La noche de Rise Against (Pabellón Cuervo)

0

Fotos cortesía Ocesa

Tuvimos que esperar 7 años, después de su presentación en un Vive Latino, para que los estadounidenses de Rise Against regresaran a nuestro país, en esta ocasión el Pabellón Cuervo fue el recinto elegido para una noche de punk rock y no parar de brincar y cantar.

Tungas fue la banda mexicana que se encargó de abrir la noche y poner a cantar a más de uno, algunos ya conocían a la banda y coreaban las canciones, otros más los escuchaban de lejos mientras compraban mercancía o se tomaban una cerveza, la gente estaba llegando poco a poco, el tráfico de la ciudad y la hora no ayudaron mucho a ver lleno desde temprano pero el ambiente era bueno desde el inicio. En seguida los gritos ‘¡Rise Against!, ¡Rise Against!’ hacían notar la emoción del regreso de la banda, la espera fue un poco larga pero llegaba a su fin.

A las 9:45 pm se apagaron las luces y la música de fondo, el público se acercó al escenario y sin más comenzaron con energía con “Ready To Fall”, “The Good Left Undone” y “Re-Education”, la gente comenzó a brincar y cantar emocionados mientras la banda demostraba desde el inicio que estaban felices de estar de nuevo en nuestro país, se movían en el escenario y una bandera de México los acompañaba.


Con una sonrisa, Tim preguntó ‘¿Se la están pasando bien? ¡Gracias por venir!’, y continuaron con “Satellite” y “The Violence”, la siguiente canción explicaron que era nueva y que la escribieron porque es lo que hacen cuando las cosas se ponen mal en Estados Unidos, “Welcome To The Breakdown”, el punk rock hacía cimbrar al Pabellón con todo y que el audio no era el mejor.

Entre luces azules, verdes y rojas y claro el moshpit, siguieron con “State Of The Union”, no sin antes dejar claro que la historia se repite, refiriéndose a la situación en su país.  Sin importar el cansancio y el sudor nadie paraba, ni la banda ni sus seguidores, sonaron “Architects”, “Help Is On The Way” cantando el coro a todo pulmón y “Give It All”.

‘México estamos contentos de estar aquí, esta noche tenemos una razón importante para estar aquí: es por ustedes’, dijo Tim y comenzaba “Black Masks & Gasoline”, “I Dont Wanna Be Here Anymore” y “Prayer Of The Refugee”. ‘Muchas gracias México, gracias por todo el amor a la banda’ dijo sonriendo Tim.  La banda abandonó el escenario, parecía que la noche se terminaba pero el momento especial llegaba cuando Tim subió al escenario con una guitarra acústica y los encendedores comenzaron a dejarse ver en el público con “Hero Of War”, “People Live Here” y “Swing Life Away”, nos dejaron sin voz, y sin duda el momento más emotivo de la noche.

La banda regresaba al escenario para despedirse como ellos saben, poniendo a brincar y hacer moshpit a todos con “Blood-Red White & Blue”, “Audience Of One” y claro “Savior” que fue la última explosión de la noche, el show terminó entre sudor y sonrisas de todos, una noche divertida y emotiva, si no hubiera sido por el audio podríamos decir que fue perfecta, en palabras de Tim fue “El mejor show de Latinoamérica”.

Coméntanos

Share.

About Author

Fabiola Hernández

Cuando la música termine apaga la luz...

Leave A Reply