Luchando Con Mi Familia / Fighting With My Family

El 7 abril del 2014 una joven luchadora británica llamada Paige hizo su debut en el show principal de WWE – la más poderosa empresa de lucha en el planeta – y sorprendió a todos coronándose como la campeona de la división. La cosa es que, Paige era distinta. Tras años de tener a fanáticos acostumbrados a despampanantes y voluptuosas modelos, Paige sobresalió en WWE por ser distinta a todas sus predecesoras: un look no-tradicional, una actitud rebelde y lo más importante, una buena habilidad luchística, inmediatamente la convirtieron en una estrella. Luchando Con Mi Familia es una película biográfica sobre Saraya Bevis, mejor conocida como Paige.  

| Por aquí puedes ver nuestra entrevista con Paige |

Si no te interesa en lo más mínimo la lucha profesional, te estarás preguntando ¿por qué diablos vería esto? Dirigida por Stephen Merchant, Luchando Con Mi Familia está inspirada en un documental del mismo nombre y en ella encontrarás una historia sobre familia e identidad, explorada con risas y gran corazón.

Paige (Florence Pugh) viene de una familia de luchadores y por lo tanto comienza a ‘ejercer’ la profesión junto a su hermano Zack (Jack Lowden) desde los 13 años, siempre cultivando el sueño de un día llegar a luchar para la WWE. La película primero te lleva por esta bonita narrativa de hermanos que se apoyan en todo y que parecen destinados a grandes cosas juntos … hasta que en una prueba oficial, WWE contrata a Paige pero rechaza a Zack. ¿Cómo lidia Paige con seguir sus sueños estando lejos de casa y sin el apoyo de su hermano más cercano? ¿Cómo lidia Zack con ver sus sueños aplastados?

De repente la historia toma tintes de Rocky por la naturalidad del personaje de Paige, quien tiene un look distinto al status quo de la WWE, y que por lo tanto se siente alienada frente a fanáticos que buscan otro tipo de modelo femenil, requisitos que sí cumplen sus propias compañeras de entrenamiento. Y del otro lado del mundo, Zack está destrozado y no encuentra la manera de aceptar que nunca podrá cumplir su sueño de ser una estrella internacional. Y así, vemos toda una mezcla de temas en la película: familia, nostalgia, depresión, identidad y la superación personal; de repente pensé que era demasiada cosa, pero el guión (y dirección) de Merchant maneja bien todos los temas y los integra con mucha seguridad para darle cada vez más corazón a la historia, que aunque llega a sufrir de varios clichés, te envuelve emocionalmente.

fighting-with-my-family-Pugh-Lowden-04

Luchando Con Mi Familia mezcla drama y comedia con autenticidad. Muchas risas provienen principalmente de Nick Frost (Shaun of the Dead) y la hilarante personalidad del papel que interpreta (el padre de Paige), así como de los irónicos y brutalmente honestos comentarios de Vince Vaughn (Dodgeball), quien aquí encarna a un duro entrenador, con una actitud casi militar en su método de enseñanza: es un papel que, como vimos en Hacksaw Ridge, le sienta muy bien a Vaughn. Por ahí también está Dwayne “The Rock” Johnson para llenar de nostalgia a todo fan de la WWE y ponerte una sonrisa de oreja a oreja cuando ejecuta uno de sus clásicos discursos que tanta fama le dieron a finales de los 90’s.

Como un apasionado y obsesivo fan de la lucha profesional, por supuesto que presencié el meteórico ascenso de Paige por los rangos de la WWE y la vi semanalmente en mi televisión hablando, luchando y hasta creciendo emocionalmente por cerca de 4 años. Por ello, puedo considerarme experto en el tema y afirmar que Florence Pugh fue espectacular interpretando a la luchadora. Todo está ahí: el acento, su cadencia al hablar, sus expresiones faciales y lenguaje corporal. Yo nunca vi a Pugh… mi cerebro estaba viendo a Paige.

fighting-with-my-family-Pugh-Lowden

Y hablando de eso, voy a aprovechar para continuar predicando la palabra de Florence Pugh, quien estoy convencido está destinada a convertirse en la próxima gran estrella del cine mundial. En Lady Macbeth demostró una explosión cruda de talento, línea que continuó con Outlaw King y ahora, en un género totalmente distinto, Pugh se apropió magistralmente de un papel discretamente profundo. La joven británica muestra la dura coraza de una joven forjada en una familia de luchadores de bajos recursos… pero también maneja las inseguridades del personaje, así como el dolor derivado de estar lejos de su familia y de haber dejado atrás a su hermano, quien también compartía su sueño. Y además, tuvo que involucrarse físicamente para realizar toda la actividad luchística. Pugh logra balancear todo eso: la compras como una pateatraseros implacable, pero también como una frágil joven que extraña a su familia.

El complicado mundo de la lucha profesional es siempre difícil de interpretar y comprender; pero me parece que Stephen Merchant hizo un excepcional trabajo transmitiendo parte de la esencia que hace a la lucha un arte irreplicable. En la película se pone en despliegue el arduo trabajo requerido para llegar a destacarse en la industria, la complejidad que existe en contar historias a través del carácter físico y la importancia del carisma para unir todos esos elementos. Creo que una persona que no sepa nada sobre lucha, o que no tenga un gusto en ella, por lo menos saldrá respetando las exigencias que requiere.

Con un excelente guión y actuaciones centrales impecables, Luchando Con Mi Familia es una película para todos: aunque nunca hayas visto lucha, te podrás relacionar con esta historia de amor familiar, búsqueda de identidad y la persecución de sueños que por momento parecen imposibles.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,267FansLike
28,500FollowersFollow
11,182FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas