Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald / Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald

Soy muy fan de Harry Potter. Leía religiosamente todos los libros una y otra vez, jugaba todo videojuego en el que pudiera poner mis manos, veía sin falla las películas en su día de estreno y hasta fui al parque temático al día siguiente de su apertura. Ese amor por el mago cicatrizado ha ido disminuyendo con el paso del tiempo pero eso no signifique que deje de captar mi atención cuando algún producto relacionado a la franquicia asome su cabeza en el mercado. Pero también amo el cine y ni con todo el amor incondicional del mundo hacia Harry Potter pude soportar ver Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald y no precisamente porque careciera de la magia que ha acompañado a la franquicia, sino por cuestiones totalmente técnicas y de narrativa.

En Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald vemos como el mago tenebroso Gellert Grindelwald (Johnny Depp) escapa fácilmente de prisión para continuar su misión fascista de segregación y por ello, Albus Dumbledore (Jude Law) enlista la ayuda del introvertido Newt Scamander (Eddie Redmayne) para encontrar y proteger a la pieza clave en los planes de Grindelwald: el joven Credence (Ezra Miller), a quien vimos por última vez explotando en mil pedazos en Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos.

FANTASTIC BEASTS 2

Les mentiría si digo que no disfrute ver a gente volando en escobas, apariciones y hechizos; gocé regresando al mundo mágico que tanto he amado, pero ese placer fue disminuyendo de manera dramática conforme avanzaba la película. Y es que la magia y la imaginación de JK Rowling están ahí, pero la historia es tan torpe que se lleva todo entre las patas.

Animales Fantásticos 2 se siente vacía y apresurada. Hay un montón de elementos incoherentes que no llevan a ningún lado, los hoyos en la trama son evidentes y por momentos el guión parece amateur. Los nuevos personajes son pobremente desarrollados y su destino no podría haberme importado menos. Y peor aún, algunos de los excelentes personajes presentados en la entrega anterior – como Queenie y Jacob – son desperdiciados y hasta usados de manera ridícula, sin coherencia con lo que habíamos aprendido de ellos. Es como si la guionista JK Rowling y el director David Yates hubieran pensado que ya por tener la estampa de Harry Potter, hechizos y unos cuantos (muy pocos) animales mágicos, se iban a salir con la suya.

No podía esperar a que acabara esta película, que a veces parecía no tener fin. Hay largos periodos en los que no pasa absolutamente nada, o se nos presentan algunos ‘momentos’ más diseñados para satisfacer a los fanáticos hardcore que para avanzar de manera inteligente la historia. El filme está lleno de tristes y forzadas referencias de fan-service que solo retrasan la trama y parecen no llevar a ningún lado. Es como si JK Rowling hubiera dicho en su cabeza: ‘¿Saben qué estaría cool? Tener a Nicolas Flamel. Digo… no tiene NADA que ver con la trama y su intervención sería solo para causar sorpresa en mis fans, pero… ¿qué diablos? Hágamoslo.’ JK Rowling parece estar intentando sacar agua de las piedras, metiendo con calzador sus ‘referencias potterhead’ que, si leyeron los libros, no tienen piez ni cabeza o simplemente introduciendo personajes de manera aleatoria y hasta risible. Como van las cosas, no me sorprendería que en la próxima película se revele que Hagrid es el hijo perdido que Dumbledore y Grindelwald adoptaron en un orfanato ecuatoriano después de una juerga loca en el Caldero Chorreante.

Fantastic-Beasts-Jude-Law

Y encima de todo, Animales Fantásticos 2 requiere que hayas visto la anterior para no perderte aún más entre la enredada historia que se arrastra con las uñas para hacer sentido. Si conoces el mundo de Harry Potter gozarás de algunas sorpresas superficiales, pero ni con eso es suficiente para mantener el entretenimiento. Yo, que religiosamente devoré todo contenido de Harry Potter como si fuera niño gordo en tienda de donas, apenas logré mantenerme despierto durante el filme y no imagino a la pobre alma que jamás haya visto una película de la franquicia: no solo habrá salido confundido, sino posiblemente asqueado.

¿Saben qué fue lo mejor de Animales Fantásticos 2? Los animales fantásticos. Es una lástima que JK Rowling y compañía hayan decidido olvidar completamente una parte esencial del concepto y título de la película para enfocarnos en un mago tenebroso de ideas genéricas porque una vez más, ver a Newt Scamander domando, curando y amando a las diversas criaturas mágicas es simplemente un deleite. Qué triste que eso ocurra en contadas ocasiones durante la película.

Fantastic-Beasts-Depp

Johnny Depp (Pirates of the Caribbean) hace un buen trabajo como el antagonista, pero el guión es muy simple y el discurso de Grindelwald termina siendo genérico y cero convincente. Hay una escena en el tercer acto en la que Grindelwald explica sus motivos y literalmente solté una carcajada. Es un cotorreo este muchacho tenebroso. Las demás actuaciones también son buenas: Eddie Redmayne (La Chica Danesa) es otra vez fantástico como el bonachón, inocente e introvertido Newt. Aunque sus motivaciones sean muy pobres, Ezra Miller (Justice League) conlleva muy bien las complicadas emociones de su personaje y Jude Law (Sherlock Holmes) me pareció encantador como el joven Dumbledore, superando fácilmente el pobre trabajo que Michael Gambon hizo tantos años.

Todo se siente desconectado, hay relaciones amorosas al vapor, personajes con ‘backstories’ indiferentes y simplemente no hay una brújula a través de la cuál se guíe la trama. Me hubiera encantado ver a Eddie Redmayne persiguiendo animales dos horas porque ese es el concepto del cuál me enamoré en la entrega anterior y ciertamente, es lo que mejor funciona en esta película. Cinco minutos de ver a un niffler buscando oro fue lo más divertido que vi aquí. Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald es una mala película que no solo es un retroceso en este intento de ‘segunda saga’ sino que destruye mucho de lo que la primera entrega había hecho bien y le hace un daño grave al nombre de Harry Potter.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist