Los Fabulosos Cadillacs por primera vez en Viña Del Mar

Fotos tomadas de http://www.cooperativa.cl

Los Fabulosos Cadillacs se presentaron por vez primera en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar ante los 15 mil asistentes que conforman al “monstruo” de la Quinta Vergara desde los años 70 que los galardonó con la gaviota de plata por el gran manejo del escenario y otra de oro por su legendaria trayectoria.

El debut de los argentinos era uno de los más esperados en últimas fechas, pues hace 7 años dejaron a todos como novia de pueblo cuando un terremoto de 8.8 sacudió a Valparaíso, Santiago, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía, lo que obligó a cancelar la noche inaugural.

La noche inició, como era obvio, con “Manuel Santillán, El León”, “Mi Novia Se Cayó En Un Pozo Ciego”, “La Luz Del Ritmo”, “El Aguijón”, “El Genio del Dub” y “Demasiada Presión”; grandes clásicos de Vicentico, Flavio, Ricciardi, Siperman y Rotman.

Para entonces el público ya estaba rendido a sus pies, no dejaban de corear, bailar, gritar con euforia. Es como tratar de ocultar tu felicidad cuando te regalan la playstation en navidad y no simples calcetines. Imposible.

Llegó el turno de La salvación de Juan y Solo, su más reciente ópera rock, multiovacionada por los expertos. “Averno, El Fantasma” fue primero, “La Tormenta” después, “No Era Para Vos” al final. La calidad en estas composiciones es indiscutible, además resulta experimental y totalmente novedoso e inesperado para lo presentado por la mítica banda desde su primer disco. Fabuloso, podría describirlo.

Contrario a otras veces, Astor Ciaciarulo y Florián Capello estuvieron más serenos que nunca, sin tratar de robarse los reflectores. Respetaron la jerarquía, sabían dónde estaban parados y de quién era el show.

Back to basics con “Calaveras y Diablitos”, “Saco Azul”, “Revolution Rock” de The Clash, “Carnaval Toda La Vida” y “Carmela”. El momento era inmejorable, ahora o nunca. Todos de pie, aplaudiendo, haciendo cimbrar cada metro cúbico de concreto, pedían “Mal Bicho”. Concedido. También amenazaron con partir tras tocar “Matador”.

Mentiras. Se quedaron. “Siguiendo La Luna” y “Vasos Vacíos” nos pusieron sentimentales. De pronto recordé mi época de secundaria, eran las únicas dos canciones que me sabía en la guitarra y mis compañeros estaban hartos de escucharlas. No eran para ellos… estaba enamorado.

“El Satánico Dr. Cadillac” fue la más votada para el cierre. Se la pelaron, porque no podían irse sin tocar mi rola. El soundtrack de mi vida. “Yo No Me Sentaría En Su Mesa”. Hasta pronto, Cadillacs. Se les quiere en todo el mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=KM1AwRFMukw

Gustavo Azem
Gustavo Azem
No tan guapo como Brad Pitt, ni tan simpático como Chespirito.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan