La noche de Sodom (Sala Corona)

Después de 4 años de ausencia, Sodom regresó a la capital de la República Mexicana para ofrecer, la cita fue el pasado 18 de junio en el SALA Corona.

Las actividades dieron inicio cuando Nightbreed hizo lo propio en el escenario casi a la par de que se abrían las puertas del recinto para el acceso al público. Los oriundos de la perla tapatía ofrecieron un set rápido lo cual sirvió para que de a poco se fueran aumentando las revoluciones para la devastadora presentación estelar que se avecinaba.

Después de unos cambios en el escenario bastantes rápidos, tuvimos como segundo acto a Strike Master una banda capitalina, los cuales gozan ya de cierto reconocimiento en la escena nacional y que en los últimos meses se han estado presentando en algunos de los foros más importantes del país alternando con bandas internacionales de renombre. Su set contó con canciones como: “Black Violence”, “Majestic Strike”, “S.T.C.”, “Merciless Machine”, “Supreme Insult”, “Suicidal License”, y “O.M.D.”, esta última canción sería con la que la agrupación se despediría después de tener una falla de audio con la guitarra.

Los cambios sobre el escenario de nueva cuenta aparecían, la batería usada por los dos primeros grupos era desmontada para dar paso a la que sería usada por Markus. Momentos después y con algunas dificultades poco a poco subía una manta con el nombre de la agrupación estelar, lo que indicaba que el arribo a escena de los teutones estaba más cerca.

“In Retribution”, tema que abre la más reciente producción discográfica de la agrupación también fue la encargada de iniciar el set demoledor que la banda estaba por ofrecer, seguido y sin escalas tuvimos el tema que le da nombre al disco lanzado en 2010, “In War And Pieces”, los primeros riffs de esta canción fueron suficientes para que el circle pit aumentara su intensidad y para que los primeros osados surfistas del público lograran su hazaña de llegar lo más cercano al escenario por encima de varios asistentes.

Las emociones continuaban y por ello ahora teníamos “Sodomy And Lust”; después del bloque inicial Tom se dirigía a los ahí presentes para saludarlos y así continuar con “Surfin’ Bird” ligada como ya es costumbre de “The Saw Is The Law”, ambos temas sirvieron como pretexto para que más personas se sumaran al circle pit que fue aumentando paulatinamente de tamaño y por supuesto de intensidad.

El calor al interior del recinto comenzaba a hacer sus primeros estragos tanto en asistentes como músicos, por ello Tom realizaba una pausa para hidratarse y decir “¡Salud!”, el momento de remontarse a los inicios de la banda llegó con “Outbreak The Evil”. Al término de dicha canción y como muestra de agradecimiento los presentes se unieron a una sola voz para entonar un estruendoso “Oe, oe, oe, Sodom, Sodom” el cual dejó impactados y agradecidos por algunos segundos a los músicos, los cuales no tuvieron reparo en continuar con su set el cual nos traía ahora “M-16”.

La brutalidad, la euforia y la temperatura al interior seguían en aumento y Tom aprovechaba para despojarse de su playera mientras algunas personas gritaban: “chichis, chichis”. El nuevo material volvía a hacer acto de presencia ahora con la aparición de “Sacred Warpath”.

Tom se dio tiempo de presentar a los demás músicos en escena y Bernemann emocionado tomó la palabra para agradecer por el recibimiento en dicha velada, con ello llegó un clásico de la banda y del género, “Agent Orange”, tema en donde muchos aprovecharon para no quedarse fuera del circle pit ubicado frente al escenario o hacer su primera intromisión en el mismo.

Las actividades en el circle pit y el escenario continuaron con “Stigmatized”. A lo largo de la presentación varias playeras fueron lanzadas por el público hacia el escenario con la esperanza de ser portadas por el vocalista de la agrupación y justo cuando éste encontró una a su medida lo hizo, lo cual arrancó el aplauso de los presentes, pero no solo playeras llegaron al escenario, ya que en ese mismo instante un brasiere hizo lo propio y sin dudarlo Tom lo sujetó al costado de sus pantalones para así continuar este recital que tenía más canciones por ser interpretadas.

Después de esta pausa y con los puños en alto recibimos a “City of God”. El momento emotivo de la noche llegó mientras Tom nos anunciaba que era momento de recordar a Lemmy por lo que el homenaje al Rock & Roll se realizó con “Iron Fist”.

Después de una docena de temas los primeros rasgos de cansancio se hacían sentir e inclusive Tom dijo que la siguiente canción describía un poco el cómo se sentían a esa altura de la noche por lo que escuchamos “Tired and Red”. Era momento de presentar otra canción del Decision Day y por ello la banda pedía ayuda con el coro de “Caligula”.

Poco a poco se acercaba la recta final del concierto, pero no podíamos irnos sin escuchar “Remember The Fallen”. “Rolling Thunder” fue la última canción del nuevo disco que apareció en el set, la cual fue seguida de otra de las primeras canciones compuestas por la banda, “Blasphemer”.

El final llegó con “Ausgebombt” y “Bombenhagel”, lo que sirvió para que los presentes expulsaran sus últimas energías en el circle pit o coreando ambas canciones. La despedida fue rápida, mientras que los más afortunados y cercanos al escenario se hicieron acreedores a plumillas, baquetas y hojas del setlist para recordar aún de manera más especial esta devastadora presentación que llegó a su fin alrededor de las 23:10 hrs.

Erick Lombardo
Erick Lombardo
Metalhead, fan de las películas de más de dos horas y el basketball. Ver series mientras viajo en el transporte público es mi nueva pasión.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,180FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist