La noche de HORRORPOPS

Por Omar Velázquez / foto: Guacamole Project

UN VERDADERO DÍA DE MUERTOS

Si , un acontecimiento que muchos creían imposible , al principio del anuncio mucha gente no daba crédito que uno de los tres grupos que forman parte de la santisima trinidad del psychobilly llegara a tierras aztecas , y más si era en Día de Muertos , el anuncio era demasiado perfecto. Pero así fue.

Para empezar con la misa suben al escenario el grupo punk de chicas llamado Black Violettes , que con su actitud nos demuestran que el punk está demasiado lejos de ser un ritmo anticuado o irrelevante , con un pequeño cambio en la alineación , que no modifica el poder escénico de estas chica patea traseros .

Los segundos en subir al escenario fueron Bloody Benders , cuatro chicas que en pleno día de los difuntos , imploran por el despertar de los zombies para que vengan a comernos los cerebros . Su música es una mezcla de punk , metal , y rock puro con un toque teatral , acompañadas de restos humanos por todo el escenario .

(Para todos aquellos que no sepan que es el psychobilly , les decimos brevemente que es una unión fuera del matrimonio del rock & roll y el punk , ya que el género es un hijo bastardo y sin amor , creando un culto de amor a la sangre , la muerte y los zombies).

Los terceros en poner el ambiente fueron Romeo And The Frankeinsteins , desde Queretaro , poderoso , intimidante y salvaje . Y los últimos en calentar el ambiente son Los Enterradores , los máximos exponentes del género en México.

En una noche cuando todos los muertos están entre nosotros , vemos el inigualable copete de Nekroman , seguido por Henrik Niederman , para posicionarse uno en la guitarra , y otro en la batería , ambos vestidos de sacerdotes , con la cara pintada como calavera, por ultimo sale Patricia Day, vestida como monja para iniciar algo más que un simple concierto.

La energía que derrocha el grupo es demencial, y los fans han esperado este momento por mucho tiempo ya que era su estreno en México, la respuesta terminó en un slam salvaje saca sesos , la entrega del publico es total, la emoción de Patricia es imposible de ocultar , cada movimiento de los integrantes era acompañado de cientos de gritos de los presentes .

Nos regalaron lo mejor de su repertorio: “Heading for the Disco”, “Walk Like a Zombie”, “Bring It On”, “Crawl Straight Home”. Para “Baby Lou Tattoo” el publico ya estaba cubierto en sudor, sangre y cerveza, para continuar con el clásico de Madness “Our House”, en una versión exquisita.

Patricia pide tequila, porque no se puede tocar en México la bebida de los dioses jaliscienses, a lo cual llegó una imagen imborrable, una monja bebiendo con singular alegría, al más puro estilo de un vikingo. Después del obligatorio encore, regresaron con “Miss Take” y “Ghouls”.

El grupo después de una hora con 20 minutos de tocar deciden acabar con esta misa con tintes satánicos.

Andre Dulche
Niñero, editor y fotógrafo en Pólvora con alma noventera. Campeón de tres anillos de NFL Fantasy 🏈 Le doy sabroso a la NBA, NHL, lucha y cómics 😎

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,038FansLike
26,658FollowersFollow
11,269FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas