La poderosa noche de Corrosion Of Conformity en el Circo Volador

El pasado 19 de mayo mientras una tormenta azotaba la Ciudad de México, el Circo Volador pleno iluminaba la calzada de la Viga con su colorida fachada, poco a poco a su alrededor se arremolinaban los asistentes al show de Corrosion Of Conformity con el regreso de Pepper Kenan que se preparaba esa noche en el recinto. El ambiente comenzó muy relajado, la gente apenas ponía un pie allí, iba directo por cervezas y a pasársela bien con sus amigos.

Durante las primeras dos horas la batuta la llevaron dos teloneros nacionales, Devil’s Fuel que prendieron a la multitud con su rock & roll maldito y Wicked Ones dejando el escenario calientito para recibir a Corrosion of Conformity.

devils fuel
Devil’s Fuel

Wicked OnesWicked Ones

Aproximadamente a las 9:30 pm los estadounidenses anunciaban su  entrada triunfal con un breve intro, enseguida los vasos y las cervezas comenzaron a volar. La gente gritaba ¡COC! ¡COC! Y fue entonces cuando Pepper Keenan y compañía aparecieron frente a la gran manta extendida a sus espaldas ilustrada por un obscuro cráneo. El músico levantó los brazos en señal de saludo y arrancaron con “Bottom Feeder”, donde veíamos cómo Mike Dean se desvivía en cada traste que tocaba del bajo.

Así de poderoso iniciaba Corrosion Of Conformity con su más reciente material No Cross No Crown como estandarte; sonó “Luddite”, inmediatamente haciendo un contraste entre discos y épocas de la banda pudimos escuchar algo muy antaño como “Broken Man”, “Señor Limpio”, “Long Whip/Big America” y “Wise Blood”.

corrosion-of-conformity

Keenan y Woody Weatherman se convirtieron en uno solo con sus respectivas guitarras, llenaban cada rincón del Circo, cada oído y cada grito a todo pulmón del público coreando sin descanso “Who’s Got The Fire”. Por todos lados se veían cabelleras girando a toda velocidad, tratando de seguir los riffs y los puños se levantaban lo más alto posible al ritmo de la mancuerna entre batería y bajo. El humo y la euforia podían respirarse, la banda y sus fans no querían que esa gran noche terminara, las luces fantasmagóricas que a la vez eran muy cálidas terminaban envolviéndote de pies a cabeza.

Fue una verdadera cátedra la que se dio de stoner/sludge metal y de virtuosos instrumentistas que nos volaron la cabeza desde las primeras rolas. La hora y media de concierto (o más) se pasó en un parpadeo, pues la banda generó una conexión muy fuerte con los asistentes, perdiendo así la noción exacta del tiempo además de que en el set figuraron obligadas como “Seven Days”, “Paranoid Opioid”, “13 Angels” y “Vote With A Bullet”. Lanzando al final otra bomba más de sus nuevos sencillos “Wolf Named Crow” pero cerrando con algunas que obligaban regresar a los inicios de Corrosion Of Conformity como “Albatross” y  “Clean My Wounds”.

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

corrosion-of-conformity

Cinthia Flores
Cinthia Flores
Fotógrafa, con un amor desmedido por la música y los conciertos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist