La Favorita / The Favourite

Yorgos Lanthimos es un director extravagante, cuyo trabajo reciente (The Lobster, The Killing of a Sacred Deer) ha sido peculiar e innovador, pero la diferencia de esas obras con La Favorita, es que esta vez Yorgos no participó en la elaboración del guión: ahora Deborah Davis y Tony McNamara se encargaron de esa labor… y tal vez por eso es que la película haya sido recibida por un público más amplio: la historia es más accesible.

La Favorita está parcialmente basada en hechos reales y se enfoca en la Reina Anna (interpretada por Olivia Colman), quien fuera monarca de Inglaterra entre 1665 y 1714. La Reina es una irritable y enfermiza mujer que tiene una relación de trabajo/amor con Lady Sarah Churchill (Rachel Weisz). La ‘armonía’ en la vida de esta dupla es interrumpida por la llegada de Abigail Masham (Emma Stone), una ex-aristócrata que tras aceptar un trabajo como sirvienta, poco a poco se va acercando a la reina, haciendo crecer su influencia y provocando serias fricciones con Sarah.

Este peculiar relato es una comedia negra sobre dependencia, manipulación y deseo cuyo desarrollo es como ver un implacable juego de ajedrez en el que dos duras contendientes se niegan a ceder la iniciativa hasta que las reglas desaparecen y nos quedamos con la más despiadada. La ambientación es perfecta, el diseño de vestuario de Sandy Powell te transporta a la época de los 1700’s y no hay detalle que pase desapercibido en el diseño artístico.

Las tres actuaciones centrales son poderosas y espectaculares. Olivia Colman (The Night Manager) nos regala a una reina traumatizada, con malestares y dolencias, carente de fortaleza suficiente para deslindarse de los oportunismos de Abigail y Sarah. Colman llora, patalea y exige, comandando atención con sus despampanantes expresiones faciales y magistral control corporal. Rachel Weisz (The Constant Gardener) es dura y feroz: una mujer de mirada implacable que vela por los intereses del reino pero cuyo talón de Aquiles radica en su amor a la reina.  Emma Stone (La La Land) dominó un papel muy complicado, convenciendo al público de que es una víctima, siempre escondiendo su astucia y facultad para controlar la mente de los más débiles, hasta finalmente atacar como la más letal de las serpientes: una actuación compleja e imponente por parte de Stone.

Weisz-Favourite

Y no podían faltar las extravagancias del director griego, quien utiliza en más de una ocasión un lente fisheye (ojo de pez) para darte el espectro completo de escenas y causar desorientación al mismo tiempo. Y como se ha vuelto típico en sus filmes, Lanthimos usa gran variedad de piezas clásicas en vez de un score original, y lo hace de manera implacable, pues la música es un elemento clave que acentúa eventos del filme: los acordes son capaces de ponerte la piel chinita, provocarte severos niveles de ansiedad o simplemente indicarte que algo muy loco está a punto de pasar.

Advertencia para los sensibles hacia animales: lamentablemente – y como se ha visto en sus últimas películas – Lanthimos tiene un serio trauma de odio hacia seres vivos y en La Favorita hay un par de escenas gráficas de sufrimiento animal.

La Favorita es un filme excéntrico e irreverente que desarrolla con eficacia una historia de dependencia a través de sublimes elementos técnicos y tres actuaciones centrales que no tienen falla, pero que no termina de aterrizar debido a la carencia de tensión, una débil segunda mitad y la creciente utilización de elementos perturbadores, que no hacen más que alejarte del punto central de la trama. Amantes del trabajo de Lanthimos aquí encontrarán sus peculiaridades estilísticas de siempre pero no el mismo atrevimiento y creatividad de sus anteriores trabajos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,500FollowersFollow
11,182FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas