Eso / It

0

Payasos. Con esos llamativos colores y tétricas sonrisas. Podríamos decir que los payasos son una creación del mismísimo Lucifer y Stephen King lo sabe: es por ello que en 1986 escribió una novela que se volvió un fenómeno literario que pronto fue adaptado en forma de miniserie. En el 2017, algunos podrían pensar que con tantas cosas horrendas en el mundo, la gente ya no tendría por qué asustarse de payasos pero Warner Bros. sabe que eso es pura mentira y que estos engendros de Satanás todavía aparecen en las pesadillas de millones de seres humanos, así que ahora tenemos una nueva adaptación que se enfoca en la primera parte de la clásica novela de terror.

Eso nos cuenta la historia de un pequeño pueblo norteamericano en el que varios niños comienzan a desaparecer y un grupo de amigos, también conocidos como Los Perdedores, tienen que enfrentarse ante sus peores miedos para frenar la causa de las desapariciones: un malvado payaso llamado Pennywise (Bill Skarsgård) que se alimenta del miedo de sus víctimas y cuyo récord de asesinatos data de varios siglos atrás.

Lo primero que te estarás preguntando es: ¿Podré volver a dormir después de ver Eso? A menos de que seas una persona con una terrible fobia hacia los payasos o si de pequeño viste a algún payaso vomitar sangre de bebé (que es lo que todos los payasos siempre vomitan), entonces seguramente tendrás algunas noches de insomnio. Pero de ahí en fuera, Eso no es una película que dé mucho miedo y más bien se enfoca en el aspecto coming of age de los niños, es decir en su historia de madurez y de cómo tienen que fortalecer sus lazos de amistad para vencer a la fuente de sus miedos.

Realmente no hay muchos sustos que te hagan saltar del asiento, más bien el director Andy Muschietti (Mama) se enfocó en provocar terror psicológico y crear secuencias surreales que poco a poco se meten en tu cabeza para así provocarte el miedo. Aquellos fanáticos del terror puro y el gore alocado, de esos que quisieran ver a un payaso bailar en las entrañas de sus víctimas, podrían salir decepcionados por los pocos sustos que Eso te da y es que, repito, ésta es una historia sobre amistad. Lo más bonito de la película es que, a pesar de lo terrorífico que es Pennywise, nunca se pierde la esencia del filme, que es la inocencia juvenil y el crecimiento psicológico de sus protagonistas.

Las actuaciones son maravillosas; la película no tiene ni una mancha en este departamento y hay que reconocerle el trabajo a Muschietti, pues ver a tantos niños actuar tan bien, no es cosa fácil. Jaeden Lieberher (Midnight Special), Jeremy Ray Taylor, Sophia Lillis, Finn Wolfhard (Stranger Things), Wyatt Olef, Chosen Jacobs y Jack Dylan Grazer tienen una química fantástica que permite el desarrollo impecable de la trama: son un grupo de niños inadaptados, desde el hipocondríaco hasta el alburero, que no solo tienen que sobrevivir al bully de la escuela, sino también a una entidad difícil de comprender, algo que ningún adulto les creería que existe. Tal vez no conozcas con detalle a cada chamaco, pero sí lo suficiente para entender a qué le tienen miedo y cómo es que Pennywise puede hacerles daño.

En la película hay una línea recurrente que es algo como ‘Es verano, somos niños y deberíamos estar jugando en la calle’ y ese es un elemento muy importante de la trama: la inocencia de la infancia y la necesidad de madurar más rápido para enfrentar tus miedos, de cómo es necesario tener amigos desde etapas tempranas de la vida para obtener un apoyo moral y emocional que te permita crecer de manera plena.

Bill Skarsgård (Hemlock Grove) es asombroso como Pennywise: su maquillaje y CGI no decepcionan ni un poco, creando a un tétrico personaje cuyos movimientos corporales, voz y líneas de diálogo te ponen los pelos de punta. No, este Pennywise no da risa ni un momento; es un escalofriante payaso que se toma su tiempo para meterse en las cabezas de sus víctimas y súbitamente desatar una ola de locura homicida.

Además de quitar partes innecesarias (y hasta inexplicables) del libro, Andy Muschietti encontró el balance adecuado entre terror y humanidad; entre crear suspenso psicológico a través de un ente maligno y el desarrollo emocional de un fantástico grupo de personajes. Tal vez no sea una película de terror que te vaya a quitar el sueño, pero sí es una historia que te deja con muy buen sabor de boca, cumple con las expectativas y te hace salivar por la futura secuela.

Share.

About Author

Ayatollah del Rock and Rolla, sobrino de Dario Cueto, Straight Edge, amante del cine, la lucha libre y los gatos.

Leave A Reply

%d bloggers like this: