La noche de MAYAN

EL CIELO Y EL INFIERNO

FOTOS: GERMÁN GARCÍA

El súper grupo de death metal sinfónico dirigido por Mark Jansen vino al Circo Volador y lo conquistó.

Jansen, parte clave de la banda Epica, estuvo acompañado de sus compañeros de la misma banda incluyendo a la bella vocalista Simone Simons, además de Henning Basse (Son Of Seasons) de segunda voz y la coqueta italiana Laura Macri.

Cuando Epica ha venido a nuestro país, se nota una responsabilidad enorme en los músicos, tal vez por eso ver a Mayan sorprende, ya que uno ve a un Jansen realmente feliz, en todo momento platicaba con la gente, en los momentos que no estaba en el escenario posaba a las cámaras, saludaba y mandaba besos a las señoritas que le gritaban a todo pulmón. Incluso Simone, al cerrar el concierto se veía mucho más relajada y haciendo bromas en el escenario, algo que no se permiten mucho cuando tocan con su banda principal.

El sonido de Mayan no dista mucho de lo que se conoce con las bandas donde hayan militado, eso sí, es una buena mezcla de todas ellas, donde lo gutural predomina, con corros melódicos y potentes y coros dulces.

El concierto tuvo una duración aproximada de hora y media en el cual los gritos perturbadores y machacantes, se unían a las guitarras y batería punzantes que invitaban a entrar al infierno y en un instante todo esto se volvía lo contrario, la entrada al cielo con dos ángeles cantando: Simons y Macri. El ejemplo claro de esto pasar de “World Of Terror” a “Essenza Di Te”.

Esta banda tiene un punto clave, la participación de Henning Basse quien le da un enfoque más teatral a los conciertos, su voz contrasta con todas las demás y en momentos lo hace ser una banda de heavy metal clásico, de hecho es el motivo de que su Oda a Iron Maiden suene tan bien. En este compilado al cual Basse decía ‘haremos algo de una banda que no necesita ninguna introducción’ incluyó “Number Of The Beast”, “Run To The Hills”, “Fear Of The Dark” y “The Trooper”.

Hay muchos momentos álgidos con esta banda, esto en parte por las corografías exactas entre todos, el headbanging empezaba en el escenario con los 9 integrantes, en especial con temas potentes como “Symphny Of Agression”, “Bite The Bullet”, “Course Of Life”, “Celibate Aphrodite”, “The Savage Massacre”, “Quarterpast” y “Sinner’s Last Retreat”.

Un momento de pura admiración en “O Mio Babbino”, el clásico operístico a cargo de Macri, sin embargo las cámaras en rec y los gritos ensordecedores se dieron cuando se llegó a los temas de Epica, “Incentive” y “Cry For The Moon”, en la cual la vocalista pelirroja tomó el control.

Terminando con “Follow In The Cry” de After Forever y con Macri, Basse y Simons haciendo coros al unísono mientras Jansen se desgarraba la garganta.

Un concierto que no tuvo la gran asistencia, eso sí, se vio una faceta más relajada y diferente de estos músicos quienes sencillamente se retiraron después de una gran ovación.

Andre Dulche
Andre Dulche
Niñero, editor y fotógrafo en Pólvora con alma noventera. Campeón de tres anillos de NFL Fantasy 🏈 Le doy sabroso a la NBA, NHL, lucha y cómics 😎

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,137FansLike
26,658FollowersFollow
11,288FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas