No Age, The Black Lips y Touché Amore en el Festival Marvin 2017

Por Ricardo Gallegos
Fotos: Martín Zenteno / Enrique Blancas

Ocho escenarios, dos colonias y música por doquier. El Festival Marvin nos brinda una oportunidad única para conocer bandas de todo tipo mientras recorremos las bonitas calles de la Roma y Condesa, creando una experiencia muy distinta a la que cualquier otro festival puede brindar. Post-hardcore, rockabilly, indie, pop punk, garage, hip hop, alternativo, electrónica y hasta tropical pudimos escuchar en este fantástico día del que nos llevamos gratos recuerdos.

En el caluroso Salón Covadonga, No Age dejó sudados a todos los presentes con un setlist idóneo para saltar, aunque hubo un punto en el que no supe si algunos estaban volviéndose locos por la música o estaban sufriendo de ataques epilépticos por las parpadeantes luces que acompañaban el show de la banda estadounidense. Globos de gas adornaban el techo del recinto, algunos flotando tétricamente a la mitad de la nada, como si del payaso Eso se tratara. Entre la música y el calor, un héroe sacó una botella llena de agua y la roció por todos lados cual remolino, al tiempo que el salón se llenaba más y más para seguir gozando de éxitos como Teen Creeps” y Eraser”.

En el escenario de Cinespacio 24, gozamos de la inolvidable presentación de Touche Amoré. Algunos fans me comentaban que compraron su boleto para el Marvin solo para ver a esta banda que abarrotó totalmente el escenario en el que no podías moverte más que a empujones. La energía de esta banda fue tremenda; la pasión desbordaba a través de sus instrumentos y de los gritos de Jeremy Bolm quien se disculpó por su ausencia en tierras mexicanas, asegurando que es un honor tocar de nuevo por acá.

Todo era perfecto en el Cinespacio 24, que por cierto tenía una estatua de bronce de algún político del PT que desde lo alto vigilaba los madrazos que se daban los alocados fanáticos en los slams. Uno de ellos portaba una playera de ‘El Punk Rock arruinó mi vida’  y cantaba con tantas ganas las letras de sus ídolos, que parecía se iba a desmayar. O tal vez estaba muy ebrio, no lo sé.

Siendo uno de los máximos atractivos del cartel, Black Lips no decepcionó ni un poco, haciendo valer el gasto extra que los asistentes hicieron para poder entrar al Salón Covadonga con la codiciada pulsera morada. El garage rock se apoderó del alma de los asistentes, quienes enloquecieron al escuchar rolas como “Occidental Front”, “Can’t Hold On” “Family Tree”. Papales de baño volaron durante O Katrina”, los guitarristas se besaron, se armó un mini-slam y hubieron muchos brincos. Sí, Black Lips fue un glorioso desmadre.

Si quieres enterarte más de lo que paso en el Festival Marvin, te invitamos a leer nuestra nota con reseñas de Los Viejos, Boom Boom Kid, Yokozuna, Say Ocean y Joliette y también la nota con todo sobre La Vida Bohème, Carmen Costa, Tropikal Forever y Los Moustros del Espacio Exterior.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan