MACHINE HEAD / UNTO THE LOCUST

RESURGE LA MAQUINARIA

La primera vez que escuché el nombre, pensé que era una banda tributo, influenciada o vil plagio de Deep Purple (Machine Head – 1972)  un album clave dentro de la evolución  del hard rock- heavy metal, cuando este aun no existía. Ahora dicho nombre no pertenece a ellos. Ahora Machine Head, a lo largo de su fructífera carrera ha logrado que el suyo sea un nombre que demanda respeto donde quiera que se oiga.

Después del increíble The Blackening regresan con el igualmente convincente Unto The Locust, cuya bizarra portada recuerda al “Chimaira” de Chimaira, lleno de filosos riffs y creativos solos. Pocas bandas se pueden denominar como un nombre clave dentro de un género tan discriminado como el denominado New Wave of American Heavy Metal, una viciosa mezcla de thrash metal, hardcore, y géneros afines siendo una patada en la cara a los híbridos blandos que se clasificaban como metal en los finales de los 90.

Se puede considerar que han tenido un camino fácil pero no ha sido así. Después de un sorpresivo debut con Burn My Eyes (1994), tuvieron 3 álbumes bastante variados pero ninguno con la fiereza del primero. La recuperación comenzó con Through The Ashes of Empires (2003) – el DVD Elegies contiene un desgarrador documental similar, en crudeza y honestidad, a Some Kind of Monster de Metallica, donde ambas bandas renacen de las cenizas, Metallica con la salida de su bajista y un ahora-no-tan-recomendable St. Anger”; Machine Head enfrento a un disquera que les decía que su material ya no era “comercial” – yo pregunto ¿Cuando el metal ha sido comercial?

Todo mundo añora los “grandes años del metal”, de los años 80 y 90, y visualiza a sus bandas favoritas llenando estadios: Un ejemplo, la gira “Blizzard of Ozz” (1980) de Ozzy Osbourne con el trágicamente fallecido Randy Rhoads, fue un fracaso, no llenaban ni teatros de 3000 personas, ni con abridores como Motörhead, la gente no iba a los conciertos ya que consideraban a Ozzy acabado y entre la poca venta de boletos y su errática conducta era difícil saber cuándo habría un concierto decente; ahora uno escucha ese álbum y piensa “Debe haber sido increíble estar ahí” Pues no, se tiende a endulzar las memorias.

El metal siempre ha sido un genero despreciado, y eso está bien, sería horrible escucharlo en todos los transportes colectivos de la ciudad, la gente que lo disfrutamos es porque es parte de nuestra no tan silenciosa forma de no conformarnos con lo que te impone la moda-sociedad como géneros aceptables de música; pero retomando, Machine Head atacaron a la yugular, la disquera que los despidió después les “invito” a volver, cuando ellos demostraron la calidad de su nuevo material, grabado y producido de forma independiente.

La primera vez que vi el video de “Imperium” fue como encontrar a un viejo amigo que sabes que aunque no lo has visto en cierto tiempo, sigue siendo el mismo. Un clásico instantáneo “¿Por qué escuchas metal?” pudiera preguntar algún incrédulo. Solamente una evidencia como respuesta: “Locust”, el primer single-video del disco, un medio tiempo poderoso que representa de que va el álbum. Un trabajo bastante dinámico, estando a la altura de de los actuales líderes Lamb of God, Devildriver o Arch Enemy.

Un gran triunfo de Machine Head, que reafirma su posición como líderes, no seguidores de un género tan despreciado como el metal. Que sigan siendo así. El metal no necesita singles exitosos, sino álbumes de calidad.

Sergio Pescador
Sergio Pescadorhttps://sergiogtspescadormuslit.blogspot.com/
Jedi by training. Sith by choice. Metal flows through my veins. Controlled chaos within. Fin me in El Chopo de 13 a 16 hrs

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,384FansLike
26,658FollowersFollow
11,291FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas