Los diez mejores discos de rock-metal 2017

Como cada año nos llenamos de música, de godo tipo, desde discos mediocres, unos que quedan a deber, unas gratas sorpresas y claro, unas  verdaderas joyas.

| Checa las decepciones del 2017 |

Vimos regresos como el de Deep Purple con Infinite o Alice Cooper con Paranormal; los discos en solitario de los hermanos Noel y Liam Gallagher y lanzamientos como Judas de Fozzy, Powerman 5000 con New Wave, Stone Sour con Hydrograd, Paradise Lost, Prophets Of Rage, Cuca, el retorno de los glamers L.A. Guns y Pretty Boy Floyd, la clase de historia portuguesa de Moonspell, Alestorm con sus canciones para perros y Arch Enemy con Will To Rise que muchos de ellos estarán en esta lista y otros tal vez en las decepciones del año.

Aquí te dejamos los 10 mejores discos del año en rock y metal en Pólvora:

10.- Pollinator de Blondie

Blondie, liderada por Debbie Harry había desaparecido por un buen tiempo, sus discos no habían llegado a resultar memorables, uno que otro sencillo y ya. Esto hasta este año con Pollinator, con canciones que nos recuerdan viejas glorias, el cómo son referentes del punk rock americano con letras más allá de un buen riff que añaden una postura política. Canciones como “Doom Or Destiny” junto a Joan Jett y “Fun” que son básicas ya en sus conciertos a lado de joyas como “Heart Of Glass”, “Atomic” o “One Way Or Another”. Además, este año la vimos por todo el mundo junto a Garbage.

 9.- Ο Δρόμος Της Αποθεώσεως de Ominous Shrine

Desde los fríos Alpes franceses, emerge este año Ominous Shrine, una banda de blackened death metal en cuyas letras encontramos todo un viaje por el ocultismo y el luciferianismo.

Debutando con su álbum Ο Δρόμος Της Αποθεώσεως, cuya traducción del griego puede ser El Camino de la Restitución, que fue lanzado el 1 de julio de este año, es un material que complementa la nueva ola del blackened metal y a las bandas de la nueva era que buscan un sonido más ritual ocultista al igual que en sus letras, comenzando con un intro que nos lleva a un trance que se rompe al iniciar  “V.I.T.R.I.O.L.”, que nos arrastra a un torbellino lleno de riffs agresivos y una batería que nunca se detiene. Un álbum con tan sólo siete canciones pero que son suficientes para que tu luz interior se extinga y te unas al lado más oscuro del metal.

8.- Feed The Machine de Nickelback  

La banda más polémica de Canadá calló bocas de forma impresionante con Feed The Machine. El disco más potente de esta agrupación que es más conocida por sus baladas pero que también sabe rockear, incluso con más metal (“Feed The Machine” y “Coin For The Ferryman”) que otras bandas autodenominadas más rockeras como Linkin Park. Claro, incluye las canciones lentas bien trabajadas y es posiblemente, uno de sus dos mejores discos junto a The State.

7.- The Optimist de Anathema

Anathema es una de esas bandas que saben distinguirse del montón gracias a su capacidad evolutiva, me refiero a que constantemente se encuentran fluyendo, sin importar el qué dirán, con cada disco que lanzan han seguido adelante logrando crecer y consolidarse dentro del género. Estoy de acuerdo en que se dieron a conocer al mundo haciendo doom metal pero sólo ellos encontraron y moldearon influencias y elementos para llegar hasta los rincones del metal progresivo, rock alternativo y hasta post rock manteniendo siempre su esencia.

Por eso The Optimist, la última producción discográfica de la banda es un reflejo de crecimiento y madurez con el que exploran distintos niveles sensoriales, además de ser la continuación y el inminente final de la historia que abordan en A Fine Day To Exit (2001).

6.- No Retreat…You Surrender de Voltax

El 2017 sirvió para que los capitalinos de Voltax, nos presentaran su cuarto disco No Retreat… You Surrender, que primero salió en formato digital y tiempo después en físico. Con 10 tracks donde escuchamos por qué dicha agrupación de heavy metal es de las más consistentes en la escena.

De nueva cuenta tenemos una canción en español la cual es “Explota”, además de un cover de Chicago de la canción “25 or 6 to 4”. La calidad de grabación y masterización es buena como sus trabajos previos, lo que hace a este uno de los discos nacionales más destacables de este 2017.

5.- Assassination Of Julius Caesar de Ulver

Oscuro, sexy, atrevido, delicioso y extraordinario son algunos de los adjetivos que se han utilizado para describir el séptimo álbum de la versátil banda noruega Ulver: Assassination of Julius Caesar.

Este disco es básico en cualquier lista de rock y metal en las listas más importantes a nivel mundial. Aquí podrás escuchar desde el synthpop-new wave-electrónica hasta ese toque sabroso de rock (casi imperceptible). Algunos lo señalan como el trabajo que Depeche Mode ya no puede hacer. Hemos elegido este disco porque es una delicia al oído, sin ser rock o metal, es un trabajo excelentemente producido que te invita a sumergirte en un viaje sonoro con diversos matices y velocidades; una prueba de ello es la canción “Rolling Stone”.

4.- Smoke On This… de Rex Brown

De las entrañas de Pantera y Down, el bajista Rex Brown dejo la furia e hizo un disco mucho más trabajado, Chopper, de whiskey en mano y para disfrutar lentamente. Con momentos que te harán recordar a Alice In Chains o Black Label Society. Tiene un arranque fuerte con “Lone Rider” y “Crossing Lines” y después pasas a canciones como “Buried Alive” en honor a Dimebag Darrel o “Get Yourself Alright” con solos excelsos de la banda.

Recomendado para todo fan del hard rock a la Motörhead o para aquellos que quieran saber qué pasó con otro de los miembros de Pantera.

3.- Outsider de Comeback Kid

El hardcore no es un género que saque muchos discos al año, por eso cuando sale uno hay que oírlo y ponerle mucha atención. No es un sonido sencillo, ya que pueden caer en repetir la misma canción una y otra vez.

Comeback Kid hizo lo contrario, entregó un disco poderoso, lleno de vísceras anti gobierno y buenos riffs que hacen brillar las canciones por sí solas. Como marca el género es veloz y no aburre, siempre mantiene la adrenalina a tope y canciones como “Absolute” con Devin Townsend, “Surrender Control”, “I’ll Be That” son el más claro ejemplo.

2.- Emperor Of Sand de Mastodon

Tal parece que cada que Mastodon saque un disco lo veremos en los primeros discos, siguiendo la fórmula del anterior, Once More ‘Round The Sun”,  este Emperor Of Sand está lleno de cambios de ritmo, desde las psicodélicas metal-jazzeras “Sultan’s Curse” y “Precious Stones” a las radiales como “Ancient Kingdom” o “Show Yourself” en voz del baterista Brann Dailor. Aquí tuvimos una historia, un disco conceptual del viaje de un guerrero por el desierto y sus caídas y subidas para recuperar lo que es suyo, desde la vida misma. Un disco que no es el mejor del año sólo por su similitud al pasado en varios aspectos.

1.- Bloodlust de Body Count

Ice ‘Fucking’ T ha hecho su mejor disco en su carrera con Bloodlust. Tal vez necesitaba esos gatillos sociales para despertar su furia a niveles insospechados, pero eso no queda sólo ahí, la base del crossover metal – hip hop es algo que pocos han podido hacer tan bien.

Crítica social en cada una de las letras, cada una por si sola dicta un pensamiento profundo y de hartazgo, la sed de sangre y lucha por el control olvidado del barrio olvidado por gobernantes en “Bloodlust”, el hecho de no poder salir a la calle por el miedo de recibir un plomazo en la cabeza en “Black Hoodie” por culpa del miedo social o la explicativa, “Black Lives Matter” donde Ice-T narra por qué no se puede englobar la sociedad en ‘todas las vidas importan’ y ese lema que surgió fuerte en Estados Unidos que hasta en la NFL tuvo repercusiones.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist