Fragmentado / Split

M. Night Shyamalan ha sido responsable por grandes joyas del cine moderno… pero también ha sido responsable de los bodrios más monumentales. Películas como The Happening y The Last Airbender han dejado apestado el nombre de Shyamalan por muchos años, al grado en el que sus últimas películas son motivo de burla y hasta vómito (pregúntenle a todos los fanáticos de Aang). Hace unos años, Shyamalan sacó The Visit, una película interesante en la que parecía que el pateado director iba por el camino correcto. Aún así, para limpiar su nombre, se requería de algo verdaderamente sublime, una joya que tuviera la magia de un Sexto Sentido o El Protector.

Podemos decir con certeza que el viejo M. Night Shyamalan está de regreso. Fragmentado es una obra maestra de suspenso.

Fragmentado se centra alrededor de Kevin (James McAvoy), un individuo que padece de un trastorno de identidad disociativo tan severo que 23 personalidades distintas habitan en su cuerpo. Kevin secuestra a Casey, Claire y Marcia (Anya Taylor-Joy, Haley Lu Richardson y Jessica Sula), tres inocentes adolescentes que deben lidiar con las escalofriantes personalidades de su raptor para intentar escapar. Al mismo tiempo, vamos averiguando las razones detrás del secuestro gracias a las sesiones de Kevin con su terapeuta, la Dra. Karen Fletcher (Betty Buckley).

Este filme es old-school Shyamalan: suspenso en su máxima expresión, con una trama inquietante y protagonistas fabulosos. El ritmo de Fragmentado es semilento debido a la naturaleza de la historia, pero la película nunca es aburrida gracias a la aterradora presencia de James McAvoy, quien cada vez que está en pantalla te agarra por el cuello y no te deja parpadear ni un segundo.

Es difícil encontrar adjetivos para elogiar el trabajo de James McAvoy (X-Men: First Class) en esta película. Simplemente, es una de las actuaciones más memorables que haya tenido oportunidad de disfrutar en un cine. El hombre da el 110% para este papel y se consolida como una potencia entre actores de Hollywood al realizar una escalofriante interpretación de este enigmático personaje. Cada personalidad de Kevin es un individuo totalmente distinto… y McAvoy pasa fluidamente de ser un niño de 9 años a una conservadora mujer a un aterrador hombre con TOC, etc… Si esta película hubiera salido hace un mes, estaríamos hablando de una posibles nominaciones como Mejor Actor de cualquier premio en existencia.

La historia de Anya Taylor-Joy (La Bruja) es incorporada de maravilla a la trama, ayudando a armar poco a poco el rompecabezas que es su personaje, y transformándola en una pulida y excelente víctima protagonista.  La actuación de Taylor-Joy para hacer realidad todo esto es maravillosa, pues plasma el dolor que hay en el alma de su personaje, nunca revelando completamente la causa del mismo y manteniéndote intrigado por sus peculiares acciones e inteligentes decisiones de supervivencia. Ojo con esta actriz, porque todas sus recientes actuaciones han sido fantásticas. Betty Buckley (Carrie) también hace un destacable trabajo en su papel de terapeuta, centrada en la tarea de comprender las personalidades de McAvoy para intentar ayudar y curarlo.

Shyamalan pone su confianza en nuestras manos soltándonos pequeñas pistas a lo largo de todo el filme, para que al final todo se junte de manera majestuosa, dejándonos con la boca abierta. Hay ciertos elementos del tercer acto que pueden ser predecibles… pero porque la película ya hizo un trabajo excelente de explicarse a sí misma y de no dejar cabos sueltos; así, como espectador, vas uniendo todos los puntos y puedes comprender a la perfección cada elemento presentado con anterioridad. Para todo lo anterior, el espectador necesita paciencia… y los más impacientes probablemente se bajen del bote antes de llegar al destino; los que se queden, serán recompensados.

Los personajes principales (de McAvoy y Taylor-Joy) están muy bien desarrollados, mientras que las otras dos chicas secundarias están más de relleno que otra cosa. El soundtrack de la película es discreto pero potente, pues se te va trepando lentamente para abofetearte en los momentos claves de suspenso.

El final de Fragmentado es uno capaz de generar histeria en la sala de cine: es un shock asboluto que provocará orgasmos… claro, solo si ya estás familiarizado con el verdadero trabajo de Shyamalan. Este final me ha provocado más emoción que cualquier película del Universo Cinemático de Marvel, DC o sus similares. Tal vez algunas cuestiones del tercer acto no te hayan convencido del todo, pero cuando vez el final de Fragmentado, todo hace click y te das cuenta de que acabas de ver una obra maestra en desarrollo de personaje y un setup más que perfecto para una secuela… que por cierto, ya está confirmada por Shyamalan.

Fragmentado es suspenso psicológico puro, una brillante joya de M. Night Shyamalan que te mantiene al filo del asiento de principio a fin, con una trama detallada, original y llena de sorpresas. James McAvoy es increíble, lo que ves en los tráilers no es nada comparado con lo que este hombre logra hacer en la película. Un total fenómeno. Es refrescante ver una película tan bien explicada, en la que podrías pensar que varios elementos se quedarán sin explicación, pero cuando llegan los créditos, todo tiene sentido. El final es una sorpresa mayúscula que te hará saltar de tu asiento, así que hagas lo que hagas, no te spoilees este excepcional filme.

https://www.youtube.com/watch?v=yzB3cjG-duI

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan