Thor: Ragnarok

Decir que Marvel Studios hizo una gran película ya es equiparable a decir que el cielo es azul o que los gatos dicen miau. Y aunque Thor no ha sido el caballero más popular del equipo Avenger, sus pasadas entregas habían logrando la difícil tarea de aterrizar y adaptar a un personaje tan complicado como lo es el Dios del Trueno… pero algo hacía falta para terminar de armar el rompecabezas asgardiano. Con creatividad, locura e improvisación, Taika Waititi ha terminado de armar ese rompecabezas y traernos al Thor que siempre soñamos.

En esta entrega marvelita, Thor (Chris Hemsworth) se encuentra varado en un extraño planeta, sin su martillo y con la necesidad de regresar a Asgard para detener a Hela (Cate Blanchett), la Diosa de la Guerra y una posible destrucción de la civilización asgardiana. Pero para lograrlo, primero tiene que sobrevivir al Grandmaster (Jeff Goldblum) y su arena de gladiadores, cuyo campeón es el Increíble Hulk (Mark Ruffalo), así como a las interminables traiciones de su hermano Loki (Tom Hiddleston).

Thor: Ragnarok es todo lo que los trailers prometieron. El director Taika Waititi (What We Do In the Shows) te mete de lleno a un mundo locochón de ciencia ficción y fantasía, un viaje ácido de pura diversión, con comedia, acción y los mejores personajes pateatraseros que te puedas encontrar.

La trama desviste a Thor, le quita su martillo, lo aplasta al piso y lo pisotea una y otra vez, para de ahí reconstruirlo con todos los atributos y problemas que ya tenía pero agregándole todavía más carisma y personalidad. El desarrollo de Thor en este filme es exponencial y eleva al Dios del Trueno a nuevas alturas en el MCU, fue como darle un impulso de diversión y frescura a su personaje.

Chris Hemsworth demuestra una vez más que su fuerte es la comedia, sus expresiones faciales y timing cómico te harán revolcarte de risa en más de una ocasión. Sin embargo, el australiano todavía tiene deficiencias en el departamento de drama, pues no hace un buen trabajo en las escasas escenas serias. ¿Es necesario decir que Tom Hiddleston la rompe como Loki? Sí, otra vez. Mark Ruffalo (Spotlight) es más discreto y su historia es la más apresurada, pero eso ya no es culpa del actor, que sigue siendo la fiel representación del hombre verde. Cate Blanchett (Blue Jasmine) luce increíble y actúa increíble como Hela: la galardonada actriz tiene una presencia bestial y todos los elementos audiovisuales que la rodean la ayudan a lucir como una verdadera Diosa… sin embargo, le faltó un empujoncito más para entrar en esa élite de excepcionales (y raros) villanos Marvel.

Tessa Thompson (Creed) se apropió del personaje de Valkyrie, estableciéndose en esta película como una de las máximas pateatraseros de Marvel. Jeff Goldblum (Jurassic Park) es oro puro como el Grandmaster: los manerismos, la comedia, la actitud, todo marca de fábrica Goldblum hacen del Grandmaster una maravilla cómica. Sorprendentemente, Karl Urban (Star Trek) tiene un montón de tiempo en pantalla como el Executioner, aprovechándolo al máximo y regalándonos una interesante sub-trama al lado de Hela. Además de dirigir, Taika Waititi también se aventó a interpretar a un personaje llamado Korg, que a decir verdad podría ser mi personaje favorito en todo el Universo Cinemático de Marvel: cada línea que salía de los rocosos labios de este personaje me tenían carcajeando.

Como podrán leer, Thor: Ragnarok está repleta de bien desarrollados y coloridos personajes que le dan un sublime toque de locura y diversión a la trama. Todos tienen un propósito en la historia, los diálogos exponen sus fortalezas al máximo y todas las actuaciones son fantásticas.

El ritmo de la película es feroz y apenas te da tiempo de respirar o asimilar lo que estás viendo, y esa es la herramienta que se utiliza para esconder las variadas deficiencias en la historia, así como extraños saltos en el tiempo. Hay explicaciones (como la llegada de Hulk al planeta) que nunca te convencen pero rápidamente te olvidas de ello porque cuando apenas empiezas a razonarlo, ya Hela está pateando trasero por aquí o Loki está echando unos cotorrísimos diálogos por allá.

Los efectos visuales son como para salivar profusamente y la compra de tu boleto en 3D es totalmente justificada: es de las pocas películas que he visto que de verdad explota este formato al máximo. El diseño de producción, la cinematografía, el detalle en vestimentas, el colorido de los mundos que exploramos, la genialidad de Zeppelin acompañando la acción… Thor: Ragnarok se saca un 10 perfecto en el departamento audiovisual.

Thor: Ragnarok es 100% diversión. Es una película que va a entretener a todo no-amargado con su mezcla de fantasía, comedia y acción que solo Marvel Studios puede componer de manera tan majestuosa. Thor: Ragnarok es el género de superhéroes en éxtasis. Taiki Waititi creó una experiencia placentera que te lleva a varios mundos, hace volar tu imaginación y de paso de hace sonreír de oreja a oreja todo el tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=1pwhgu7agxQ

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,100FollowersFollow
11,170FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas