La noche de Despised Icon (Foro Alicia)

Por: Bruno Domínguez
Fotos: Omar Munguía

Después de una semana ajetreada, por fin es sábado y me encuentro a las afueras del Foro Alicia, esperando los últimos minutos de los casi diez años que tuvieron que transcurrir, para que Despised Icon fueran escuchados nuevamente por todos sus fans capitalinos, tras regresar a los escenarios después de seis años de separación.

La expectativa es grande, se puede sentir en el ambiente y conforme pasa el tiempo, el venue comienza a llenarse de personas sumamente emocionadas, por presenciar el último show de los franco-canadienses que otorgarán en este año. Al voltear a mi alrededor, me encuentro con un choque de generaciones, pues es notable la diferencia de edades entre varios fans, lo cual, me pareció un preámbulo interesante a lo que sería el acto principal.

Siendo las 20:00 hrs. salen al escenario Nimfalic, primera banda de la noche, quienes se encargaron de calentar al público con un set de treinta minutos, en el cual, pudimos escuchar temas de su disco Sistemas Caóticos, que resultan una combinación impresionante de varios ritmos melódicos con el deathcore que tanto los caracteriza. Tavo (vocalista) se encargó de dar varios discursos emotivos entre sus canciones, invitando a entrar a una conciencia colectiva que no dependa de la política nacional, dando como ejemplo el recién acontecimiento del 19 de septiembre, pues fue una gran muestra de solidaridad y empatía, de acuerdo a las palabras del frontman. La gente otorgó una muy buena respuesta a la presentación de Nimfalic, lo que se entendió como un excelente inicio del concierto.

Es turno de Verde Amanecer para aparecer en el escenario. A punto de las 20:45 hrs. comienza su set, el cual, comienza con un ritmo increíble y para su fortuna, llama la atención de Eric Jarrin y Alexandre Pelletier, quienes se encontraban en la parte de atrás del recinto conviviendo con algunos fans. Al igual que Nimfalic, con un set de treinta minutos aproximadamente, la agrupación originaría del Estado de México, ofreció un excelente espectáculo, presentando su EP homónimo y dejando un ambiente bastante ad hoc a lo que estábamos a punto de presenciar.

Mientras se monta el equipo de Despised Icon, con la finalidad de que entren a escena en pocos minutos, voy por una cerveza y es cuando me doy cuenta que el venue ya se encuentra a su totalidad, lo cual dibuja una sonrisa en mi rostro pues realmente se venía algo extraordinario. Comienzan las pruebas de audio y en ello, los fans comienzan a gritar de la emoción al escuchar los guturales de Steve Marois, quien se encontraba aún en backstage tomando aquella bebida famosa por embriagar con una sola lata y que, a mi parecer, sabe horrible, pero bueno, creo que a ellos les gustó bastante. Son las 21:30 hrs. se apagan las luces y se escucha el mismo audio que antecedió su entrada en su último show que dieron en Montreal, aquel 5 de diciembre de 2010, lo cual, empieza a emocionar aún más a los fans presentes, es entonces cuando salen al escenario cada uno de ellos, presentándose el clímax al escuchar a Alex Erian y Steve Marois, dando las buenas noches, vistiendo respectivamente los jerseys de los Blue Jays (equipo de béisbol de Toronto) y de la banda originaría de Guadalajara: Thell Barrio.

Se escuchan los primeros riffs de su tema “Bad Vibes”, extraído de su más reciente disco Beast, no pasan ni 10 segundos para que el pit ya se haya formado y aprovechando que no hay barricada, los fans que se encuentran hasta delante, comienzan a corear las principales líneas de la canción. Es impresionante escuchar los blast beats, acompañados del pig squeal que domina Steve.

Realmente me encuentro impresionado por el poderío que se cargan estos franco-canadienses y mientras pienso eso, la canción termina, comenzando de inmediato con un clásico: “A Fractured Hand”, Alex es cuando menciona que si conocen la canción les ayuden a cantarla, el público enloquece con los primeros minutos del tema, hasta que llega la parte en la que se coreó: “I’ve failed you once again, yet you still hold my hand”, –Alex y Steve realmente están disfrutando esto…- es lo que pienso mientras ellos ponen el micrófono a su público, primer circle pit solicitado por Alex, el cual, más tarde que temprano se forma al centro del recinto.

Alex se toma un momento para agradecer la presencia de todos y el entusiasmo que estaban demostrando, es cuando menciona que la siguiente canción es “The Aftermath”, otro de los sencillos de su último lanzamiento, el ritmo provoca un movimiento arriba-abajo de las manos de los asistentes, a lo cual, continuaron los vocalistas de la agrupación. Enseguida, no dan tiempo para recuperar el aliento y se escucha “Furtive Monologue”, todos comienzan a armar uno de los momentos más intensos de la noche, insisto, escuchar los blast beats, guturales de ambos y los riffs de Eric, era algo hipnotizante. El show continuaba con temas como “Bulletproof Scales”, “Day of Mourning”, en la cual le antecedió el esperado grito de Esparta y  “Retina”, que fue uno de los mejores momentos del setlist.

Prácticamente el show completo se unió al ritmo del two step para hacer del mosh una experiencia inolvidable para los asistentes y los franco-canadienses, que lo único que hacían era alabar la pasión de los mexas, en verdad se veían tan contentos que puedo asegurar que a pocas bandas he presenciado así, con un semblante tan notorio de felicidad y diversión.

La noche continuaba y era hora de escuchar “Inner Demons”, sólo para continuar con una de las canciones más esperadas… antes, Alex se empeñó en platicar un poco acerca de su última visita al país, siendo el año 2008, sólo un año después del que lanzaron uno de sus mejores discos: The Ills Of Modern Man, transmitiendo la emoción que tenía por cantar nuevamente “In The Arms Of Perdition”, y sí, la gente comenzó a gritar tan emocionada que lo único que provocaron fue el dibujar una gran sonrisa a cada uno de los integrantes de la banda. Todos se unieron bajo la línea icónica de este tema: “Forget the man you were”, otra vez un two step que al verlo erizaba la piel, sólo para que se interrumpiera al final con ese breakdown que, para mí, es uno de los mejores del género.

Se avecina el final del show, mientras tocan “Doomed”, un track que funcionó como transición, al igual que en el disco, para escuchar “Beast”, el tema homónimo de su último trabajo discográfico, Alex menciona que aún queda tiempo para tocar dos canciones más. ¡Carajo! Ese blast beat de Alex Pelletier que impresiona una y otra vez, acompañado de los altisonantes de Jarrin, los guturales de Alex y Steve, a estas alturas, parece que todo el pit se detuvo un momento para disfrutar de la habilidad que mostraron al tocar cada quien lo suyo.

Terminan dando las gracias, riéndose y brindando con nosotros, sólo para dar preámbulo al último track que se tenían preparado, el público sabía lo que se avecinaba y comenzaron a gritar: “M-V-P”, M-V-P”, segundos después Alex lo confirma con las primeras líneas de la canción: “Welcome to my team…”, de nuevo se abre el pit con casi todos los asistentes participando en él. Continúa la canción, con las transiciones tan características que comenzaban a erizar la piel, sabiendo lo que se venía al final… “Oh, baby don’t you know, this party’s picking up. You be a classy looking hoe…” vaya locura que se desató, todos tratando de llegar al micrófono para cantar las estrofas finales del tema.

Ya con las luces encendidas, todos los integrantes se quedaron para convivir con los fans, a todos les otorgaron minutos de charlas, fotografías y firmas, lo cual, admiré demasiado, pues son pocas bandas que he conocido con tal grado de humildad.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist