La noche de SAN PASCUALITO REY

Nada más ad hoc con los primeros días de noviembre que el concierto de una banda que tiene a la muerte como un tema recurrente en sus canciones y cuyos seguidores visten mayoritariamente de luto.

Eran las 10 de la noche del día siguiente al de Muertos cuando se dio la resurrección de San Pascualito Rey, agrupación mexicana que luego de haber estado fuera de la industria musical, los últimos cinco años, regresó Valiente a presentar su nuevo material.

El Plaza Condesa fue el oratorio donde Pascual Reyes y su nueva compañía: Alex Nexus en el sintetizador, Alex Otaola en la guitarra, Juan Morales en el bajo y Luca Ortega en la batería, ofrendaron casi una treintena de temas a los fieles fanáticos que han estado con ellos desde el inicio de su carrera.

Y no estuvieron solos. También se dieron cita en el lugar entrañables amigos del quinteto considerado ya como de culto. El primero de ellos, Luis Humberto Navejas, vocalista de Enjambre, quien interpretó Olvídate de mí, el primer clásico de la noche coreado a todo pulmón por los asistentes.

Rubén Albarrán, el frontman del Café Tacuba y ajonjolí de todos los moles del rock nacional, fue el segundo invitado en aparecer. “Yo también los admiro un chorro muchachos”, les dijo el Tacubo en respuesta a la calurosa presentación con que lo introdujeron al escenario. Navengando fue la rola de esa noche, que no era la primera en que compartían escenario, baste recordar otros palomazos en el Vive Latino.

Enseguida toco el turno de una mujer. La extravagante Astrid Hadad, con tremendas piñas en la cabeza, hizo lo suyo al interpretar Pervertidamente. Por último, el legendario Jaime López subió al entarimado para darle un nuevo toque, con su voz rasposa, a Todo se cae.

Un set acústico, una sección de metales, marimba y hasta la presentación de un sexto integrante de la banda, redondearon una noche llena de sorpresas, cuyo sound track incluía canciones del primero y el más reciente disco de la banda.

Si pudieras ver, Así es el amor, Caemos o volamos, Cerquita de Dios y Beso de muerto, fueron los clásicos más aplaudidos y coreados; mientras que por parte del nuevo disco sonaron Carne Abierta, Si te vas, Comezón, El día que me cuelgues, Despertar y la nominada al Grammy como mejor canción alternativa: Salgamos de aquí. Todas muy bien recibidas por el público que parecía muy familiarizado con el concepto musical.

Para el encore, que extrañamente se dio sin que la agrupación dejara el escenario, luego de más de dos horas de estar tocando, se dejaron escuchar temas como Te voy a dormir, Nos tragamos y Disturbios.

Un excelente regreso que augura muchos nuevos seguidores para esta banda que se ha reinventado y viene con nuevos temas, nuevo sello discográfico, nueva alineación y una nueva actitud sobre el escenario que vale la pena conocer.

FOTOS: Cortesía OCESA

Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,038FansLike
26,658FollowersFollow
11,269FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas