Home Cine Venom

Venom

Oh, hermoso Venom. Un personaje amado y venerado en la cultura geek por varias décadas, un personaje que hemos visto aterrorizar a Peter Parker en cómics, videojuegos y caricaturas pero cuya adaptación a la pantalla grande en Spider-Man 3 dejó a todos decepcionados. Después de mucha especulación y un poco de controversia, Sony finalmente nos trae a su versión de Venom en película propia y sin hombres arácnidos que lo opaquen. Y sí, es un Venom absolutamente desquiciado, pero ¿es el Venom que los fanáticos querían?

Lo primero que tienes que saber es que Venom no es una película cruda ni un thriller psicológico como algunos avances pudieran haber indicado. Venom es más bien una comedia oscura. Si eres un fanático cerrado de cómics y estás esperando una fiel adaptación de lo visto en la caricatura animada, seguramente vas a salir con un mal sabor de boca o hasta enojado. Venom es una película divertida sobre la relación dispareja de un hombre con el violento simbionte que habita dentro de él, así de sencillo.

La cosa es que para llegar al cotorreo, primero hay que aguantar un rato de incoherencias. Hay un maquiavélico empresario llamado Carlton Drake (Riz Ahmed) que a través de su malvada empresa ‘Life Foundation’ logra traer desde el espacio a extrañas formas de vida alienígena. Eddie Brock (Tom Hardy) es un periodista que se pone a investigar sobre rumores de experimentación a personas desamparadas en Life Foundation y al hacerlo, eventualmente se topa y se fusiona con una de estas formas de vida, que resulta ser un simbionte llamado Venom.

La historia es ilógica y está llena de agujeros, muchas de las motivaciones de los personajes no tienen sentido y la primera hora se llega a sentir tediosa. Si te pones a contar las torpes fallas como el hecho de que el millonario villano no tiene cámaras de seguridad en todo su edificio, pues vas a perder la cuenta rápidamente.  Tampoco ayuda que la película tarda en decidir su tono: durante casi una hora no sabes si estás viendo terror, romance o suspenso. Es hasta que el filme se asienta en comedia que verdaderamente comienzas a disfrutar.

Lo que se lleva la película y por mucho son las interacciones entre Eddie Brock y el simbionte (o sea Venom) que tiene en su interior. Esta relación es casi como un ‘bromance’, en el que Brock y Venom tienen conversaciones o peleas sumamente cotorras, lo cual los va uniendo de una manera muy retorcida. Venom le ordena cosas perversas pero muy chistosas a Brock: líneas como ‘hey, vamos a comernos la cabeza de este tipo’ son entregadas con puntualidad y a veces aleatoriedad, dando como resultado mucha diversión. Este tipo de comedia recuerda a la otra película con la que siempre estará relacionado el director Ruben Fleisch, Zombieland. Si Fleisch hubiera reducido la longitud del primer acto para ir directo a la desquiciada comedia, el producto final hubiera sido mejor.

Las escenas de acción son entretenidas más no memorables, algunas no están bien iluminadas y otras acertadamente se enfocan más en la hilarante relación Brock-Venom que en la violencia. Algo que no pude sacar de mi mente viendo todo esto es que el filme se hubiera beneficiado muchísimo de una categoría R, pues agregarle gore a Venom comiéndose cabezas o destazando rufianes, hubiera sido fantástico.

Tom Hardy carga en sus musculosos y bellos hombros esta película y es probable que sin su poder de estrella, todo se hubiera derrumbado. Aunque a veces es exagerado, Hardy es muy entretenido y parece estar disfrutando cada segundo de este papel. Su energía es tan contagiosa como un herpes y el control de su lenguaje corporal es magistral. Hardy tiene que retorcerse, hablar consigo mismo, vomitar y realizar muchas acciones extrañas, pero siempre las ejecuta con tremenda genialidad.

Hay dos escenas post-créditos, una es interesante pero su ejecución es bastante mala y la última – para la cuál tienes que esperar a que terminen los lentísimos créditos – es más bien un largo adelanto para otro proyecto, y yo diría que vale la pena quedarse a verlo.

Venom es una película llena de defectos, muchos groseros y variados defectos… pero si la comedia simbiótica conecta contigo, la vas a disfrutar. ¿Me divertí? Bastante. ¿Salí con un montón de citas chistosas en mi cabeza? Así es. ¿Le veo futuro a la franquicia? Eso luce complicado: independientemente de opiniones personales, es claro que el intento de Sony para arrancar un fructífero proyecto a largo plazo es uno tambaleante y que dividirá opiniones. Y si odias todo sobre esta película, por lo menos valdría la pena enfocar tu atención en la física, entusiasta y asombrosa actuación de Tom Hardy.

https://www.youtube.com/watch?v=LziGHE2Ajuc

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.