Tres Anuncios por un Crimen / Three Billboards outside Ebbing, Missouri

Tres Anuncios por un Crimen comienza con una mujer llamada Mildred Hayes (Frances McDormand) colocando 3 enormes anuncios a las afueras de un pueblo con el objetivo de denunciar la incapacidad de los policías por encontrar al hombre que raptó, violó y mató a su hija.

Naturalmente el jefe de policía Bill Willoughby (Woody Harrelson) y uno de sus leales oficiales James Dixon (Sam Rockwell) no están nada contentos con la gigantesca notificación de su incompetencia, y así estos anuncios derivan en un montón de situaciones que te muestran capas y capas de profundidad en sus personajes. Cada vez que piensas que ya comprendiste la película y hacia donde va, el guión te lleva por otro inesperado camino: cada causa tiene una consecuencia, pero en la mayoría de los casos, es una que no te esperas dentro del pequeño pero complejo mundo que creó el director Martin McDonagh.

El enojo es la emoción que rige a este filme. Es un poder transformador y motivacional, es un sentimiento con el que te identificas porque ¿quién no ha sufrido una injusticia? ¿Quién no ha querido desquitarse con el injusto mundo que nos rodea? ¿Cómo lograr canalizar esa ira provocada por la impotencia de una injusticia? y ¿cómo podríamos aprender de esa ira?

Frances McDormand (Fargo) interpreta a uno de esos personaje con los que conectas sí o sí. Una mujer fuerte, temeraria y testaruda a quien no le importa quién seas o qué hagas, ella simplemente va a hacer lo que le dé la gana con tal de cumplir con su propósito. Debido a los ‘insultantes’ anuncios en contra de su querido jefe de policías, el pueblo está en su contra, pero a ella le importa un carajo. La Mildred de McDormand es una persona llena de dolor que encuentra en la venganza y el humor negro una terapia. Frances te hará carcajear con monólogos irónicos contra la Iglesia y también te hará sentir el enojo en su mirada, en los detalles de su rostro y en el autocontrol que debe ejercer para no golpear a alguien cuando cada músculo en su cuerpo implora por hacerlo. Es un imponente personaje, desarrollado y ejecutado al 100% por McDormand.

Woody Harrelson (Natural Born Killers) es, como siempre, excelente. Su personaje está atravesando por delicadas cuestiones personales que le dan un toque muy especial a la trama y Sam Rockwell (Seven Psychopaths) es tu típico policía holgazán y racista, constantemente con una botella de alcohol en la mano, incapaz de controlar su boca o sus emociones. Al principio parece que este hombre no es más que un bufón para hacerte reír pero su arco se convierte en uno de los mejores que podrás apreciar en un filme este año.

Desde distintos ángulos y utilizando humor negro, Martin McDonagh explora el comportamiento humano y su forma de reaccionar al dolor. Su guión es inteligente, impredecible y sin filtros: hoy en día hay muchos temas difíciles de abordar pero McDonagh no tiene problema en explorarlos y hasta aplastarlos a través de brutales chistes. Las increíbles actuaciones hacen trabajar al guión, destacando por supuesto a McDormand, quién está en otro nivel. La historia de Tres Anuncios por un Crimen es un estudio sobre ira, duelo y dolor, tan divertida como oscura y tan conmovedora como realista.

https://www.youtube.com/watch?v=vb7Wu07lb8A

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist