Una entrevista con Doug Aldrich de The Dead Daisies, Whitesnake y DIO

0

Doug Aldrich es un auténtico héroe de la guitarra, simplemente ha tocado en Whitesnake y con Dio, así de fácil. No cualquiera puede tener eso en su currículum; paseándose por todo el mundo con dos de los más grandes vocalistas de la historia y ahora, embarcado en una nueva aventura con The Dead Daisies junto a su amigo de la infancia John Corabi, quien para muchos fue el mejor vocalista de Mötley Crüe grabando solo un disco (el mejor de la banda dicho por Sixx y Mars).

| The Dead Daisies por primera vez en México | 

También en The Dead Daisies lo acompaña Brian Tichy en la batería, otro macho alfa que estuviera en Whitesnake, Billy Idol y Velvet Revolver así que como puedes leer, es un supergrupo (aunque no me guste la idea de llamarlos así, es como se les conoce) y han estado de gira mostrando su álbum Make Some Noise, que por ahí incluye en sus tracks un cover a Creedence “Fortunate Son” y uno a The Who, “Join Together”.

Aldrich ha creado grandes rolas como “Forevermore” a lado de David Coverdale o “Along Comes The Spider” con Ronnie James Dio y no solo eso, está próximo a venir a México y por eso, era obligado buscarlo y platicar con él para que nos cuente como fue estar en Whitesnake, con Dio, The Dead Daisies y claro, como recuerda esa primera visita a lado de Judas Priest hace varios años.

Has estado en dos de las grandes bandas de la historia, Whitesnake y Dio. De entrada, ¿qué legado crees que dejaste con Whitesnake?

Creo que básicamente he dejado la música que hice con David; hicimos el Good To Be Bad,  Forevermore y creo como 2 o 3 discos en vivo y dvd’s pero realmente fue un honor trabajar con él, nos llevamos como hermanos, me siento muy orgulloso del trabajo y lo más importante, me enseñó mucho.

Como mejor canción muchos dirán “Forevermore”, me gusta pero hay otra que tiene una historia curiosa; cuando hicimos el Good To Be Bad en 2008 terminamos el disco y llegué con David y le dije, ‘tengo otra idea que quiero mostrarte’ aunque ya habíamos acabado de escribir toda la música, le mostré lo que quería hacer con “’Til The End Of Time” y esa canción realmente es mi favorita de un disco que me gusta mucho.

Cuando hicimos Forvermore y estábamos escribiendo y terminamos las 12 canciones Dave dijo ‘ya está, hemos terminado’ y le dije ‘no lo sé, creo nos falta una canción más, una que cuente una gran historia’ y él ya no quería hacer otra, ‘David por favor escucha una idea fresca mañana temprano’, así que le enseñe al otro día “Forevermore” y la amó. Esos dos discos terminé poniendo una canción al final que serán mis favoritas de cada álbum.

Y con Dio, ¿cómo recuerdas esos días en su banda?

Es uno de los mejores cantantes de todos los tiempos, era un tipo bastante sencillo que amaba la música y tocaba lo que le gustaba, amaba los deportes en especial el futbol americano y baseball. Creaba música todo el día. Me uní a la banda para Killing The Dragon, en ese tiempo tenía ocho canciones listas y necesitaban dos más, así que las escribí con Jimmy Bain.

Aprendí mucho con Ronnie, principalmente en como tocar en vivo, era increíble arriba del escenario. Con cada canción lo veía y decía ‘es increíble’, claro que las canciones de Dio son maravillosas pero cuando tocábamos las de Black Sabbath como “Children Of The Sea” recuerdo que la primera vez que la toqué con él fue de ‘oh por dios’, cuando iba en la escuela el Heaven And Hell era de mis favoritos.

Ahora con The Dead Daisies estás yendo por otro sonido, más hacia el hard rock y con tintes blueseros, al final ¿eres el mismo Aldrich o te amoldas según la banda?

¡Es una gran pregunta y te diré por qué! La gente se amolda al sonido de la banda, cada una debe sonar diferente. Mi verdadero sonido, el que hago normalmente es Whitesnake, cuando escuchas esos discos donde toqué es mi música; es lo que escribí e hice con alguna idea de David para hacerla funcionar. Con Dio básicamente toqué con el estilo que ya traía Ronnie, lo que le gustaba y no era igual al de Ritchie Blackmore o Tony Iommi  pero las canciones ya estaban escritas y era más heavy metal y con The Dead Daisies básicamente me he desnudado, cuando escribimos el disco (que lo grabamos todos juntos) he de haber traído algunos riffs y todos los demás trabajaban en ellos para tener una canción todos juntos, así cada uno tenía algo que ver en ella; pero cuando llegan los solos, ahí sí estoy solo yo. En especial en el disco en vivo.

The Dead Daisies ha sobrevivido ese estigma de llamarse ‘supergrupo’ y rebasado el disco de la emoción para seguir juntos, ¿qué tiene esta banda que muchos otros no pudieron mantener?

No sé bien que pasa, en este punto ya queremos hacer otro disco, lo haremos y nos gusta mucho tocar juntos, hay una gran química. Cuando ves a la banda o escuchas el disco en vivo te das cuenta de esto y creo que ahora, sonamos mejor que incluso ese disco; tenemos más conciertos juntos, más tiempo para conocernos mejor arriba del escenario. Creo que lo que tenemos es que tocamos como amigos, no tenemos grandes egos ni nos comunicamos con los mánager, definitivamente nos gusta tocar juntos, eso nos pone creativos y nos dan ganas de seguir, mientras haya fans que les guste lo que hacemos y esta alineación, eso está perfecto para mí.

Después de Coverdale, Dio, ¿qué atributo le ves a John Corabi? ¿Te gusta su disco con Mötley Crüe que incluso varios de Mötley lo califican como el mejor?

Es un cantante bastante sólido y lo sé desde 1979 cuando éramos niños, íbamos juntos a la escuela. Es muy consistente en vivo pero creo lo mejor que tiene, si lo has visto antes, es la confianza que se tiene y además de mantener los pies sobre la tierra, logra que la gente se sienta parte de la banda, los une a la fiesta.

El disco Mótley Crüe no sé si es el mejor pero sí es muy bueno, es muy diferente como comparar manzanas con naranjas,  no lo puedo comparar con otros pero sí te digo que fue muy importante para la banda porque era un tiempo donde el grunge dominaba y mató muchas bandas, y John llegó para modernizar el sonido y aguantar un poco la tormenta. Creo John hizo mucho trabajo con Nikki Sixx para salir adelante.

¿Cómo fue venir por primera vez a México con Whitesnake?

Solo he ido a México con Whitesnake, estuvimos con Judas Priest y Aerosmith. La primera fue con Judas (adoro a estos chicos) y fue una locura creo en 2013. Me di cuenta de lo increíble y grande que es México para el mundo, al nivel de Londres o Madrid. Muchas veces no te das cuenta hasta que las recorres, si tienes unos días libres es cuando te das cuenta de todo.

Ya que has pasado con bandas de diferentes generaciones, ¿las bandas grandes se adaptan a la tecnología? ¿La nuevas bandas se basan solo en ello pero en vivo carecen de fuerza?

La tecnología cambia mucho y ha cambiado a la industria, las disqueras han caído y salen menos discos porque hay menos presupuesto, pero con esta nueva tecnología puedes hacer mucho con menos dinero. Es raro pero debes adaptarte a ella, eso significa que uno que escribe canciones: puedes hacer una en la mañana y lanzarla en la tarde y llegarle a millones de personas, eso es algo especial y ahí está la clave, debes aprender como estar en contacto con tus fans, tener tu página oficial al día, es importante y todos deben adaptarse.

Por último, ¿hay alguna banda nueva que veas como el nuevo Whitesnake?

Hay algunas bandas que lo están haciendo bastante bien como Inglorious, de Inglaterra. Su vocalista Nathan James es muy sólido y se nota ama el sonido de Coverdale, tienen mucha alma de Whitesanke.

Acerca de su concierto en México comenta: ‘Tendremos una explosión, vamos a ponernos locos, raposos y sucios. Los haremos olvidar todos sus problemas y perdonen mi español, pero me casé con una alemana y tuve que aprender primero alemán que español’.

Coméntanos

Share.

About Author

Andre Dulché

Comunicólogo, maestro pokémon nivel medio, adicto a juegos de peleas, cómics, sci-fi y NFL Fantasy

Leave A Reply