Los Pasos de Papá / Brad’s Status

En Los Pasos de Papá seguimos a Brad (Ben Stiller), un padre de familia que viaja a Boston junto a su hijo Troy (Austin Abrams) para explorar sus opciones universitarias; este viaje lo lleva a contemplar su vida, a analizar su ‘frustrante’ situación económica y a comprarla con la de sus exitosos (y hasta millonarios) amigos universitarios.

Básicamente, aquí sigues la crisis existencial del protagonista. Al principio es interesante ponerte en sus zapatos, comprender sus frustraciones y hasta reírte de algunas situaciones que se le presentan, pero pronto la negativa actitud de Brad comienza a ser irritante y la película se vuelve desesperante. Brad tiene cambios de humor dignos de una adolescente emo y una deplorable visión del mundo. De pronto, Brad está feliz porque su hijo va a Harvard y literalmente un minuto después se pone celoso del mismo. Poco a poco, esta situación te va desconectando de la trama, pues ya sus pensamientos no son coherentes con elementos mostrados previamente en la película.

Parece que toda la película va construyendo un mensaje de amor a la vida, pero en la segunda mitad, el director Mike White (Year of the Dog), falla estrepitosamente en comunicar de manera efectiva dicho mensaje. Jamás me sentí convencido de que a Brad le haya caído el veinte de lo que el director intentaba transmitir. De manera similar, muchos elementos establecidos durante el primer acto, no sirvieron de nada al final del filme. Por ejemplo, todo el tiempo se te hace creer que Craig Fisher (Michael Sheen), uno de los exitosos amigos de Brad, es tremendo y engreído mojón, pero cuando ambos personajes se juntan para cenar, nunca se aterriza dicho punto dado que Craig no es tan altanero como nos lo habían vendido y más bien Brad queda como un lloricón.

Ben Stiller (Una Noche en el Museo) está en un papel mucho más dramático al que nos tiene acostumbrados y hace un trabajo sólido transmitiendo su ansiedad, aunque en ocasiones sus abundantes expresiones faciales te distraen de lo que esté pasando. Austin Abrams (The Walking Dead) fue una gran opción de casting, pues sus manerismos y lenguaje corporal en esta película son muy similares a los de Ben Stiller, así que llegas a creer que de verdad son familia, sin embargo su falta de energía (tal vez por querer imitar tanto a su ‘papá’ Stiller) provocan que te de flojera verlo en pantalla: el chamaco trae tremenda cara de adormilado.

Esta película me tenía cautivado, pues la trama es interesante y hay buenos chascarrillos… pero ya en el tercer acto Brad se vuelve un auténtico jarrito de Tlaquepaque y el mensaje de Mike White se pierde entre la negatividad del protagonista. Los Pasos de Papá no es mala, no está ni cerca de serlo, pero al final de los 90 minutos, da la sensación de que estuviste caminando en círculos.

Si dejas de lado el torpe final, Los Pasos de Papá logra ser una película disfrutable, que analiza la complejidad de los pensamientos humanos e intenta darte  buenas lecciones sobre vivir el aquí y el ahora, sobre ser agradecido con tu oportunidad de vida.

https://www.youtube.com/watch?v=5PdB6b0D5tE

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,211FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan