Soilwork, Saxon, Airbourne y Primus en Hellfest 2017

0

El Altar estaba listo para recibir más death metal, ahora melódico y sueco con Soilwork, quienes ya habían participado en ediciones anteriores del Hellfest.

Ahora se presentaban a las 19:40 hrs entre luces blancas y azules, el público de inmediato reaccionó levantando las manos para recibirlos mientras sonaron canciones como “The Ride Majestic” que da nombre a su disco del 2015, “Nerve” de su Stabbing the Drama, “Rise Above The Sentiment” del The Living Infinite, “Late For The Kill, Early For The Slaughter” del The Panic Broadcast, “Bastard Chain” de A Predator’s Portrait y para cerrar una clásica “Stabbing The Drama” en un set bastante contundente pero corto.

Mientras terminaba Soilwork, en el Main Stage 2 el heavy metal comenzaba a sonar con una de las bandas clásicas del género; los británicos de Saxon.

“Battering Ramera la bienvenida, ‘¡hey hellfest! ¿se sienten bien?, ¿se volverán locos ahora, no?’ dijo Biff Byford y de inmediato continuaron con “Motorcycle Man”, “Sacrifice”“Power And The Glory” y “Battalions of Steel”.

Sin duda es una de las bandas que no puedes perder la oportunidad de ver en vivo al menos una vez, mientras Biff disfrutaba observando el mosh pit que hacían abajo sonaron: “20,000 Ft”, “Dog of War”, “Heavy Metal Thunder”, “747 (Strangers in the Night)” y “Crusader”. Una presentación llena de clásicos y potentes guitarras acompañadas de la voz del rubio. Terminaron con “Wheels of Steel”, “Denim an Leather” y “Princess of the Night” entre aplausos y gritos coreando el nombre de la banda.

Foto: Liliana Estrada

La luz se apagó en el Main Stage 2 y de inmediato en el 1 se encendieron, los australianos de Airbourne ya estaban listos para subir y así comenzaban con “Ready to Rock”, “Too Much, Too Young, Too Fast” y “Down On You”. ‘¡Hellfest! ¿Están listos?, la siguiente canción es “Rivalry”, entre aplausos y coreando ‘oh, oh, oh” el ambiente subió y el sol comenzó a ocultarse por fin. “Girls in Black”, “Breakin’ Outta Hell” y  las motos comenzaron a sonar y luces blancas iluminaron el escenario, era momento de “Live It Up” acompañada de aplausos y terminar con “Runnin’ Wild”.

La gente comenzaba a caminar al Valley, todo parecía indicar que el escenario no sería suficiente para Primus; adentro y a unos minutos de comenzar se hizo una gran cortina de humo, así es, la marihuana ya estaba preparando a muchos de los presentes. Casi a las 22:00 hrs las luces se apagaron por completo y el intro comenzó con la locura en el público, una de las bandas más esperadas en el Hellfest estaba por subir al fin al escenario.

Luces rojas intermitentes dispuestas a causarnos epilepsia fueron en aumento al ritmo de “Those Damned Blue-Collar Tweekers” mientras las ya conocidas animaciones de la banda acompañaban en pantallas y Les Claypool se lucía en el bajo,  las luces volvieron a apagarse y “Mr. Krinkle” comenzó a resonar y luces moradas empezaron a iluminar poco a poco y un payaso se adueñó del momento. Entre aplausos, luces verdes y amarillas y poco de crowd surfing tocaron “Frizzle Fry”, que dio título a su álbum debut en 1990.

Con el público que no paraba de bailar (Sí, los franceses bailan a Primus) “My Name Is Mud” fue perfecta para continuar con suaves y divertidos movimientos; también sonaron “Too Many Puppies”,  “Pudding Time” del álbum debut y una de las favoritas y que no dejó a un solo presente sin brincar “Wynona’s Big Brown Beaver” del Tales From The Punchbowl, además de Jerry Was a Race Car Driver del Sailing The Seas Of Cheese. Una excelente presentación, divertida, completa y sobre todo personas de todas las edades divertidas con una de las bandas más extrañas pero haciendo muy buena música con visuales.

Foto: Fabiola Hernández

Share.

About Author

When the music’s over, Turn out the lights....

Leave A Reply

%d bloggers like this: