniel Pemberton (The Man from U.N.C.L.E.) es mi favorito en lo que va del año: tiene tonos medievales, un feeling épico, cierta virilidad y le queda como anillo al dedo al ritmo que Guy Ritchie maneja; volvería a ver El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada solo por la música y la manera en cómo es integrada con la película. Los fantásticos efectos visuales deslumbran no solo en los paisajes sino en las escenas de acción, convirtiéndolas en los elementos más fuertes del filme, particularmente cuando se usa magia. El tercer acto es satisfactorio debido a la poderosa exhibición de dichos efectos visuales, que transforman a las últimas batallas en algo parecido a un videojuego, con quick time events y toda la cosa.

Con su inigualable toque, Guy Ritchie logró ocultar varias deficiencias de El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada… pero simplemente no se puede esconder una historia tan pobre, que en manos de cualquier otro director, hubiera hundido a la película. Más allá de la trama, éste es un espectáculo que logra engancharte con su despliegue audiovisual y creativas secuencias, produciendo un filme entretenido que en un par de años será el favorito de los canales de cable para pasar un domingo por la tarde.

Share.

About Author

Ayatollah del Rock and Rolla, sobrino de Dario Cueto, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre y los gatos.

Leave A Reply

%d bloggers like this: