Guardianes de la Bahía / Baywatch

0

En los 90’s, Pamela Anderson, David Hasselhoff y muchas tomas en cámara lenta, lograron captivar a millones de televidentes alrededor del mundo, haciendo que Guardianes de la Bahía se convirtiera en uno de los programas más exitosos y recordados de todos los tiempos. Más de 15 años después del último episodio, Hollywood ha decidido resucitar el poder cursi de la icónica serie con ayuda del todo poderoso Dwayne Johnson, los azules ojos de Alexandra Daddario y los asombrosos cuadritos de Zac Efron.

Los Guardianes de la Bahía son un equipo de salvavidas encabezado por Mitch Buchannon (Dwayne Johnson) con la misión de proteger su playa de cualquier crimen o tragedia. Con la llegada de una maquiavélica empresaria (Priyanka Chopra) a la zona, también comienzan a aparecer cadáveres en la playa y paquetes de drogas por todos lados, por lo que La Roca y su equipo integrado por Alexandra Daddario, Kelly Rohrbach, Jon Bass, Ilfenesh Hadera y el recién llegado Zac Efron, deberán llegar al meollo del asunto para salvar su playa.

Pasaron 10 minutos para que pudiera reír por primera vez dentro de la sala de cine. Hay un montón de chistes simplones o de esos que encontrarás en películas de Adam Sandler y hay otros que siento pudieron haber sido divertidos, pero son arruinados por el timing, la edición y la manera en como los actores entregan sus líneas. No, Guardianes de la Bahía no hace bien las cosas en el departamento cómico… ni en el departamento de CGI, acción, o de guión.

La continuidad de la trama es tan dudosa como la autenticidad de los senos de Pamela Anderson, pues hay un montón de cortes, agujeros y momentos pobremente explicados; hay escenas de acción, un par de peleas a golpe limpio y persecuciones que resultan ser entretenidas, pero poco originales. El uso del CGI es terrible, particularmente una escena que involucra a Belinda en un yate en llamas a la mitad del océano; y ya que andamos en eso, hay que mencionar que la ‘actuación’ de dicha mujer en la película es una que solo podría describir como ‘naca’.

No es de a gratis que Dwayne Johnson (San Andreas) tiene tanta chamba, el hombre es electricidad pura y este tipo de papeles le quedan como anillo al dedo. Dwayne lo hace todo bien como protagonista, pero el guión lo arrastra al fondo del abismo rocalloso: su personaje está demasiado disperso y tiene un arco bastante aleatorio; en 1 hora de película es un determinado y comprometido macho alfa, pero de pronto se vuelve un total emo, casi cortándose las venas en pantalla… solo para, media hora más tarde, regresar a patear trasero. No tiene sentido. A pesar de todos los problemas, La Roca es La Roca y su simple presencia te mantiene entretenido durante la película, sin importar lo torpe que sea el guión, Dwayne Johnson sigue siendo el hombre más electrizante del entretenimiento deportivo.

El resto del elenco está ahí: sólido, tirando rostro, corriendo en cámara lenta y mostrando cuadritos (sí, Zac Efron tiene cuadritos que aguantarían un garrazo de Wolverine). Jon Bass apesta en todo sentido de la palabra; su personaje es el del gordito cómico que le echa ganas a todo, pero sus escenas son incómodas, demasiado exageradas, sus expresiones faciales son como de Jo-Jo-Jorge Falcón (pero sin lo chistoso) y su arco ‘romántico’ con Kelly Rohrbach es la cosa más forzada, ilógica e irreal de la vida. Y claro, no podían faltar dos cameos de las estrellas de la serie original (no es sorpresa, están en los títulos de la película)… solo diré que uno es bueno y el otro es lo que le sigue de malo.

Al final del día, el problema de Guardianes de la Bahía es el guión tan torpe y la pobre dirección de Seth Gordon, quien no logró aprovechar la buena química entre los miembros de su elenco. Sabemos que La Roca y Zac Efron son divertidos, hay películas que lo comprueban, pero cuando los chistes parecen sacados de un show de los Mascabrothers, pues sabemos que las risas van a ser escasas. No tengo idea qué tanto puedan amarla u odiarla fanáticos hardcore de la serie, pero puedo decir que todo hombre disfrutará de ver a Kelly Rohrbach y Alexandra Daddario correr por la playa, al igual que toda mujer babeará sobre sus palomitas al ver los cuadritos de Zac Efron, que por cierto fueron forjados por los Dioses del Olimpo.

Coméntanos

Share.

About Author

Ricardo Gallegos

Ayatollah del Rock and Rolla, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre, los gatos y el poder de la positividad. #COYS

Leave A Reply