Lo bueno y lo malo de Castlevania

0

Este fin de semana salió por fin la caricatura de Castlevania por Netflix, cuatro capítulos gore con animación más al estilo norteamericano que japonés pero con un trasfondo de los mejores animes de terror.

Cuando se anunció obviamente era más la emoción de todos esos gamers que han seguido las aventuras de la familia Belmont, Drácula y Alucard desde el Nes en 1986 pasando por todas las consolas hasta terminar en 2014 con Lords Of Shadow 2. Pero también había un sector temeroso, el que ha visto varias adaptaciones de juegos terminados en basura, ya sea en cine como Street Fighter, Double Dragon o Mortal Kombat (ésta la ‘mejorcita’) o series animadas, muchas de ellas quedando inconclusas desde Mario Bros, Zelda, Street Fighter o Fatal Fury.

Pero la verdad es que después de ver estos cuatro episodios de aproximadamente 20 minutos, uno queda satisfecho y siente que el tiempo pasó como una exhalación, como un suspiro de una succubus en tu oído.

Aquí la animación es perfecta, no esperábamos ver gore con escenas maravillosas de niños asesinados y ojos volando (obviamente, dentro del contexto del juego aplica) y una breve introducción a cada personaje, sobresaliendo en un inicio Vlad Tepes (Drácula) con un estilo Lords Of Shadow; Sonia que saliera en el juego Legends para Game Boy en 1997 y Trevor Belmont, último de la familia del apellido de cazadores.

Hay algunos peros que tomar en cuenta, el primero es la forma un tanto estúpida en que Sonia se ofrece a Drácula (no hay spoilers, esto pasa en los primeros cinco minutos) con frases absurdas como ‘amo la ciencia y por eso me entrego a tus garras’ y obviamente, debió gustarle demasiado al colmilludo para aceptar enseguida y ofrecerle todos sus secretos. Pero sí, es la respuesta, bien o mal que esperábamos hace años de cómo se conocieron. Un capítulo muy apresurado, aquí te das cuenta que lo ideal serían 10 para poder manejar mejor situaciones y personajes.

El cuarto episodio, te deja enganchado aunque te matan la inspiración de golpe, por lo que esperemos no tarden un año en sacar otra temporada y que ésta tenga un mayor número de apartados. Sin embargo, el detalle más importante es la música, sí hace falta retomen piezas del juego para crear mayor identidad.

Si eres fanático de Castlevania III: Dracula’s Curse de 1990 que saliera para NES vas a tener pequeños orgasmos cada minuto, reconocerás momentos, claro, no en 8 o 16 bits como el ataque del cíclope. Eso sí, aquí el látigo es mortal y no como en varias sagas que bajan una miseria.

Al final de cuentas, es una muy buena adaptación que queda un poco a deber en tiempo y planteamiento pero se ha confirmado una segunda temporada, por lo que debe mejorar mucho en estos aspectos. Cumple, entretiene y sobretodo, engancha a fans y no fans; ese es el punto.

Por cierto, el doblaje al español es de lo mejor y la dirección del mismo corrió a cargo de Mireya Mendoza, vocalista de Driven.

Coméntanos

Share.

About Author

Andre Dulché

Comunicólogo, maestro pokémon nivel medio, adicto a juegos de peleas, cómics, sci-fi y NFL Fantasy

Leave A Reply