Luz de Riada – Cuentos & Fábulas vol. 3

0

Luz de Riada no es un grupo tradicional. Luz de Riada es improvisación, creatividad y color. Es una banda difícil de catalogar bajo un género, pero podríamos decir que su tercer disco titulado Cuentos & Fábulas vol. 3, es una fusión de rock progresivo, world music y jazz.

Lo que esta banda nos trae es una orgía musical de muchos colores y sabores: con batería, guitarra, saxofón, sintetizadores, panderos y otros instrumentos pocos convencionales que de cierta manera, reflejan la mezcla tumultuosa de integrantes en esta agrupación, que ha sufrido múltiples cambios con el paso de los años; en este disco podemos apreciar el trabajo de Gustavo Jacobo (guitarra, piano, bajo fretless),   Hugo Hernández Chipa (batería), Manuel Jiménez (batería), Eduardo Reyes (voz), Todd Clouser (voz) Arístides Martínez (pandero) y su fundador Ramsés Luna (duduk, geoshred, saxofón, voz).

La primera canción es como un enorme letrero de lo que contiene el disco: fabulosas composiciones instrumentales fuera de la común que te transportarán a mil y un lugares. Play Ball es una rola de jazz rock que comienza relativamente tranquila pero que a la mitad se pone muy loca; pues se manifiesta una feroz guitarra, mientras que el saxofonista parece estar experimentando un orgasmo o severas convulsiones.

Callejón de la Igualdad momentáneamente te transporta a Venecia y luego te lleva a un tétrico carnaval. Por alguna razón, me imaginé esta rola como soundtrack de algún videojuego macabro en el que estas a punto de enfrentar a un payaso asesino escupe-sangre que es el jefe del nivel.

Marichiweu (Diez veces venceremos) es una composición más profunda, en la que aparece una flauta japonesa y la voz de Ramsés resuena para agregar drama al asunto. Monos sobre elefantes blancos es un tema con tintes japoneses que me recuerda a videojuegos de mi adolescencia por lo impredecible de los sonidos y una sensación medio macabra que algunas partes me dejan. Aquí se usa bastante el geoshred, una especie de sintetizador para simular alucinantes sonidos de guitarra (como Tom Morello en drogas pesadas).

A continuación nos tranquilizamos con La última frontera, que nos regala un jazz más sensual, de buen ritmo y muy agradable al oído. Satán Carroña tiene sonidos eléctricos con aires de películas de John Carpenter, luego se transforma en una rola más agresiva y energética, con una multitud de instrumentos electrónicos y un incesante golpeo de platillos en la batería.

El cielo no es límite comienza con una guitarra ágil, como de un cuento del Viejo Oeste; pronto escuchamos música más compleja, con diversos cambios de ritmo, en el que un áspero jazz se convierte en suaves notas. El bajo fretless es la estrella de Acá entre nos, sirviendo como soporte sonoro de una composición sintética de jazz.

Paseo de la resistencia es la canción más larga del disco (5:46), que cuando está volviéndose repetitiva te sorprende con una genial fusión electrónica de world music. Mia cierra con broche de oro el tercer volumen de Cuentos y Fábulas; con mucha energía, integrando fantásticos solos de guitarra y ritmos de funk.

La máxima queja que podría tener de este disco es que la tipografía del arte es difícil de leer. Eso es todo. El tercer material de Luz de Riada es creatividad musical en su máxima expresión, fusionando una multitud de instrumentos, sonidos y ritmos, la banda logra envolverte en el concepto del disco: Cuentos y fábulas, porque al escuchar esto, te transportas a mundos de fantasía; los instrumentos siendo la orquesta de tu propia película.

Coméntanos

9.0 Fantástico

Una creativa fusión de sonidos que van más allá del rock progresivo

  • 9
  • User Ratings (0 Votes) 0
Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply