The Punisher: Lo bueno, lo malo y lo feo

The Punisher apareció por primera vez en el universo Marvel, en las páginas de Amazing Spider-Man n.º 129 (febrero de 1974) como antagonista y rival de Spider-Man; creación de Gerry Conway, John Romita Sr. y Ross Andru. 43 años después tiene su primera serie en streaming después de su exitosa intervención en Daredevil, aunque distinto a su versión del noveno arte.

Esta versión, logra devolverle la dignidad a uno de los mejores personajes de la casa de las ideas. Si bien no es un personaje muy popular, tuvo sus éxitos y una legión de fieles seguidores, cuatro décadas después de su primera aparición, parecía que The Punisher lo había visto y hecho todo. Luego de comenzar como un sicario de El Chacal, se convirtió en el azote del bajo mundo y el protagonista de tres series durante los 80 y principios de los 90. A pesar de eso, cayó en desgracia (en comparación con los éxitos masivos) hacia fines del siglo XX.

Luego vinieron el escritor Garth Ennis (Hellblazer, Preacher) y el artista Steve Dillon, lanzando a Frank Castle a una nueva era de historias. Su primer miniserie de 12 números comenzó en 2000 y rápidamente se convirtió en uno de los cómics más populares del subsello adulto de Marvel, Max.

Finalmente se estrenó la primera temporada de The Punisher en Netflix y aunque las críticas en general son positivas, tiene sus detalles, esperamos por el bien del personaje se corrijan en el futuro.

LO BUENO

  • Rompe con las versiones anteriores.

Steve Lightfoot, huye de las aproximaciones anteriores del personaje. Lejos de tirar por la calle del medio y repetir las fórmulas anteriores de películas como Vengador, The Punisher (2004) o The Punisher War Zone, la versión de Netflix da un giro a la historia clásica y opta por un nuevo planteamiento, una lucha contra la corrupción institucional gringa en lugar de la típica cruzada contra la Mafia.

  • La historia militar de Frank antes de Punisher.

La serie retoma a manera de flashback la historia de Frank Castle como integrante del cuerpo de Marines de los Estados Unidos. En los 13 episodios conoceremos a cuenta gotas más sobre la carrera militar de Castle. Después de todo, él no habría llegado tan lejos sin su entrenamiento militar de élite.

  • Los subtemas.

Debate del control de armas, uno de los temas que más se ha discutido en los Estados Unidos en los últimos años es el relacionado al control de armas. Las secuencias de acción de Punisher le pone al público (aunque muy light) el dilema sobre la necesidad de contar con medidas estrictas para tener armas de fuego en casa.
Los efectos de la guerra en las personas, el impacto de estos en las familias de los militares, la sed de poder y los maniqueos políticos a fin de promover el lucrativo negocio de la guerra. También, el tema de la justicia por propia mano, el sentido de la venganza y la moralidad.

LO MALO

  • Karen Page, hasta el la sopa.

A muchos les encantó la química entre Deborah Ann Woll y Jon Bernthal tanto que a los escritores les pareció “buena” idea meterla como diera lugar sin embargo su papel aquí es más de relleno que de sustancia, podrías quitarla de la serie y no pasa absolutamente nada, eso sí ayuda un poco a que la historia fluya en el sentido de la atracción y para generar un verdadero conflicto entre Daredevil y Punisher.

  • El Traje, el gran ausente.

Aunque ya sabemos que no iba a ser de spandex, sÍ esperábamos que el icono de la calavera en el pecho con la que aterroriza a sus enemigos antes de matarlos, figurara al menos desde el tercer episodio, no como un grafiti y casi al final de la temporada, la mayor parte del tiempo vimos a Frank como civil y hasta medio hipster al inicio.

  • Volver a recordar la muerte de su familia y además cambiar el motivo.

Éste evento es fundamental para entender los motivos que convirtieron a Frank Castle en Punisher, sin embargo ya se habían abordado en la segunda temporada de Daredevil, encima lo cambian para darle sustento a la trama y lo vinculan con uno de los villanos milicos.

  • La duración.

13 episodios son demasiados para una serie que se estanca a la mitad y recurre al abuso de los asaltos armados, balaceras y desalmados militares blancos peleando por la supremacía de nuestro vecino del norte. En el episodio 10, la historia da un giro y presenta de forma interesante los hechos desde la perspectiva de cada personaje, esto le da un poco de aire a la serie, aunque ya muy tarde pues para entonces la trama se ha vuelto repetitiva.

LO FEO

  • ¿Y Daredevil apá?

Admítanlo, aguantamos los 13 capítulos para ver al menos un cameo de Matt Murdock en esta primera temporada. Si bien la acción de Punisher logra mantener la atención hasta el final, hubiera sido un buen detalle ver al Hombre sin Miedo luchando a lado de Frank Castle en lugar de Karen Page.

  • Frank Castle: El enemigo público de NY (Otra vez).

En su debut sangriento en Daredevil, Punisher hizo que todo Nueva York lo buscara mientras luchaba contra los involucrados con la masacre del parque. Y tenía sentido, pero en su primera temporada, Castle repite el mismo recurso de ser el objeto de una cacería por Nueva York, lo cual reflejó una falta de creatividad de los escritores.

  • Billy Russo, el carita.

Parecía un gran acierto conocer el trasfondo de la historia de Billy Russo, el mejor amigo de Frank Castle, sobre todo el historial de abuso en su contra y el abandono de su madre adicta cuando era un niño, pero queda como el villano galán todas mías que dejó de ser un soldado raso para convertirse en el acaudalado dueño de Anvil (corporación militar privada).

Al parecer los eventos de la primera temporada, dejan ver que el exguapo Billy seguirá su camino para convertirse en el temible Jigsaw.

  • La acción (Excesiva).

SÍ, ya sabemos, no es una historia típica de superhéroes y dada la naturaleza de la trama no podíamos esperar que fuera ligera, amigable y políticamente correcta, a diferencia de las series previas, como Daredevil o The Defenders, la acción de The Punisher es brutal (en momentos genial), tanto que a partir del capítulo 6 se vuelve predecible e innecesaria. Vivimos en una época donde ya no hace falta una serie para ver tiroteos en masa y atentados a civiles restando fuerza a la historia.

Concluimos dándole un 8.5, mejora notablemente la mala imagen que se tenía del personaje en materia de adaptaciones. Es un título adecuado, para adultos, no tanto para lectores y cumple con lo mínimo indispensable para quien busque una serie de acción. Marvel’s The Punisher no adapta el personaje de los cómics clásicos más bien toma distancia de ellos y nos ofrece una versión más ultimate del antihéroe. Aunque lenta al principio vale la pena verla hasta el final.

https://www.youtube.com/watch?v=lIY6zFL95hE

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist