Satanás Americano / American Satan

Los Black Veil Brides se han mantenido ausentes de los escenarios en el último año y tras el retraso del nuevo disco, Andy Biersack en ningún momento ha descuidado a sus seguidores por lo que se metió de lleno en el papel protagónico para cierta película desde hace un buen rato, de ésta manera es como debuta en la pantalla grande con American Satan. El pasado 13 y 14 de octubre fue el estreno mundial de la cinta y se supone que dichos días serían fechas únicas para su proyección en la cadena Cinemex, pero por alguna extraña razón hoy en día continúa en cartelera.

Bajo la dirección de Ash Avildsen, tenemos un proyecto bastante elaborado que honestamente llama la atención gracias a los distintos trailers que lanzaron previo al lanzamiento, cumpliendo el cometido, despertó gran curiosidad ya que tenemos a dos músicos como personajes principales quienes pertenecen a bandas de renombre en el mundo del rock alternativo y post hardcore, además de otros rostros conocidos de la escena como Drake Bell y Ashley Costello. Por supuesto que los fans y no tan fans querían ver Andy y a Ben Bruce (Asking Alexandria) en su nueva faceta, más allá de mínimas escenas en videoclips y conciertos, pero bien dicen que la curiosidad mató al gato. ¿Por qué? Por la ostentosa publicidad que los rodeó y el simple hecho de refugiarse bajo la fama de músicos para elevar expectativas que a menos de la mitad de la cinta quedaron echas trizas.

La historia comienza con un clásico: vemos a una pequeña y rebelde banda de rock que decide abandonar la Universidad  para perseguir el gran sueño de convertirse en famosos y millonarios músicos, hasta ese momento vamos bien con la trama, no es nada innovador pero resultó ser entretenida. Al principio se citaron frases de músicos como Ozzy Osbourne, AC/DC y Judas Priest sobre la influencia del demonio en su música y en la vida, tema que parecían un buen augurio para levantar la trama.

The Renteless es el nombre de la banda integrada por Vic Lakota en la guitarra (Booboo Stewart),  Leo Donovan en la guitarra principal (Ben Bruce),  Lily en el bajo (Jesse Sullivan), Dylan en la batería (Sebastian Gregory) y  Johnny Faust en la voz (Andy Biersack). Durante la primera hora vemos cómo van forjando su camino al éxito desde cero, ya saben lo que todo grupo de rock debe enfrentar en la vida, duermen en la calle, malbaratan sus discos y el bar que nunca falta obligándolos a vender boletos para darles un espacio en el foro. Todo va muy mal cuando de la nada se les aparece un sujeto que resulta ser Satán, los manipula emocionalmente y finalmente su hambre de poder los obliga a firmar un pacto con el mismísimo diablo. Su éxito sube como espuma, lo que desencadena una serie de desgracias a su alrededor, su música y polémicos altercados terminan influenciando a la sociedad más allá de todo lo que se supone éste siglo ha visto.

Una vez que están todas las cartas sobre la mesa, el guion cae hasta lo más profundo, las malas actuaciones de los personajes secundarios ya no pueden ocultarse más, incluso llega un punto en que desesperan. Los que se salvan son los integrantes de la banda y el manager, se nota que Andy dio su mejor esfuerzo dando una actuación bastante convincente, lamentablemente no puedo decir lo mismo de Ben Bruce, es pésimo, su lugar indudablemente es como guitarrista en Asking Alexandria y nada más. Una vez pasando los 60 minutos, American Satan dura otros 50 minutos más llenos de sexo aburrido con intentos de sadomasoquismo y “cocainómanos” por todos lados sin control.

La única parte buena fueron quizás la fotografía y la dirección de arte, impecables por cierto, la música también podría ser de los únicos elementos decentes en la película ya que el tema principal “Let Him Burn” y el resto del soundtrack es increíble, la voz de Remington Leith (Palaye Royale) quedó perfecta.

La “moraleja” o mensaje que intenta proyectar American Satan es que al final cualquier exceso terminará con tu vida, en éste caso muestra exageradamente la parte de la escena musical que muchos no se imaginan. Sinceramente no es recomendable verla si no eres fan de alguno de los protagonistas o quieras checar el rol de villano que le tocó a Drake Bell por unos cuantos minutos.

Cinthia Flores
Fotógrafa, con un amor desmedido por la música y los conciertos.

Te recomendamos

Comments

  1. Creo que estoy un poco desacuerdo con este post, la película me gustó mucho y bueno hay que aceptar que hubo mucho relleno con las escenas de sexo y drogas pero prácticamente así es la vida de una banda, quizás no tan explícita y drámatica como lo muestran en la película.
    La película estuvo buena, tenía buena trama y además, hay que ver que las actuaciones no son tan malas como se indica aquí, es decir, es un grandioso esfuerzo para ser integrantes de una banda que no han estudiado teatro ni nada por el estilo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,204FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist