20 años del OK Computer

“When I am king, you will be first against the wall, with your opinion, which is of no consequence at all”. Paranoid Android

El ahora lejano 1997, fue el año en que se privatizó en sistema de pensiones en México para abrir ese sector a la voracidad de la IP, también cuando se publicó el primer capítulo del manga One Piece, por si esto no fuera suficiente fue el mismo año en que Radiohead, puso a la venta su tercer álbum de estudio, el legendario OK Computer (Parlophone). Según la fuente consultada, la fecha de lanzamiento cambia de mayo a junio, pero… ¡1997!

Antes de este álbum, Radiohead había sido comparado con grupos, como Nirvana, Blur incluso Oasis, los medios se empeñaban en meterlos en alguna categoría desde grunge, pasando por britpop hasta alternativo, sin embargo, fue con OK Computer que alcanzaron un lugar en el Olimpo del rock, al lado de grandes monstruos como Pink Floyd, desde entonces los grupos posteriores quieren ser como Thom Yorke y compañía.

|La reedición del Ok Computer de Radiohead |

Escribir de un álbum como OK Computer, produce sentimientos encontrados, como desazón, sonrojo, angustia o éxtasis. Resulta complicado intentar plasmar con palabras lo que ha sido uno de los mejores discos de rock en los superficiales 90. Escucharlo por primera vez te hace sentir como un rayo interno, que entra por alguna cavidad hasta entonces desconocida de tu cuerpo, y no sale jamás, se queda electrificando tu interior para siempre. Es una de esas obras cumbre, que años después, escuchas de principio a fin y consigue elevarte al éxtasis musical, hace que tu garganta se estreche y se te dificulte tragar la saliva, mientras la voz de Thom Yorke se contorsiona en “Subterranean Homesick Alien”.

En términos musicales, no fue un cambio de rumbo muy brusco, más bien fue como subir un micro escalón, los alpinistas dicen que en las cimas más altas del mundo, la cantidad de oxígeno es tan baja que el más mínimo paso exige un esfuerzo sobre humano. Así fue dar vida a OK Computer, disco que Radiohead empezó a grabarse en el estudio Canned Applause, cerca de un área campestre de Oxfordshire en Oxford, convertida en campamento base durante las primeras semanas de gestación. De allí salieron las vistas para canciones como “No Surprises” y “Electroneering”, dignas por sí solas de elevar cualquier álbum del que formen parte de los altares de la inmortalidad.

Desde una “Airbag” con su guiño al pasado y hace de puente con su disco anterior, llena de energía, contundencia y empuje, hasta “Karma Police”, cuatro minutos y se cierra esa pequeña trilogía empezada por “Exit Music (for a Film)”, continuada de manera apabullante en “Let Down”. OK Computer, nos hizo sentir cosas que nunca antes habíamos experimentado escuchando otro disco.

Diciendo por un lado que no pretende ser un álbum conceptual. Pero revelándose como redentor, beligerante. Con mucho mensaje de denuncia: “Un trabajo que lentamente te mata, por las heridas que no sanarán. Te ves tan cansado e infeliz. Derroca al gobierno, ellos no hablan por nosotros”, dice “No Surprises”, o ese mínimo instante perturbador de “Fitter Happier”. Mensaje novedoso en contenido y absolutamente perturbador en su forma. Son canciones hipnóticas, de muchas atmósferas, cantadas con voz, lánguida, por Yorke.

A 20 años de su lanzamiento, el tiempo no solo no ha contribuido a hacer que OK Computer se pierda en el olvido, sino que ha hecho crecer su leyenda. No importa en qué gran disco pensemos. El trabajo de la primera trilogía de Radiohead, le aguantó el paso a cualquiera, venció sin dificultades a una enorme mayoría de sus contemporáneos y a los que nuestros oídos padecieron después.

Gracias a Ok computer tenemos uno de los mejores mantras, para cuando lo caótico de la vida moderna nos rebasa, con “Paranoid Android”. En un mundo sobrepoblado de “opinólogos” improvisados y “youtubers”, como dice la letra de ese tema ¿Vas a calentarte por todo lo que te digan o pase? Tu momento ya va a llegar, por canciones así, que no solo hablan del amor, sino de otros problemas que nos azotan en nuestra ajetreada sociedad contemporánea.

¿Qué más puedo decirles de esta joya que en 2017, cumple dos décadas pero cada año suena mejor? Vaya ironía que su sonoridad urbana de guitarras, fuera grabada en un ambiente rural y en su primer contacto con el público un 13 de mayo, fuera lanzado en una edición limitada en caja de unicel, en un sobre de mensajería, acompañado de una cinta VHS con el video de “Paranoid Android”. Ya lo decía Gardel, 20 años no es nada, nos leemos.

Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,204FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist