La noche de King Diamond (Palacio de los Deportes)

0

Fotos cortesía Ocesa / Salvador Bonilla

Desde la tarde del sábado 6 de mayo en las afueras del Palacio de los Deportes ya estaba gente formada, incluso llegando de otros países, para ver a las tres bandas que reventarían el ‘Domo de Cobre’: Strike Master de la Ciudad de México, los californianos de Exodus y el esperado danés, el Rey, King Diamond. Muchos de ellos haciendo las respectivas compras de todo tipo desde tazas, pósters, playeras, termos, parches, todos se estaban preparados para la gran noche.

Para comenzar tuvimos un poco de thrash con Strike Master, quienes fueron los ganadores de un concurso realizado para abrir este concierto. Con un set corto pero poderoso, demostraron que las bandas mexicanas tienen muchas razones para estar en escenarios como éste. Bastaron unas canciones para prender al público quienes comenzaron el headbanging, algunos ya conocían a la banda y muchos más se llevaron una grata sorpresa y seguramente se convertirán en seguidores.

La siguiente banda fue Exodus, más thrash para la noche; una banda vieja conocida por el público mexicano. Sin más espera, salieron al escenario con “Bonded by Blood” que da título a su primer disco,  Steve ‘Zetro’ Souza daba la bienvenida en español a los fans: ‘Hola, ¿cómo estás?, ¿eres tú listo?, ¿la fiesta de mexicanos satánicos dónde está?, ¿listos?’ un grito unísono y las manos arriba con los clásicos cuernos respondieron que sí. Siguieron con “Blood In, Blood Out” y “Deranged”.

El audio para la gente que estaba de la mitad del Palacio hacia atrás no sonaba del todo bien, pero al acercarte al frente todo cambiaba, igual que el ambiente de la gente. Adelante hicieron en más de una ocasión moshpit mientras que atrás simplemente observaban. Zetro pidió que levantaran todos las manos y que hicieran moshpit y siguieron con “A Lesson In Violence”, “Blacklist” y “Body Harvest”. ‘¿Todos tienen cerveza?, ¿churrito de mota?’ preguntó Zetro con una sonrisa y presentó la siguiente canción “War Is My Sheppard” seguida del infalible “The Toxic Waltz”.

El momento de despedirse llegó, no sin antes agradecer, Souza dijo ‘¡Muchas gracias México!, solo una más, ¿estás listo?’ y pidiendo un wall of death comenzó a sonar “Strike Of The Beast”. ‘Son los mejores’ dijo Zetro y abandonaron el escenario.

Hace 20 años Mercyful Fate visitó México, pero muchos no pudieron verlo, desde ahí se tuvieron que esperar años e incluso algunos ya se resignaban a que nunca podrían verlo en vivo, pero la espera valió la pena y este año tuvimos una de las mejores noticias en cuanto a conciertos en México. King Diamond por fin se presentaría en la Ciudad de México; casi a las 10:00 pm el momento llegaba, las luces estaban apagadas y una lona con el logo del europeo cubría el escenario.

Cuando la lona cayó, el escenario del Rey estaba listo para la noche y nos daba la bienvenida con “Welcome Home”, todos nos sentíamos en casa, Kim Bendix Petersen por fin regresó a nuestro país. King Diamond sacó una bandera de México en agradecimiento por el apoyo y la espera, momento especial seguido de  “Sleepless Nights”“Halloween” que estremeció el recinto y la emoción solo aumentaba, los ya más de 11 mil presentes entre niños hasta los más veteranos estaban asombrados, lo que estábamos viendo y escuchando era épico, trajo toda su escenografía, las luces, espectáculo y hasta el audio fue bueno en uno de los lugares donde rara ocasión sucede; sin duda el show lo tenía todo para ser uno de los mejores del año.

Del disco The Eye, “Eye Of The Witch” dio paso al clásico de Mercyful Fate, “Melissa”. La emoción ya era demasiada y los recuerdos de esta banda con esa canción aumentaron la felicidad de los presentes, King dijo: ‘Gracias, son increíbles’ y presentó a la banda, se notaba que ellos también estaban felices. La primera parte del concierto terminó con “Come To The Sabbath” para seguir con la nostalgia de Mercyful Fate.

Una pequeña pausa y el 30 aniversario del segundo disco de King Diamond que era el motivo real de la visita estaba por comenzar, el disco cuenta la historia de Abigail. Todo comienza cuando Miriam Natias y Jonathan se mudan a la mansión que él heredó, que es nuestra escenografía para este concierto. La primera canción “Funeral” comienza con una oscura y escalofriante voz que cuenta la historia de una niña nacida muerta, seguida de una melodía de órgano que te hará erizar hasta los huesos; después “Arrival” nos relata la llegada de la joven pareja a la mansión en auto bajo la lluvia de verano de 1845 (puedes notar que la numerología siempre está presente, el número 9 es el de más fuerza espiritual: 1+8+4+5=18 -> 1+8=9), en la misma canción se dice ‘Toma nuestro consejo y regresen esta noche’, los 7 jinetes les advierten que no deberían hacerlo. Más cosas relacionadas al disco y al 9:  Jonathan tiene 27 años de edad 2+7=9 y Miriam tiene 18 años de edad 1+8=9, el disco tiene 9 canciones, son 9 las cruces que tiene la carroza en la portada del disco, la numerología para King era importante y aquí lo deja muy claro.

La llegada a la mansión se narra a través de “A Mansion In Darkness”, con “The Family Ghost” le dice que Miriam, su esposa, que lleva dentro el ser espiritual de Abigail. El conde La Fey al enterarse que el hijo que esperaba era un niño bastardo, empujó a su esposa por las escaleras causando su muerte y la muerte de Abigail en 1777. El día siguiente Jonathan piensa en hacer lo mismo que su antepasado, pero es su esposa, poseída por el espíritu de Abigail quien lo empuja. Miriam da a luz a Abigail pero no sobrevive al parto, al final los siete jinetes regresan para llevarse a Abigail en “The 7th Day Of July 1777”. La noche sigue con “Omens”, “Abigail” y “The Possession” siendo un regresión en la historia donde Abigail posee a Miriam.

“Black Horsemen” e “Insanity” son el final de la noche mientras los jinetes llegan y la recién nacida Abigail estaba comiéndose a Miriam. Al final Abigail es enterrada viva en una ceremonia, clavada en su ataúd con estacas de plata, para que no vuelva a causar más mal.

King Diamond dijo para terminar: ‘No puedo creerlo, esto es increíble, México muchas gracias, es increíble”, el público se entregó totalmente y disfrutamos cada minuto del concierto. El mejor concierto hasta hoy en este 2017, para muchos el mejor en muchos años, un espectáculo completo; Strike Master, Exodus, King Diamond ofreciendo lo mejor y show completo. Él mismo publicó en FB que había sido una noche increíble, si te lo perdiste y te gusta el género, en verdad lo lamentarás.

 

Coméntanos

Share.

About Author

Fabiola Hernández

Cuando la música termine apaga la luz...

Leave A Reply