La magia de Harry Potter en vivo (Auditorio Nacional)

Elfos, duendes, muggles, magos y hechiceros se dieron cita el viernes para revivir la primera película de Harry Potter junto a la Orquesta Nacional que interpretó cada uno de los temas instrumentales de La Piedra Filosofal. Aunque la cita era a las 8, parece que la recordadora se averió ya que comenzó casi a las nueve de la noche, ya con todas las personas en sus asientos y los estudiantes de Howarts en sus asientos, eso sí, sin sus varitas, que lamentablemente tuvieron que ser dejadas en paquetería.

El encargado de llevarnos toda la magia de este universo creado por J. K. Rowling, fue el director de orquesta, Jeffrey Schlinder, el cual en primer lugar exacerbó a todos mencionando cada unas de las cuatro casas de la escuela: Slytherin, Ravenclaw, Gryffindor y Hufflepuff. Pero esta función era diferente a la que se vive dentro de un cine, ya que Schlinder exhortó a todos a divertirse al máximo, ya sea riendo, gritando o cualquier forma de expresión que quisieran hacer. Es por eso que, durante toda la película, era como si fuera vista por primera vez, ya que la gente gritaba, chiflaba y se emocionaba en diferentes partes de la misma.

La orquesta estuvo conformada por 94 músicos que realmente nos llevaron de la mano por todas las emociones vividas en las dos horas y media que dura el filme dirigido por Chris Columbus y que fue estrenada en el 2001.

Así, solo nos espera poder ver en este formato las otras siete películas de la saga de las aventuras de Ron ,Hermione y Harry; y porqué no, tal vez disfrutar también Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos.

Andrea Quintana
Andrea Quintanahttp://3.216.182.59
Comunicóloga de profesión, black metalera de corazón y otaku de closet

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan