El Vicepresidente: Más Allá del Poder / Vice

En su discurso de aceptación al Globo de Oro como Mejor Actor, Christian Bale agradeció a Satanás por haberlo inspirado para interpretar al protagonista de esta película. Y es que Vice es una película biográfica sobre Satanás o por lo menos algo muy cercano a dicha representación de la maldad pura: Dick Cheney.

Entre 2001 y 2009, George W. Bush estuvo a cargo de la nación más poderosa del planeta, pero en realidad fue su vicepresidente Dick Cheney quien movió los hilos, creando políticas que cambiaron al mundo y que siguen teniendo enorme influencia en el 2019. Vice nos cuenta la historia de cómo Cheney pasó de ser un borracho busca-broncas en en cantinas, al hombre más poderoso del planeta cuya influencia provocó la muerte de millones de personas.

Vice-Christian-Bale

Como vimos en The Big Short, el galardonado Adam McKay tiene un estilo único para contar historias y aquí creó una especie de documental cómico con rebosantes cantidades de información que también te aplasta con dolorosas verdades. De manera ingeniosa, McKay se asegura de contarte con lujo de detalle el camino de Dick Cheney rumbo a la vicepresidencia, haciéndote hace reír una y otra vez, pero también provocándote una sensación de repulsión y horror al mostrarte los niveles de maldad a los que puede llegar un ser humano con tal de obtener más poder y dinero sin sentir remordimiento alguno.

La película te cuenta la historia humana de Cheney, mostrándote sus motivaciones y por momentos enfocándose en la relación con su esposa Lynne, pero sin perder de vista el objetivo, teniendo en claro la meta final y nunca encumbrando a Cheney como algún tipo de héroe. La creación de Fox News, la manipulación de medios, verdades sobre la guerra con Irak o hasta la sutil pero maligna creación del término ‘cambio climático’ para reducir la preocupación de la población con respecto al calentamiento global: Vice te explica viejos sucesos que siguen teniendo repercusiones hasta nuestros días y que incluso prepararon la mesa para la elección de Donald Trump.

Vice-Christian-Bale-02

La edición no-lineal es brillante pues mantiene un ritmo frenético, obligándote a poner toda tu atención en el filme y los hechos que se presentan, además es aquí donde vemos la creatividad de Adam McKay en su máxima expresión, pues los momentos clave y pedazos de información más importantes son ilustrados de manera divertida y dinámica, por ejemplo durante la escena en la que Cheney está hablando con Bush sobre las ‘condiciones’ que querría para aceptar el cargo de vicepresidente, la edición intercala este diálogo con pietaje de pesca, y cuando finalmente Bush acepta – todavía con cierta confusión en su rostro – vemos de manera cómica y metafórica el momento en el que algo muerde el anzuelo. Y así hay una muy astuta utilización de imágenes y gráficos intercalados a lo largo de la película para ayudar a aterrizar ciertos puntos. No olvides quedarte a una breve escena post-créditos pero tampoco te confundas con la astuta e hilarante secuencia de ‘créditos’ a la mitad del filme que es más bien el remate de un excelente chiste y el preludio de la pesadilla.

Christian Bale (The Big Short) es un monstruo en esta película. El hombre se convirtió totalmente en Dick Cheney, adaptando sus maneras y expresiones, haciéndote olvidar que estás viendo a un actor y aumentando la sensación de que Vice es un documental. La transformación física y tremendo uso de maquillaje fueron instrumentos explotados al máximo por Bale para crear una actuación perfecta que, en mi opinión, debería llevarse el Oscar.

Vice-Amy-Adams

Amy Adams (Arrival) interpreta a Lynne Cheney con confianza y determinación, su presencia es enorme y cada vez que entra en cuadro, da la impresión de que Dick es secundario ante sus comandos: Lynne es la inspiración que nutre a Dick Cheney, un motor que lo lleva a querer superarse y obtener más poder. La química entre Adams y Bale es tremenda y ambos generan una electricidad inmersiva cuando están juntos, creando escenas realistas y poderosas. Steve Carell (Beautiful Boy) es excelente como el despiadado pero carismático Donald Rumsfeld y Sam Rockwell (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri) es bueno, pero siento que solo estaba haciendo una imitación de George Bush para Saturday Night Live y su actuación no está ni cerca de ameritar la nominación al Oscar que obtuvo.

Vice es la historia de un hombre callado, astuto y muy malvado, es una poca ortodoxa manera de educarte sobre política e historia con ayuda de impecables actuaciones centrales y un guión lleno de creatividad que utiliza diálogos ‘shakespereanos’, ironía, referencias a Marvel y fascinantes metáforas para presentarte un comprobante más de que la humanidad no tiene remedio.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan