El Planeta de los Simios: La Guerra / War for the Planet of the Apes

Es difícil encontrar una secuela que logre mantener, o incluso superar el nivel de calidad de su predecesora, y es todavía más raro encontrar una trilogía en donde no solo se mantiene la excelencia en cada aspecto narrativo, sino que también se da una avasallante evolución tecnológica en cada filme. Por más difícil que sea imaginar esto, un montón de simios en caballo liderados por un macho llamado Caesar, lo han logrado.

En la tercera entrega de la trilogía moderna de El Planeta de los Simios, Caesar (Andy Serkis) intenta mantener con vida a sus seguidores ante la amenaza de un grupo de soldados humanos encabezados por un despiadado Coronel (Woody Harrelson) que están intentando acabar con todo simio en un desesperado intento por salvar a la raza humana de la extinción.

War for the Planet of the Apes es una historia de venganza y de supervivencia. Caesar está peleando por salvar a su pueblo, pero también tiene una batalla interna, es atormentado por el recuerdo de Koba y por una sed de venganza que intenta consumirlo, además de que existe en él un conflicto por el cariño que todavía tiene por los humanos, un cariño que tal vez sea mínimo y esté enterrado en lo más profundo de su ser, pero un cariño que ahí está.

Si no has visto las anteriores, el primer minuto de la película hace un trabajo perfecto de explicarte que ha pasado y en dónde se encuentra la trama. De ahí en adelante, el director Matt Reeves no pierde tiempo en envolverte en una fantástica narrativa llena de detalles y factores emocionales que provocan una tensión generalizada durante las escenas de acción, pues cada vez que un simio está en peligro de morir, tu corazón sufre. La película contiene muchos simbolismo que recuerdan a campos de concentración y se maneja magistralmente la idea del humano como ser autodestructivo. El humano es un ser terrible por naturaleza y la película así lo plasma.

Lo más asombroso de War for the Planet of the Apes, al igual que sus predecesoras, son los efectos visuales: no hay momento en el que piensas que estás viendo a un animal digital, pareciera que alguien amaestró a cientos de simios para filmar esta película. No sé cómo lo lograron, pero todo se ve real. Los movimientos son hyper realistas, la iluminación del pelo es impresionante y las expresiones faciales te cautivan de una manera impactant. Caesar hablando, llorando o expresando odio se ve 100% real, sus ojos están tan llenos de vida que son hasta capaces de sacarte lágrimas. Y ver al orangután Maurice nunca dejará de asombrarme. Estos artistas son unos genios. El uso de motion capture a lo largo de los filmes de El Planeta de los Simios es un logro aplastante en el campo de los efectos especiales.

Una vez más, Andy Serkis (El Señor de los Anillos) es magnífico como Caesar. Lo he dicho mil veces y con este filme, lo repito con mayor énfasis: Serkis merece un Oscar por su trabajo como Caesar. Pocos personajes a lo largo de mi vida me han transmitido tantas emociones como esta criatura, pocos personajes me han atrapado emocionalmente de la manera en como lo ha hecho Caesar y todo eso es gracias a Andy Serkis, el maestro del motion capture. 

Woody Harrelson (Natural Born Killers) es un absoluto desgraciado en esta película, sus acciones son de un desesperado y calculador psicópata militar. Pocas veces he querido ver sufrir a un antagonista con tantas ansias y es que la actuación de Harrelson te da todas las excusas para odiarlo con todo tu ser.

El score musical de Michael Giacchino (Jurassic World) es un bellísimo elemento que está siempre presente para darle un empujoncito emocional a las escenas. Es una música que pasa de lo dulce a lo salvaje y es un acompañante esencial en el camino de Caesar.

Amé cada segundo de War for the Planet of the Apes. No pude despegar mis ojos de la pantalla, no quería nada más en el universo que conocer la historia de Caesar y saber que él y su pueblo iban a estar seguros. El climax del tercer acto podría no convencer a muchos. En un principio no fue de mi propio agrado, pero con la reflexión te das cuenta de que es una metáfora perfecta y representativa de un tema muy importante a lo largo de la franquicia.

Desde un dulce chimpancé bebé en los brazos de James Franco hasta un maltrecho líder teniendo que tomar duras decisiones por su ‘pueblo’, la progresión del personaje de Caesar es la mejor que he visto en toda mi vida: es coherente y minuciosamente construida a lo largo de tres excelentes películas. Cuando tienes a un personaje tan increíble, lleno de vida, con cualidades, defectos y demonios, tienes la puerta abierta para crear una obra maestra y eso es exactamente lo que es War for the Planet of the Apes. La trilogía moderna de El Planeta de los Simios, me atrevo a decir, es una de las mejores de todos los tiempos.

https://www.youtube.com/watch?v=YqxwSOkZqx4

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist