Alien: Covenant

0

Una tripulación a bordo de la nave Covenant viaja hacia un prometedor planeta con el objetivo de colonizarlo, sin embargo faltando años para llegar, reciben una transmisión bastante rara proveniente de un planeta habitable, bonito y mucho más cercano al de su destino original. Así, que el capitán Mojón brillantemente decide ir al inexplorado y extraño planeta para colonizarlo en vez de aquel del objetivo original. Básicamente, Alien: Covenant es la historia de la tripulación más descerebrada que haya viajado al espacio.

Los personajes secundarios de esta película… ¡qué cosa! Uno más torpe que el otro: “Hey, ¿por qué no nos acercamos a esa tétrica cosa claramente alienígena que prácticamente tiene un cartel colgado con la leyenda ‘Si me tocas, vas a morir’? YOLO, ¡vamos a averiguar!”. Entiendo que este tipo de cosas son necesarias para crear algún conflicto, pero en verdad que las razones utilizadas para desarrollar la trama son demasiado torpes y te dan ganas de patearle la entrepierna a casi todos los tripulantes del Covenant. El guión tampoco ayuda con sus líneas poco imaginativas y motivaciones ilógicas de varios personajes. Pero como todos sabemos, la tripulación inútil en una película de aliens está destinada a morir. Así que no hay que soportar a estos torpes por mucho tiempo.

Al hacer de lado la desesperante falta de inteligencia de los personajes secundarios y nos sumergimos en el mundo sci-fi de la película, todo mejora sustancialmente. Para esta precuela, Ridley Scott se enfocó más en la ciencia ficción que en el horror, desarrollando una interesante historia con un giro inesperado que explica mejor los orígenes de los famosos xenomorfos. El veterano director rescató elementos importantes de Prometheus para darles mayor profundidad y crear una experiencia inmersiva, siendo Michael Fassbender la pieza clave para lograrlo. ¿Puedes entender la historia de Alien: Covenant sin haber visto Prometheus? Sí, la película hace un trabajo suficiente de explicar lo puntos importantes, pero definitivamente disfrutas más las sorpresas con la previa experiencia de Prometheus, sin importar que te haya gustado o no. Una cosa que recomiendo ampliamente es ver los prólogos que están en Youtube: un par de clips utilizados por el departamento de marketing de Fox para familiarizarnos con la tripulación y saber qué pasó con David tras los eventos de Prometheus. (Pueden ver más abajo dichos clips)

Hablemos de Michael Fassbender (X-Men: First Class): el hombres es clase mundial. Fassbender interpreta impecablemente no uno, sino a dos androides en Alien: Covenant, evitando completamente dar señales humanas y sumergiéndote de lleno en la trama gracias a sus escalofriante acciones robóticas. Katherine Waterston (Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos) es la otra protagonista, y también hace tremendo trabajo como esa badass heroína que toda película de Alien necesita. Los ojos de perrito regañado y su expresividad facial le ayudan muchísimo para conectar con la audiencia y poder comprender lo que su personajes está atravesando, además de que la mujer se rifa en todo momento, ya sea acción o terror. Y de entre los personajes secundarios, debemos destacar al buen Danny McBride (Piña Express) que también tiene sus momentos para lucirse.

Entre las carreritas para huir de xenomorfos y la cacería humana que estos seres perpetran, ciertas porciones del filme logran completamente atraparte en una atmósfera de tensión, de esa que disfrutas como público, haciendo que no puedas despegar tus ojos de la pantalla.  El score musical de Jed Kurzel es otra herramienta esencial para el éxito de las escenas más intensas, y lo bonito es que se utiliza el tema original de Alien, aunque con un pequeño giro para adaptarlo a la situación.

Como en toda película de Ridley Scott, la cinematografía es bellísima, pero esta vez le fallaron los efectos visuales. Mientras que las extensiones de set (paisajes) son fantásticas, muchas veces las criaturas lucen muy falsas y te sacan inmediatamente del filme. Esto no pasa siempre, pues en algunas escenas se usaron animatronics (esos sí rifan)… pero cuando algo es digital, se nota y mucho.

Los elementos de horror siguen presentes, pero esta vez son más visuales; y me refiero a que es enfermamente espectacular ver a un alien salir de la espalda de un humano, esparciendo chorros de sangre por doquier en el proceso; no es un gore repugnante, es un goro genial.

Alien: Covenant toma elementos de horror de Alien y elementos de acción de Alien 2, pero levemente se aleja del núcleo de la franquicia para desarrollar una genial historia de ciencia ficción que da espacio para expandir la franquicia. El primer acto es lento y muchos momentos te van a sacar de quicio, pero afortunadamente tenemos al gran Michael Fassbender, quien da cordura y enorme profundidad a la trama, mientras que Katherine Waterston se rifa cuando de acción se trata. Aunque lejos de ser perfecta, Alien: Covenant es un regreso triunfal para Ridley Scott y la franquicia que lo puso en el mapa.

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply