El 25° Aniversario de RAW

Veinticinco años se dice fácil pero lo que Vince McMahon ha logrado hacer es una labor monumental. Cientos de personajes, luchadores y contiendas han ido y venido, pero Monday Night Raw ha estado siempre en la televisión, desarrollando historias y regalándonos momentos inolvidables, algunos de los cuales nos han marcado y hasta inspirado en diversos aspectos de nuestras vidas.

Para celebrar un cuarto de siglo de vida, WWE quería sacar la casa por la ventana para hacer un programa lleno de leyendas, sorpresas y nostalgia. A pesar de las críticas, problemas y quejas, todo fanático de WWE tenía su atención fija en las 3 horas de esta magna celebración.

No podía haber otra manera de arrancar la noche que con los McMahon. Shane y Stephanie empezaron la transmisión agradeciendo al público y presentando a su padre, el hombre gracias al cuál todo esto es posible: Vincent Kennedy McMahon. Nueva York inmediatamente se rindió ante Vince, quien no pudo aguantar las lágrimas y tuvo que hacer el resto del segmento con los ojos llorosos. Todo era muy emocional y bello hasta que Shane y Steph le enseñaron a su padre una pequeña placa conmemorativa creada en su honor. Al ver tan diminuto trofeo, Mr. McMahon inmediatamente sacó su lado arrogante, para hacer un promo clásica McMahon, alabándose a sí mismo por el éxito de Monday Night Raw, poniéndose en un pedestal casi como un Dios argumentando que ‘él logró todo esto solito’. Y por supuesto, para  refutar tal declaración solo había un sonido que podía retumbar en la arena: vidrio roto.

Stone Cold Steve Austin se hizo paso hacia el ring para encarar una vez más a su archinémesis, al hombre con quien realizó magia por años, rompió récords de ratings y nos regaló la mejor y más importante rivalidad de todos los tiempos. Pero Vince McMahon  no tenía ganas de que la cosa se pusiera ‘física’, argumentando que ya es un señor de edad avanzada, así que mejor sacrificó a Shane, un hombre joven y lleno de energía para recibir la primera Paralizadora de la noche. Stone Cold procedió a aceptar un ‘brindis’ de cerveza con Vince, pero todos sabíamos a donde iba la cosa: Paralizadora para el jefe. ¿Existe algo  tan sencillo y tan bello a la vez?

https://twitter.com/totaldivaseps/status/955611266881675269

Y así llegó la primera lucha de la noche en la que Asuka, Bayley, Mickie James y Sasha Banks derrotaron a Nia Jax, Alicia Fox y Absolution (Mandy Rose y Sonya Deville) en un aperitivo para la histórica Batalla Real  Femenil que tendremos el próximo domingo en el Royal Rumble. Sasha obtuvo la victoria para el equipo haciendo rendir a Alicia Fox con un Banks Statement; pero Asuka quería mandar un mensaje así que le pateó el trasero a todo su equipo y hasta las arrojó por encima de la tercera cuerda.

A continuación vimos un promo medio cursi con Kurt Angle, ‘El Coach’ Jonathan Coachman, Harvey Wippleman, Brooklyn Brawler, Brother Love y el Boogeyman, quien por supuesto procedió a comerse unos sabrosos gusanos.

https://twitter.com/totaldivaseps/status/955617420814831617

Pero este Raw especial no se llevó a cabo solo en un lugar, también se dieron acciones en el histórico Manhattan Center, el lugar en donde se realizaron los primeros años de Monday Night Raw. Jerry Lawler y Jim Ross en la mesa de comentaristas, el primero ansioso por ver ‘cachorritos’ (old school Lawler) y listos para mandarnos a un video de la carrera del Undertaker. Y tras ver dicho contenido audiovisual, comenzó a sonar la música del mismísimo Hombre Muerto, quien subió al ring para llenarnos de nostalgia con un promo en el que habló de su legado y de todos los hombres que han sucumbido ante él.

Foto: WWE.com

Tras el comercial, otro segmento nostálgico: APA jugando póker con Slater y Rhyno en algún pobremente iluminado sector de los vestidores. Slater se quedó sin dinero, ahora no tiene con qué alimentar a sus hijos. Fue muy triste. Y para cerrar, unos fajos de billetes cayeron sobre la mesa para indicar la presencia del Million Dollar Man, Ted DiBiase, a quien no le hace falta varo para echar el póker.

https://twitter.com/totaldivaseps/status/955622202191302656

De vuelta al ring, Jojo presentó a los pasados Gerentes de Raw: John Laurinaitis, William Regal y Eric Bischoff, quien fue recibido por estruendosa ovación, pero nada comparado con la que se escuchó cuando Daniel Bryan apareció para poner a la arena entera de pie y hacerlos gritar el tradicional ‘YES’. Pero The Miz cortó su entrada, arrogantemente encarándolo para dirigirse al ring y prepararse para su lucha titular contra Roman Reigns, quien naturalmente parecía iba a ganar la contienda pero un montón de interferencia de The Miztourage y un esquinero destapado le ayudaron al Miz a convertirse en 8 veces Campeón Intercontinental. El público neoyorquino definitivamente apoyó el resultado.

Foto: WWE.com

Regresamos a la mesa de póker de APA, y en el juego ya se habían agregado Jeff Hardy, MVP y Los Usos. Casi nadie peló a MVP.

De vuelta al ring, tenemos una edición especial del Peep Show con Christian. Lamentablemente al corte, la leyenda ya estaba en el ring y no pudimos escuchar la reacción de la gente al escuchar su música. Pero en fin, Christian tuvo de invitados a los campeones en pareja de Raw, Seth Rollins y Jason Jordan, quien recibió una lluvia de abucheos cada vez que intentaba decir algo en el micrófono; finalmente, The Bar entró para hablar basura de Jordan y hacer que el público le gritara ‘You Suck’ hasta que éste se hartó e inició un conflicto que terminó siendo contraproducente para él, pues fue golpeado accidentalmente por Rollins durante el merequetengue.

Foto: WWE.com

Otro vistazo a la mesa de póker nos mostró que Natalya y Titus Worlwide estaban en el juego. Heath Slater volvió a perder. De vuelta al Manhattan Center, Bray Wyatt hizo su entrada al ring para enfrentar y derrotar a un ovacionado Woken Matt Hardy con un Sister Abigail.

También la lucha libre femenil es homenajeada, así como las leyendas que ayudaron a forjar historia en Raw. Jojo presentó a Brie y Nikki Bella, Maryse, Kelly Kelly (qué bonito fue volver a escuchar su música), Jacqueline (muy ovacionada), Torrie Wilson, (igual de perfecta como la última vez que puso pie en WWE), Michelle McCool, Terri Runnels (a pesar de los años, se ve muy bien), Maria Kanellis (ya muy cerca de dar a luz) y claro, Trish Stratus, quien fue muy aplaudida.

Foto: WWE.com

Detrás de cámaras, Elias estaba caminando rumbo al ring pero en el camino se encontró a… Chris Jericho. El público enloqueció, Jericho absorbió la energía y soltó un promo que incluyó los últimos grandes hits como ‘Estúpido Idiota’ y ‘You Just Made the List!’. Cánticos de Y2J resonaron, tal vez los más estruendosos de la noche.

https://twitter.com/totaldivaseps/status/955638523624919040

Tras comerciales, Elias ya estaba en el ring con guitarra en mano, hablando basura de Nueva York, señalando a Jimmy Fallon en el público e insultando a toda leyenda que se le ocurriera, sin embargo una de ellas estaba presente para defenderse: John Cena. Tras respirar el ambiente, Cena le echó bronca a Elias, quien esperó hasta que Mr. You Can’t See Me se volteara para intentar atacar a traición, solo para comerse un par de tacleadas, suplex y el clásico No Me Puedes Ver. Cena posicionó a Elias en los hombros, pero éste se escurrió para darle un golpe bajo, un guitarrazo y un Drift Away. Antes de eso, Elias tuvo un careo con Cena, se le puso al tú por tú, correspondió, brilló y se vio como un macho. Todo lo que ha hecho Elias en los últimos 3 meses ha sido excelente. Hoy fue perfecto.

Foto: WWE.com

De vuelta a la mesa de póker, ya con New Day en la mesa (entre las fichas de apuesta hay un panqueque), todos decidieron apostarlo todo, Slater tenía un gran juego pero lo descubrieron haciendo trampa, así que a gritos lo corrieron. Después del relajo, simplemente Ted DiBiase reveló su juego perfecto para llevarse todo el dinero. Ron Simmons simplemente exclamó DAMN.

The Godfather también tuvo tiempo en pantalla, el suficiente para romper nuestro corazón y revelarle a Mark Henry que ya estaba casado. No más hoes. (justo en la Attitude Era)

Titus Worlwide tuvo oportunidad de desquitarse de Slater y Rhyno por las trampas en el póker pero la lucha se salió de control y terminó en descalificación. Afortunadamente los Dudley Boyz llegaron para poner orden y romper una mesa con el cuerpo de Slater.

Foto: WWE.com

Aunque AJ Styles es más importante para Smackdown, también dejó su marca en Raw, así que lo tuvimos en una pequeña entrevista backstage con Mean Gene Okerlund. El ‘Phenomenal’ también hizo una referencia muy buena a Hulk Hogan.

De vuelta al Manhattan Center, se dio uno de los mejores momentos de la velada: D-Generation X, con Shawn Michaels, Triple H, Billy Gunn, Road Dogg y X-Pac, junto a Scott Hall tuvieron un encuentro con el Bálor Club. Un mini-momento de esos que los fanáticos hardcore han deseado ver por mucho momento. The Revival intentó arruinar el momento, pero fueron derrotado por Gallows y Anderson rápidamente. En lo personal, lo mejor del segmento fue ver a Mike Chioda vestir con uniforme de referí old-school: moñito y toda la cosa. Hasta el público comenzó a corear su nombre.

Foto: WWE.com

Y para la promo estelar en el Barclays Center, todas las leyendas y luchadores de Raw estuvieron en ringside para ver un careo entre Brock Lesnar, Kane y Braun Strowman previo a su lucha titular en el Royal Rumble. Bueno, no fue careo, fue una pelea de barrio que culminó con Braun azotando a Lesnar en la mesa de comentaristas.

https://twitter.com/totaldivaseps/status/955655220045991936

El Aniversario 25 fue una noche nostálgica, para recordar viejos tiempos y celebrar a algunas leyendas del a compañía, pero nada más. En varias ocasiones me dejaron con hambre de más y dio la sensación de que a los escritores les dio flojera hacer algo más creativo: el segmento con el Coach, Boogeyman y compañía es muestra de ello. Para alguien que no sabe nada de WWE, esta noche debió haber sido un suplicio y los que realmente la sufrieron fueron los que pagaron cientos de dólares para estar en el Manhattan Center: sin nada qué hacer más que ver en la pantalla lo que sucedía en el Barclays Center, con un promo genérico de Taker y luchas malísimas.

La gran estrella de la noche fue sin duda Elias: el único luchador que lució como una estrella, encumbrado y que no fue aplastado en nombre de la nostalgia. Y en lo personal, creo que Elias ha sido una de los mejores performers de Raw en los últimos 4 meses: tiene a la gente siempre comiendo de su mano, sabe alternar entre comedia y seriedad, así como manipular entre vítores y abucheos cuando más le convenga. Esperemos esta noche haya sido el inicio de un fuerte push para él.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,100FollowersFollow
11,170FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas