The Punisher Madre Rusia

“Esto no es la Unión Soviética, es Rusia…”.

El 16  de noviembre de este año, Marvel México publicó como parte de su serie Marvel Best Sellers, The Punisher: Madre Rusia, originalmente editado por la línea MAX el equivalente marvelita de Vertigo, magistralmente escrita por el maestro Garth Ennis (The Boys, Preacher y Hellblazer), escritor norirlandés quien además de guionista, es historiador bélico. Ennis se regodea con la historia de las distintas guerras y esa pasión se ve en sus historias.  De un exquisito sabor a Guerra Fría y sórdidamente dibujada por el inglés Dougie Braithwaite (2000 AD).

The Punisher: Madre Rusia es una historia bélica, con tensión al estilo de la Guerra Fría, aunque diez años después de su final (se publicó en el 2000). En este cómic, el escritor cambia completamente el escenario tradicional de Frank Castle. Ennis regresa a Castle a su hábitat natural; la guerra. Partiendo de una premisa fundamental: Punisher fue curtido en Vietnam, ha visto horrores en combate y los ha causado en su cruzada. Se le une la figura de Nick Fury (el original), que es presentado como otro veterano de la vieja escuela, con un largo y retorcido colmillo para desatar el infierno en la tierra y manejar las tensiones diplomáticas, aún desde su cómodo sillón de mando.

Con esa sólida base, Ennis le da a estos dos dinosaurios de la Guerra Fría, el pretexto perfecto para reunirse en una “última” misión, Nick Fury tiene un trabajo que debe hacerse… en Rusia. Una de esas misiones suicidas que ningún hombre en su sano juicio consideraría realizar. Es exactamente por eso que necesita a Frank Castle, para recuperar un letal retrovirus cuya venta en el mercado negro podría doblegar al mundo entero. Para lograrlo debe entrar en una base rusa para rescatar a una niña que porta el virus y salir de allí sin que la opinión pública internacional se entere. Es una de las mejores historias del personaje así como una de las más atípicas, toda una joya narrativa.

Ennis desarrolla la idea de que estamos ante dos de soldados (Furia y Castle) únicos en su tipo, diferentes de los altos mandos y a los soldados actuales. Tipos forjados, con valores y formas de ver  la vida que difieren de los valores morales actuales. Algo similar vemos con el bando ruso, presenta esta dualidad al confrontar al Zakharov “el Hombre de Piedra” con las actuales autoridades militares de Rusia. Este retrato de dos mundos tan diferentes, pero tan similares, resulta muy atractivo, ya que el guionista desarrolla y consolida un antagonista que dará muchos momentos memorables.

Como cuando los Generales Rusos se felicitan porque todo terminó lo menos peor posible, menos Zakharov quien no disimula su admiración por Castle y las bolas que ha demostrado tener, al  admitir ante el resto de mandos presentes que éste es un ruso que se equivocó de país al nacer…

Toda la trama se desarrolla magistralmente, como una “novela de espías” con la marca sangrienta de Punisher y el humor negro de Ennis. La ilustración es de lo mejor, Dougie Braithwaite es muy respetuoso con los diseños de personaje de acuerdo a cómo se hizo para los anteriores números de la serie. Por otra parte, la elección de Braithwaite como ilustrador resulta bastante acertada. No solo se trata de un dibujante que sabe manejar las luces y las sombras previas al entintado y coloreado, además su forma de trabajar con la narrativa en viñetas es limpia, permitiendo una lectura comprensible de los sucesos, incluyendo, las secuencias de combate y  los flashbacks.

Un cómic muy entretenido donde cambiamos mafiosos por una misión casi suicida, según los milicos estadounidenses, conseguir un virus, según Punisher salvar a una niña… ¿Quién ganará?

Además de traernos la versión clásica de Nick Fury, menos “Bondiana” que la versión ultimate más cínico y malencarado, leal a quien le es leal e implacable con quien trata de joderle. Ampliamente recomendable, el único tomo de la serie Marvel Best Sellers que vale la pena comprar, regalo ideal si no saben qué dar esta temporada  a quienes gustan del noveno arte y de lo mejorcito del 2017.

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist